Arifureta v1 c6

Agradecimientos a Dreg00.


Behemot[1]

 

[“Traum” está en alemán, es Sueño]

* * *

A ambos lados del puente, varias formaciones mágicas que emitían luces carmesí aparecieron. El círculo mágico en el lado del pasillo era cerca de 10 metros. Los que estaban en las escaleras medían 1 metro, pero eran muy numerosos.

De los incontables y pequeños círculos mágicos salían monstruos, esqueletos portando espadas, llamados “Traum Soldier”[2]. Sus ojos emitían una luz igual al del círculo mágico, y centelleaba cuando observaban algo. 100 soldados Traum fueron invocados, y sus números iban en aumento.

Incluso habiendo tantos soldados esqueléticos en un lado, en el otro había una bestia que enloqueció el sensor de peligro de Hajime. De un círculo mágico de 10 metros, surgió un demonio cuadrúpedo del mismo tamaño con algún tipo de casco en su cabeza. Comparándolo con algún animal que Hajime conocía, diría que lo más cercano sería un Triceratops. Sin embargo, sus ojos irradiaban un color carmesí, y mientras sacudía sus afiladas garras y colmillos, las llamas se concentraban en los cuernos de su casco.

Meld susurró “Behemot”. En ese momento, la bestia respiró hondo y soltó un rugido ensordecedor.

“¡¡Gurua~a~aaaaaa!!”

“¿¡Tsu!?”

El rugido devolvió los sentidos a Meld, quien rápidamente comenzó a dar órdenes a todo el mundo.

” ¡Alan! ¡Guía a los estudiantes hacia las escaleras atravesando los soldados Traum! ¡Kyle, Ivan, Gale! ¡Os necesito para que extendáis la mejor barrera que podáis! ¡Paradlo! ¡Kouki, ve rápido hacia las escaleras!”

“¡Un momento Meld-san! ¡Ayudaremos también! ¿¡Ese monstruo dinosaurio es el más peligroso!? Vamos a…”

“¡Insensato! ¡Eso es un verdadero Behemot, con tu actual fuerza es imposible! Es un demonio del nivel 65. Hace mucho tiempo, el “Más poderoso” aventurero lo enfrentó y no pudo derrotarlo. ¡Date prisa y vete! ¡No puedo dejaros morir!”

Incluso la apariencia de Meld vaciló por un momento ante la intimidante criatura en frente de él. “¡No puedo solo abandonaros!” fue la respuesta de Kouki mientras se quedó parado. En el momento que Meld trató de razonar para que Kouki se retirase, el Behemot rugió y comenzó a cargar contra ellos. A este paso, los estudiantes que se estaban retirando serían aplastados.

Para prevenir eso, los poderosos militares de Hairihi crearon múltiples y potentes barreras.

“””Repele toda la malicia y la maldad, absoluta providencia del hijo de Dios, Santuario de Herein, No Pasarás, [Absolute Virtue]”””

La fórmula mágica para este hechizo estaba grabada en un papel de 2 m de la más alta calidad. El encantamiento requiere 4 fases para activarlo. 3 de los guerreros lo ejecutaron simultáneamente. La hemisférica barrera brilló de un color blanco puro que paró la carga del Behemot.

En el momento que el Behemot se estrelló contra la barrera, una onda de choque surgió entre ellos. Todo el puente se sacudió con la onda, y cualquier cosa bajo los pies de la bestia fue pulverizada. Los estudiantes en retirada gritaron y se cayeron ante el temblor creado.

Los soldados Traum eran monstruos que aparecían en el 38º nivel. Estaban varios puestos sobre cualquier cosa que se habían enfrentado. Los estudiantes entraron en pánico mientras eran atrapados entre el bestial demonio a sus espaldas, y el espeluznante ejército de esqueletos en la parte delantera.

Avanzaron imprudentemente sin mantener un orden hacia las escaleras. Alan trataba de calmarlos desesperadamente, pero nadie le escuchaba por el cercano terror. Una de las alumnas se cayó al ser empujada por atrás. Gimió mientras levantaba la cabeza, pero vio a un soldado Traum esgrimir su espada.

“Ah.”

El soldado blandió su espada hacia ella.

Ella pensó que moriría en ese momento, pero de repente algo se alzó a los pies del soldado Traum. Haciéndole perder su equilibrio y la trayectoria de la espada no golpeó a la chica, y terminó encajado en el suelo. Siguientemente, el terreno comenzó a moverse como una ola hacia el final del puente, atrapando todos los soldados Traum del camino, y empujando algunos a caer en el abismo.

2 metros fuera del borde del puente, estaba Hajime en una posición agachada y exhalando fuertemente. Estaba continuamente transmutando el suelo. Como un tobogán de tierra, los monstruos en el puente eran guiados a caer al abismo. Inconscientemente, su capacidad transmutando mejoró mucho, porque lo usaba constantemente. El rango de su transmutación también se incrementó.

Mientras se bebía una poción de maná, Hajime se acercó rápidamente a la chica caída, y la ayudó a levantarse. Y le habló a la paralizada chica con una sonrisa.

“Avanza rápidamente. Está todo bien, si observas con calma los esqueletos, verás que no son nada. Excepto yo, ¡todos sois muy poderosos!”

Hajime le dio una palmadita en la espalda con mucha confianza, y siguientemente ella le dio un rápido y energético “Gracias”.

Hajime destruyó los alrededores de los soldados Traum, los detuvo y se tomo ese momento para inspeccionar el campo de batalla. Todo el mundo estaba en estado de pánico, peleaban descuidadamente y sin pensar razonadamente. A este paso probablemente alguien moriría. Alan aún estaba tratando de organizarlos, pero no le estaba yendo bien. Más refuerzos enemigos aparecieron a través de nuevos círculos mágicos.

“¡Necesitamos a un fuerte líder que nos guíe, Amanokawa-kun!”

Hajime comenzó a correr hacia el grupo de Kouki.

El Behemot seguía cargando repetidamente contra la barrera. Poderosas ondas de choque se producían cada vez que colisionaba contra ella, y el puente crujió por la presión. Ya habían varias grietas en la barrera y era cuestión de tiempo antes de desaparecer. Meld también se unió para reforzar la barrera, pero era como dejar caer una gota de agua en un cubo.

“¡Mierda! ¡No podremos aguantar mucho más tiempo! ¡Date prisa y retírate Kouki! ¡Vosotros también!”

“¡No! ¡No os abandonaré! ¡Sobreviviremos a esto!”

“Ku, para ser tan egoísta en este momento…”

Meld reveló una cara amarga en la conversación. En un espacio tan estrecho sería muy difícil evitar el asalto del Behemot. Por lo tanto, la mejor opción era retirarse, ya que sin la barrera terminarían aplastados. Solo los más veteranos podían prever la situación, algo del que Kouki y su grupo no parecían comprender.

Meld les urgía a retirarse, pero con una muy resumida explicación de porque tenían que hacerlo. Kouki no lo aceptó y rechazaba tenerlos que “abandonar”. También porque Kouki deseaba enfrentarse al Behemot.

Podría ser que por su inmadura mente, se estuviera sobrestimando ciegamente por los elogios que recibía.

“¡Kouki! ¡Escucha lo que dice Meld y retírate!”

Shizuku entendió la situación y agarró su brazo como súplica.

“¡No es la primera vez que estás siendo irrazonable! ¡Te apoyaré!”

“¡Gracias Ryutaro!”

La declaración de Ryutaro sólo alimentó más la actitud de Kouki. Shizuku chasqueó su lengua ante esto.

“¡No te corrompas por la situación! ¡Bakamono!”

“Shizuku-chan”

Kaori estaba preocupada por la irritada Shizuku.

Un chico saltó en frente de Kouki.

“Amanokawa-kun”

“¿¡Na-Nagumo!?”

“¿¡Nagumo-kun!?”

Todos estaban sorprendidos por la seriedad de Hajime.

“¡Daos prisa y retiraros! ¡Tienes que ayudar a todos!”

“¿Por qué tan de repente? ¿Qué haces en este lugar? ¡Aquí no deberías estar! Déjanos esto a nosotros, Nagumo…”

“¿Esta es la situación para decir eso?”

Hajime reveló una inesperada fuerza en sus palabras que hizo a Kouki callar. Hasta ahora no había escuchado nunca a Hajime usar un tono tan grave. Siempre tenía una sonrisa, y comparándole ahora, era chocante.

“¿No puedes ver que está pasando? ¡Todo el mundo está en pánico porque han perdido a su líder!”

Hajime apunto hacia los estudiantes mientras con una mano agarraba del pecho a Kouki. En la dirección que apuntaba, habían compañeros confundidos y rodeados por soldados Traum. El entrenamiento que recibieron no lo estaban usando, y peleaban como podían. Ya que luchaban tan ineficientemente estaban siendo abrumados ante los refuerzos. Aunque sus altos estados los protejan por ahora, pronto dejaran de importar.

“¡Necesitamos un ataque que pueda atravesarlos! ¡Un poder que elimine el miedo que les invade! ¡Y tú tienes tal poder! ¡No te quedes mirando siempre al frente, observa lo que tienes detrás también!”

Paralizado por ver sus compañeros en caos, el tembloroso Kouki asintió a sus palabras.

“¡Entiendo! Iré inmediatamente. ¡Perdón Meld-san!”

“¡Ve!”

En el momento que vio a Kouki aceptar retirarse, la barrera se desvaneció ante el furioso ataque del Behemot. La furiosa onda de choque causada por la destrucción de la barrera se dirigió hacia Hajime y los demás. Hajime rápidamente saltó al frente y transmuto una muralla, pero fue fácilmente destruida. Parecía haber debilitado la onda. El polvo se sacudió violentamente con el bramido rugido del Behemot.

En el suelo estaban Meld y sus soldados gimiendo. Sus cuerpos recibieron el daño de la onda de choque, y no podían moverse. Kouki y su grupo cayeron, pero rápidamente se recuperaron. La muralla de Hajime fue útil para quienes estaban detrás de Meld.

“Ryutaro, Shizuku ¿podéis conseguirme algo de tiempo?”

Aun estando algo heridos, ambos aceptaron la solicitud de Kouki y avanzaron. Ya que Meld había sido noqueado, ellos tenían que hacer algo.

“¡Haré lo que pueda!”

“¡De alguna manera lo conseguiré!”

Ambos cargaron contra el Behemot.

“Kaori, comienza a curar a Meld y sus hombres.”

“Okay.”

Kaori rápidamente comenzó a tratarlos. Hajime ya estaba al lado de Meld, y transmutó una muralla de piedra para prevenir que los efectos de la batalla los alcancen. Aunque se veía inútil en batalla, era mejor que nada.

Kouki se concentró y comenzó a conjurar para realizar su mejor habilidad.

“¡Voluntad divina! ¡Elimina todo los demonios con tu luz! ¡El aliento de Dios! ¡Aparta las ominosas nubes y purifica este mundo! ¡ La misericordia de Dios! ¡Perdona todos los pecados con este ataque! ¡[Heaven’s Might]!”

Una aurora brotó de la “Santa Espada” tras el conjuro. La habilidad era similar a [Soaring Flash], pero su poder estaba a un nivel completamente diferente. Creó un formón[3] sobre el puente, y lo disparó contra el Behemot mientras sacudía el puente con su poder. Ryutaro y Shizuku ya estaban fuera de peligro tras el encantamiento. Sin embargo, tras pelear contra el Behemot ya estaban hechos jirones. Para haber sufrido tan considerable cantidad de daño en poco tiempo.

El bombardeo de luz impactó directamente en el Behemot. La luz del hechizo iluminó todo el área de impacto sobre el demonio, y un terremoto retumbó en todo el puente, creando grietas por toda su superficie.

“Si es esto… Ha-a Ha-a”

“¿Eso lo ha conseguido?”

“Espero que sí.”

Ryutaro y Shizuku volvieron al lado de Kouki, que respiraba dificultosamente tras haber usado tal cantidad de magia. Esta habilidad era su as bajo la manga, y casi toda su magia fue utilizada para alimentarla. Kaori terminó de tratar a los caídos soldados y Meld estaba tratando de levantarse.

Cuando la luz y el polvo se dispersaron…

Ahí estaba, el ileso Behemot.

La bestia enviaba una fúnebre mirada hacia Kouki y gruñó. Levantó su cabeza y los cuernos empezaron a brillar de un rojo vivo con un gran ruido. Magma, esa palabra describe perfectamente cómo se veía el casco del Behemot.

“¡No os quedéis parados! ¡Moveros!”

El grito de Meld les ayudó a recuperar sus sentidos y empezaron a moverse. El Behemot cargó inmediatamente con su nuevo y potenciado casco, cómo si un meteorito tratase de impactar contra a Kouki.

Incluso si pudieran ser capaces de esquivarlo, saltando hacia un lado, la onda de choque causado por el impacto los despediría hacia fuera. Cuando sus cuerpos pararon de rodar, tenían heridas por todo su cuerpo. Meld finalmente recupero su movilidad y cargó contra él. Los demás caballeros aún estaban siendo tratados por Kaori. Apoyándose, el Behemot sacó su incrustada cabeza.

“¿Podés moveros chicos?”

Recibió quejidos como respuesta, probablemente estaban paralizados de nuevo por la onda de choque producido por el Behemot. Los daños internos parecían ser graves.

Meld llamó a Kaori, mientras la estaba buscando su vista encontró a Hajime.

“¡Bozu[4]! ¡Toma a Kaori, llevate a Kouki y retírate!”

Para Meld quien daba este tipo de orden a Hajime, pensó que sólo sería capaz de llevarse a Kouki. Las instrucciones indicaban eso, ya que nadie más podría escapar. Meld apretó sus dientes y preparó su escudo, eligió arriesgar su vida en esta peligrosa situación para contener a la bestia.

Ante el desesperado momento de Meld, Hajime hizo una sugestión. Este método puede ser la única manera de que todos fuesen salvados. Sin embargo, las probabilidades de que sucedan eran muy bajas, además de que Hajime estaría en la más peligrosa posición.

Meld dudó, pero el Behemot ya estaba preparado para atacar. Su casco comenzó a crepitar de un caliente rojo. No había tiempo.

“¿Vas a hacerlo?”

“¡Lo haré!”

Meld se fijó en su confiada mirada, y no pudo contener su sonrisa.

“No puedo creer que confíe esto en ti, seguramente iré a salvarte. ¡Te lo dejo a ti!”

“¡Hai!”

Meld avanzó hacia el Behemot y soltó una simple magia para provocarle. La criatura tenía el hábito de cargar contra quien te atacaba en ese momento. Hombre y Bestia se miraron el uno al otro.

Cuando el casco terminó de inflamarse, cargó y saltó. Meld se quedo quito y listo, intentando provocarle hasta el último momento, y una pequeño encantamiento se pudo escuchar.

“¡Ráfaga [Wind Wall]!”

Retrocedió al mismo tiempo que conjuraba. Como un cometa, el Behemot aterrizó en la zona donde antes estaba Meld parado. La [Wind Wall] fue capaz de desviar la onda de choque y los escombros del impacto. Ya que era un simple ataque, fue capaz de esquivarlo. Si estuviese protegiendo a Kouki habría sido totalmente aniquilado.

De nuevo, la cabeza del Behemot se quedó atascado. Hajime avanzó hacia, pero los restos ardientes quemaron le quemaron. Aguantó el dolor y comenzó en encantamiento. No puede realmente considerarse un conjuro ya que sólo mencionó el nombre del hechizo.

“Transmutar.”

El movimiento del Behemot para extraer su cabeza de la roca fue frenado, ya que sus inmediaciones estaban enterrando su cabeza. Sin importar cuanta roca destruya para intentar liberarse, Hajime lo estaba reparando con su transmutación. Apoyándose en sus piernas, el Behemot estaba forcejeando bruscamente, pero Hajime seguía transmutando roca. Constantemente endurecía y transmutaba la roca hasta finalmente hundir la bestia 1 metro en roca. El poder del Behemot era tan aterrador que producía grietas y trataría de escaparse, si fallaba por un momento. Para prevenir esto, Hajime no dejaba de continuamente transmutar, mientras observaba como el Behemot trataba de luchar por su libertad con su cabeza enterrada en el subsuelo. Cualquiera vería a la bestia burlonamente.

Mientras tanto, Kaori y los recuperados caballeros se reunían y llevaban al grupo de Kouki. En el otro lado abarrotado con soldados Traum, los estudiantes recuperaron un poco de su serenidad y empezaron a cooperar entre ellos. Se recuperaron gracias a la chica que Hajime salvó antes. Una simple contribución de Hajime.

“¡Esperad! Aún queda Nagumo-kun.”

Kaori protestó a Meld quien se estaba retirando.

“¡Este es el plan! ¡Iremos a eliminar a los soldados y crear una zona segura para nosotros, y después bombardearemos a la bestia con magia! ¡Claro que le permitiremos retroceder también! Puede retirarse mientras nuestra lluvia de magia lo mantiene en ese lugar, así nos retiraremos al nivel superior.”

“Pues me quedaré y le ayudaré!”

“¡No es posible! ¡Tu curación es necesaria para apoyar a Kouki mientras nos retiramos!”

“¡Pero!”

Meld gritó a la protesta de Kaori.

“¡No dejes que sus esfuerzos sean en vano!”

“¿¡Tsu!?”

Incluyendo a Meld, el otro con el mayor poder era sin duda Kouki. Si ella no utilizaba efectivamente su magia curativa, eventualmente perderán poder para parar al Behemot. Este era él porque tenía que unirse al grupo en retirada. No tenían tiempo para curarle y retrasar al grupo, de lo contrario Hajime se quedaría sin magia para contener al Behemot.

“¡Aliento de los cielos, llena hasta el borde, purifica y cura, [Heaven’s Blessing]!”

Aún queriendo llorar, continuó con el encantamiento. Una pálida luz engulló a Kouki. La restauradora propiedad de su magia curó su cuerpo y sus heridas al mismo tiempo que lo envolvía. Meld apoyó su mano en el hombro de Kaori y asintió, ella asintió como respuesta. De nuevo, Kaori se giró para observar la escena de Hajime transmutando contra el Behemot. Todos comenzaron a retirarse tras eso.

El número de soldados Traum seguían incrementando. Actualmente son unos 200, y copaban todos los escalones de la escalera al lado del puente. Pero en un sentido era algo bueno. Si hubiese una brecha, los estudiantes tratarían de abrirse paso por ella, pero su falta de experiencia los llevaría a ser rodeados y asesinados. Era un buen número, para los estudiantes que estuvieron en problemas con los anteriores 100.

Con suerte, no hubo ninguna muerte, gracias a al trabajo de los caballeros quienes los protegían. No era una exageración decir que estaban desesperadamente cubriendo las vidas de los estudiantes. Esto se traducía en la cantidad de heridas que recibían.

Si perdían la ayuda de los caballeros, con el aumento del pánico entre los estudiantes y su falta de conocimiento por la magia que creaba tantas criaturas, caerían en pocos minutos.

La desesperación afectó a quienes se dieron cuenta. El grupo que cooperaba con la chica, salvada por Hajime, peleaba valientemente, pero sus rostros revelaban que estaban en sus límites. Cuando pensaron que ya habían perdido…

“¡[Soaring Flash]!”

Una pura hoja blanca explotó en el centro de los soldados Traum. Los soldados cercanos a los bordes del puente fueron despedidos al abismo. Tras el corte, los restantes soldados llenaron el espacio que fue creada por la habilidad. Seguramente vieron las escaleras hacia los niveles superiores. Deseaban verlo, pero fue cubierto por un mar de espadas.

“¡Todo el mundo! ¡No os rindáis, abriré un camino!”

Soltó esas líneas tras atravesar con [Soaring Flash] a los enemigos. Los estudiantes se energizaron con el carisma desplegado por Kouki.

“¿Qué habéis estado haciendo todo este tiempo? ¡Recordad vuestro entrenamiento y comenzad a cooperar con cada uno! ¡Idiotas!”

El líder, en quien todos confiaban, liberó un ataque que no era inferior a [Soaring Flash] a los enemigos. La sensación de seguridad volvió a su voz. Su cuerpo, lleno con poder, aclaró su mente. La magia de Kaori estaba haciendo su trabajo, la magia para calmar la mente. La magia sólo se utilizaba para relajarse, pero combinado con el desempeño de Kouki, era súper efectiva.

Cualquiera con aptitud para sanar, comenzó a curar a todos. La gente con alta aptitud para la magia se reunió en retaguardia y comenzaron con sus conjuros. La vanguardia formó una firme fila, y avanzó progresivamente poniendo énfasis a la protección de la retaguardia.

Los caballeros recuperados se unieron a ellos, y la oportunidad para el contraataque apareció. La poderosa clase comenzó a utilizar artes marciales y magia, descendiendo sobre sus enemigos como una creciente ola. Los monstruos caían más rápidamente de lo que aparecían de los círculos mágicos.

Pronto, un camino hacia las escaleras se abrió.

“¡Todos avanzad! ¡Necesitamos asegurar las escaleras!”

Kouki comenzó a correr tan pronto como gritó. La recuperada Shizuku y Ryutaro acompañaron a Kouki en la carga, cortaron a los soldados Traum que los rodeaban como un cuchillo caliente a través de mantequilla. Finalmente destruyeron el asedio. Kouki rápidamente convocó su magia para prevenir que el espacio creado desde el puente rellenado por soldados.

Los compañeros observaban dudosamente. Ya que enfrente de las escaleras, ellos naturalmente querían rápidamente ponerse a salvo.

“¡Esperad todos! ¡Aún tenemos que salvar a Nagumo-kun! ¡Sólo por él mismo ha estado conteniendo ese demonio!”

La clase de Kaori se llenó de muy dubitativas expresiones. Todos pensaban que era imposible ya que entendían que él era inútil. Cuando los perplejos compañeros miraron hacia el puente, vieron a Hajime ahí.

“¿Qué está haciendo?”

“¡Ese demonio está enterrado!”

Meld respondió a las preguntas que tenían los estudiantes.

“¡Es verdad! ¡Era para parar la bestia y que pudiéramos escapar! ¡Vanguardia, no dejes que ningún soldado se acerque! ¡Retaguardia, preparad vuestros magia de largo alcance! ¡Él está a punto de quedarse sin magia, y nosotros tenemos que ayudarse a retirarse mientras bombardeamos al Behemot!”

Los estudiantes se prepararon cuando la voz resonó entre ellos. Había gente mirando con pesar las escaleras. No es de extrañar, ya que acaban de experimentar una experiencia cercana a la muerte. Naturalmente querían rápidamente ponerse a salvo lo antes posible. Sin embargo, cuando Meld gritó furiosamente que se apresurasen, volvieron al campo de batalla.

Entre ellos estaba Hiyama Daisuke. Aunque se imaginaba ser de lo mejor, en realidad estaba muy asustado, y sólo quería huir lo más rápido posible.

En ese momento, la escena de ese día apareció en su mente. Era ayer cuando se quedaron en Horlad. Estaban abrumado por la ansiedad que no podía dormir adecuadamente, salió a tomar algo de aire, y después se dirigió a los baños. La fresca brisa lo relajó, y cuando volvía a su cuarto vio algo. En el camino vio a Kaori en su negligé. Era la primera vez que la había visto con esa apariencia e instintivamente se ocultó y contuvo su respiración. Kaori pasó sin notarle.

Daisuke estaba interesado y la siguió, hasta que se paró en frente de una cierta habitación y llamó. Quien respondió a la puerta fue… Hajime. La mente de Hiyama se puso en blanco. Le gustaba Kaori, sin embargo pensaba que no era suficiente bueno para ella. Comparándose con Kouki, se sentía en otra liga y se rindió.

Pero Hajime era diferente, Daisuke pensaba muy malamente de él. Por eso cuando vio a Hajime en presencia de Kaori fue extraño. Pensó que en ese caso ¿por qué él no podría? Daisuke escuchó cada palabra de su mente, ¿estaba bien? Hiyama pensó y pensó seriamente. Su descontento ante Hajime seguía aumentando como siempre, y se transformó en odio. Cuando vio a Kaori maravillada con el Grantz Crystal, él probablemente fue controlado por esos sentimientos.

Hiyama lo recordó todo. Viendo a Hajime que estaba conteniendo al Behemot por él mismo, y a Kaori observándole preocupadamente, incluso rezando por él… una oscura sonrisa surgió en el rostro de Daisuke.

Hajime sentía como se le terminaba su maná, y también se le terminaron todas las pociones. Rápidamente inspeccionó sus inmediaciones y notó que todos se habían retirado. Las filas se formaron y los encantamientos se estaban preparando para la última parte del plan.

El Behemot seguía forcejeando, a este paso le quedarían algunos segundos, si dejaba de transmutar. Mientras tanto, tenía que ganar algo de distancia. Una gota de sudor entró en sus ojos. Hajime nunca había estado en este tipo de situación, que causaba que su corazón latiese tan fuertemente que podía escucharlo. El tiempo iba a ser importante aquí.

Docenas de grietas se formaron en las restricciones que mantenían al Behemot, y estaban fallando en contenerlo. En ese mismo momento, Hajime comenzó a esprintar.

5 segundos después de que Hajime huyese, el Behemot se liberó completamente y rugió. La rabia presente en sus ojos podía comprenderse. Rápidamente, su visión buscó a su acérrimo enemigo y encontró a Hajime. El Behemot rugió de nuevo con ira, y concentró su fuerza en las piernas para perseguir a Hajime.

Sin embargo, una lluvia de magia lo frenó.

Como estrellas fugaces iluminando el oscuro cielo, incontables hechizos coloridos bombardearon al Behemot. No había ningún daño, pero la fuerza le prevenía avanzar.

Hajime bajó su cabeza y aceleró con cuidado de no caer. Con todos los letales conjuros que sobrevolaban su cabeza, Hajime no estaba atemorizado por su vida. No había ninguna manera de que esos tramposos pudiesen fallar. La distancia entre él y el Behemot era de unos 30 metros.

Hajime se relajó ante eso.

Sin embargo, un suceso de pronto lo paralizó.

Un [Fireball] de entre la interminable corriente de hechizos se desvió ligeramente y se dirigía a él. Este estaba claramente apuntado hacia él.

(¿¡Por qué!?)

Desconcierto y dudas, todo esto recorrió su cerebro y lo consternó.

Hajime se deslizó, y se preparó cuando la [Fireball] impactó justo enfrente de sus ojos. Fue arrojado hacia atrás debido a la onda de choque. No recibió mucho daño debido a que fue capaz de evitar un impacto directo, pero perdió sus sentidos y su equilibrio. Un conducto semicircular[5] parecía haber sido dañado.

Permanecer de pie era algo difícil porque se sentía mareado. El Behemot no iba a caer solo. Cuando Hajime se levantó, la bestia rugió de nuevo. Hajime observó perplejo a los penetrantes ojos de la bestia. Por tercera vez sus cuernos brillaron y se abalanzó hacia Hajime.

Inestable cabeza, visión borrosa, Behemot avecinándose, gritos de impaciencia y chillidos de sus compañeros en la distancia.

Hajime trató desesperadamente de reunir fuerzas para saltar, pero un furioso impacto desgarró completamente el puente, sacudido por la fuerza del ataque del Behemot. Grietas comenzaron a aparecer desde el epicentro, y el puente se resquebrajó.

Finalmente, tras todo el castigo, el puente colapsó.

El puente que había alcanzado su límite, se soltó.

“¡Guaaa!”

El Behemot daba zarpazos desesperadamente por encontrar un lugar al que agarrarse. Sin embargo incluso el suelo que unía el puente colapsó y cayó al abismo. Agonizantes aullidos se podían escuchar del Behemot.

Hajime se agarró como pudo para escapar, sin embargo cualquier lugar del que se mantenía colapsaba.

“Ah, esto no es bueno…”

Mientras pensaba en eso, dirigió su mirada hacia sus compañeros. Vio a Shizuku y a Kouki conteniendo a Kaori, como si quisiera saltar tras él. Sus compañeros estaban pálidos, y tenían sus manos sobre sus ojos o tapándose la boca. Meld y los caballeros tenían una mortificante expresión en sus rostros.

La estructura que sujetaba a Hajime finalmente se desmoronó, y cayó de espaldas en el oscuro abismo mientras intentaba agarrarse a la luz que desaparecía.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1. Behemot, buscadlo en wiki, es una criatura parecida a un hipopótamo con un cedro por cola…
2. “Traum Soldiers”, le quedaría bien Soldado del Trauma, o Traumático Soldado.
3. Dice “gouge” = gubia o formón, y después “it paved” pavimentó, o lo creó sobre el puente.
4. “Bozu” ¿monje? Tal vez quiera decir chico.
5. Los conductos semicirculares son estructuras óseo-piloso-tubular asociado al oído y clasificado en algunas fuentes como el órgano del equilibrio. Más información en la wiki.

5 Responses to Arifureta v1 c6

  1. Diego Romero says:

    gracias por la traduccion

    Like

  2. Ives says:

    Muchas gracias por la traducción

    Like

  3. ivaannom says:

    Con lo de Bozu 坊主 se refiere a chico aunque también significa monje😄

    Like

  4. Darlin Abreu says:

    gracias por el cap

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s