Arifureta v1 c8

Agradecimientos a Dreg00.


Abismo

 

Advertencia de gore.

* * *

Zaa~ el sonido del agua fluyendo. Una fría brisa raspó sus mejillas y causó que temblase. Había una sólida sensación en contacto con su cara, y un escalofrío penetró su partes bajas. Hajime soltó un gemido mientras se ponía en movimiento.

Ausentemente, se esforzó para sentarse erguido mientras se retorcía todo su cuerpo tiritando de dolor.

“Ow, Esto es… De verdad voy…”

Aguantando su inestable cabeza con una mano, inspeccionó sus alrededores mientras recordaba lo que había pasado. Aunque sus inmediaciones estaban en penumbra, no estaba cegado por la oscuridad gracias al esplendor de las piedras de luz verdes. En frente de Hajime, había un río de unos 5 metros de anchura, y parte de su cuerpo estaba sumergido dentro. La parte superior de su cuerpo parecía haber sido capturado y encajado entre las rocas que sobresalían en los laterales del río.

“Yeah… Caí del puente destruido… Por lo tanto…”

Su mente, que seguía nublada por una niebla, finalmente comenzaba a funcionar de nuevo. Hajime seguramente había sobrevivido a la caída de pura suerte. En medio de su caída se encontró con un saliente del que brotaba mucha agua. Habían interminables cascadas, y una de ellas se llevó a Hajime, hasta que poco a poco fue empujado hacia una pared, y al final del todo, fue lanzado por un túnel que parecía un tobogán de agua. Fue un milagro increíble. Hajime se golpeo la cabeza y perdió la consciencia, cuando estaba saliendo despedido del túnel. Personalmente, Hajime no reconocía que tal milagro le hubiera ocurrido.

“De cualquier manera, fui salvado… ¡Achoo! H-hace frío.”

Estuvo sumergido en las frías aguas subterráneas todo este tiempo, y por esto todo su cuerpo estaba helado. Hajime se movió rápidamente, porque a este paso había la posibilidad de que pillase una hipotermia. Temblando y tiritando se quitó la ropa y la estrujó.

Usando su transmutación creó una hoja de papel, y en la dura roca del suelo, empezó a grabar un círculo de transmutación.

“Hace demasiado frío para concentrarse…”

El quería la magia [Spark], un simple hechizo que incluso un niño podría hacer con una formación mágica de 10 cm. En ese momento, no habían piedras mágicas que aumentasen la eficiencia de su magia, y Hajime las necesitaba porque tenía cero de aptitud para la magia. Tendría que hacer una complicada fórmula que sería de 1 metro de diámetro para emitir ese [Spark]. Tras 10 minutos fue capaz de finalizar la formación mágica y comenzó a conjurar para activarlo.

“Busco fuego. El poder de la luz, manifiéstate, [Spark]… ¿Por qué se necesita un exagerado encantamiento para crear una simple llama? Qué vergüenza… Ha-a.”

El suspiro parece haberse convertido en un hábito recientemente. Aún así, invocó una llama del tamaño de un puño y se reconfortó con su calor. Puso sus ropas a un lado cerca de las llamas para secarlas.

“Me pregunto donde estaré… Pienso que he caído desde una gran altura… ¿Puedo volver?”

Calentándose con la llama, pudo sentir como se calmaba. Progresivamente la ansiedad comenzó a saturar su corazón. Hajime realmente quiso llorar y las lágrimas se empezaron a acumular en sus ojos, pero lo soportó, porque si comenzaba a llorar se desmoronaría. Secó sus lágrimas y se golpeó en las mejillas.

“No hay más remedio, tengo que encontrar el camino de vuelta. Está bien, estoy seguro de que todo irá bien.”

Tras murmurarse unos ánimos, el rostro de Hajime adquirió determinación, y todo mientras observaba las llamas.

Tras 20 minutos sus ropas estaban secas y calientes, y Hajime decidió moverse. No estaba seguro de en cual nivel estaba, pero seguramente seguía dentro de la mazmorra. Tampoco sería extraño encontrar criaturas al acecho, por lo que procedió a caminar con cuidado dentro del enorme pasillo que se abre a las profundidades.

El pasaje por donde pasaba Hajime parecía una cueva. En vez de un pasillo bajo, tenía rocas, protuberancias en muchos lugares, y hacía complicados serpenteos. Era similar a la última sala del 20º piso, solo que la única diferencia era el tamaño. El enmarañado pasaje de 20 m de diámetro estaba lleno de obstáculos, y en espacios más cerrados solo tenía 10 m de diámetro. Aunque no era un camino fácil por el cual pasar, habían un montón de lugares para esconderse, y Hajime avanzó sigilosamente de un escondite a otro.

Se preguntó cuánto había avanzado. Hajime comenzó a sentirse cansado, pero llegó a su primera intersección. Un enorme cruce apareció delante. Escondido detrás del peñasco estaba Hajime, y se preguntaba cual camino debería elegir.

Se tomó un momento para pensárselo. Pero vio algo moverse por el rabillo de su ojo, y rápidamente se escondió tras la roca. Silenciosamente sacó su cabeza y miró. Desde el pasaje recto que había delante, una bola de pelaje blanco saltó a su vista. Tenía largas orejas y parecía un conejo. Sin embargo, tenía el tamaño de un perro mediano y sus patas traseras eran fuertes y musculosas. El “conejo” también tenía muchas líneas de color rojo oscuro sobre todo su cuerpo como si fueran vasos sanguíneos, y estas palpitaban como un corazón. Era muy perturbador.

Claramente era un peligroso demonio. Hajime decidió avanzar por sus laterales en vez de ir recto, ya que no podía ser capaz de proceder debido al “conejo” que había cerca. Hajime mantuvo su respiración y esperó una oportunidad para moverse. Pero en ese momento el conejo se giró y comenzó a olfatear el suelo. ¡Ahora mismo! Trató de moverse.

El conejo pareció reaccionar a eso y rápidamente se enderezó para ponerse de pie. Sus vigilantes oídos se movían.

(¡Mierda! ¿M-me ha descubierto? ¿E-estoy a salvo?)

Se aferró con su cuerpo al peñasco para ocultarse, y trató de controlar su ruidoso corazón. Esos agudos oídos parecían ser capaces de captar los latidos de su corazón, y un frío sudor surgió con ese pensamiento.

Por suerte, el conejo estaba en alerta por una diferente razón.

“¡Guru~ua!”

Un demonio lobo con el pelaje blanco apareció y gruñó al conejo. El lobo blanco tenía dos colas y un tamaño cercano al de un gran dogo. Al igual que el conejo, el lobo también tenía las mismas palpitantes líneas de color rojo oscuro sobre todo su cuerpo. Después de que apareciese ese lobo, dos más saltaron de detrás de otras rocas y se le unieron.

Hajime asomó su cabeza y observó la situación. Sin importar como lo mires, los lobos iban a cazar a conejo-chan (aunque no era lo suficiente mono para adjuntar el chan). Con la confusión Hajime se levantó más[1]. Sin embargo…

“¡Kyu!”

Un lindo gritó se le escapó y saltó al aire rotando. El conejo dio una patada giratoria con sus potentes piernas y golpeó al primer lobo.

-Dopan-

La patada generó un sonido que parecía imposible. Conejo-chan acertó una limpia patada en la cabeza del lobo.

-Gogya-

Hubo un resonante eco y Hajime podía ver que el cuello del lobo se había doblado en otra dirección.

Hajime se puso rígido con esa demostración. Usando la fuerza centrífuga de la patada giratoria, el conejo siguió girando hasta que acabó del revés, y con una patada al aire cayó al suelo como un meteorito. Giro sobre si mismo perpendicularmente justo antes de aterrizar para poder dar un potente talonazo al lobo más cercano de su punto de aterrizaje.

-Begya-

Las cabezas de ambos lobos fueron pulverizados, sin ni siquiera tener la oportunidad de soltar un grito de muerte. Otros dos lobos saltaron sobre el conejo cuanto aterrizó. Hajime pensó que en ese momento el conejo perdería. El conejo fue capaz de mantenerse sobre una sola mano mientras giraba sus piernas como si hiciese breakdance. Los lobos que se lanzaron fueron golpeados por el tornado de patadas giratorias. La sangré salpicó las paredes y sus cuerpos fueron apartados[2].

El último lobo rizó sus colas mientras gruñía. Las colas comenzaron a descargar electricidad. Estaba tratando de emitir su magia especial.

“¡Guru-ua!”

Un relámpago voló hacia el conejo con el gruñido. El rayo se acerco a gran velocidad, pero el conejo lo evitó espléndidamente mientras realizaba pasos en zigzag. Cuando la electricidad se disipó, el conejo dio una precisa patada con un salto mortal en las fauces del lobo. La patada despidió al lobo y aterrizó en el suelo de espaldas y torcido. Parecía que le había roto el cuello con tal fuerza.

“¡Kyu!”

¿Un grito de victoria? El conejo levantó sus patas superiores y se rascó sus orejas.

“Mami, dime que esto es broma.”

Siguiendo rígido, Hajime solo podía revelar una amarga sonrisa. ¿No es esto peligroso? El soldado Traum que dio problemas a los estudiantes se veía como un juguete comparándolo con este conejo. Este podía ser más fuerte que el Behemot, quien solo podía hacer simples[3] ataques.

Sabía que si fuese pillado sería una muerte segura, y este inquietante pensamiento le hizo dar un paso en falso inconscientemente. Eso fue un error.

-Karan [Golpecito]

El ruido resonó por toda la cueva. Hajime había pateado un guijarro cercano a él que cayó y creó el sonido[4]. El grave error tan cliché. Un torrente de sudor frío inundó su rostro. El conejo giró su cabeza como si fuera una máquina no engrasada[5].

Hajime fue definitivamente descubierto.

Sus ojos rubíes se estrecharon cuando vio a Hajime. Él se quedo congelado como una rana aterrorizada por una serpiente. La alarma se propagó por su mente y su alma le pedía salir corriendo por su vida, pero su cuerpo no le respondía.

Finalmente, el conejo que solo había estado observando a Hajime con su cabeza, volvió su cuerpo hacia él, y comenzó a concentrar energía en sus piernas.

“¡Ya viene!”

Instintivamente lo sabía. El demonio conejo salió disparado, avanzando a una absurda velocidad que dejaba imágenes residuales tras él.

Cuando se dio cuenta, salto hacia un lado con todas sus fuerzas.

El lugar donde estaba explotó como si un cañonazo le hubiese impactado. La detonación arrancó el suelo. Hajime rodó mientras la tierra retumbaba, y paró de espaldas al suelo. Se había retirado del epicentro con un pálido rostro.

Lentamente se levantó el conejo con desidia[6], y después continuó con su ataque. Hajime apresuradamente construyó una pared de roca con su transmutación. La rocosa pared se encontró con la patada del conejo, y esta simplemente la atravesó. Por puro reflejo se protegió con su brazo izquierdo, ya que gracias a eso su cara no fue machacada, pero el impacto le lanzó contra el suelo. El dolor corrió por todo su brazo izquierdo cuando se recuperó del golpe.

“Augh”

Cuando vio su antebrazo, estaba roto y doblado en un divertido ángulo. Parecía totalmente aplastado. Busco desesperadamente al conejo, agazapado por el dolor. Encontró al conejo caminando con tranquilidad, una actitud muy diferente de la anterior. Puede que sea por su imaginación, pero sus ojos le miraban fijamente con indulgencia[7], como si se divirtiese molestándole.

Ya que estaba de espaldas, no podía retirarse, y el conejo estaba de pie enfrente de Hajime, observándole con desprecio como si fuese un gusano arrastrándose por la tierra. El conejo levantó su pie luciéndolo.

(… Me pregunto si aquí terminada todo…)

La desesperación asaltó a Hajime, se rindió con una aturdida expresión mientras contemplaba el pie del conejo. Consiguientemente la terrorífica patada fue accionada.

Hajime cerró los ojos horrorizado ante la inminente muerte.

* * *

No importa cuánto tiempo pasase, el esperado golpe de gracia nunca llegó. Con miedo abrió los ojos, y delante de su cara estaba el pie del conejo. La patada se paró justo antes de que impactase. No puede ser, ¿aún seguía jugando con él para tratar de infundirle más tormento? Sin embargo, Hajime se dio cuenta cuando observó detenidamente, el conejo estaba temblando.

(¿Q-qué? Porqué está temblando… parece asustado…)

No, no “parece”, está realmente aterrorizado. Hajime trató de huir por el pasillo derecho, pero vio a un nuevo demonio.

Enorme, era la palabra que podía describirlo. La bestia medía 2 metros y todo su cuerpo estaba cubierto en un blanco pelaje. Al igual que otros demonios que se había encontrado, este tenía también las palpitantes líneas de color rojo oscuro que envolvían su cuerpo. Si pudiese compararlo con otro animal, sería el oso. Pero una de las diferencias era que su brazo se extendía hasta sus pies, y sus manos poseían 3 garras sobresaliendo de al menos 30 cm.

Este ya estaba observando a su presa, antes de que se diese cuenta de que el oso estaba cerca. El silencio rodeo toda el área. Tanto Hajime como el conejo estaban congelados y no podían moverse. No, no se moverían al igual como estaba Hajime. La terrorífica mirada del oso los paró.

“…Gururu.”

El oso gruño cansado de la situación.

“¡Tsu!”

Esto causó que el conejo volviese a la realidad. Raudamente se giró e instantáneamente huyó a máxima velocidad. Toda la celeridad que usaba para machacar a sus enemigos estaba siendo utilizada para escapar. Lástima que fuese en vano.

Con una aceleración que no complementaba su tamaño, el oso apuntó con sus afiladas garras al conejo. Este usó su agilidad para girar su cuerpo y evitar el impacto. Hajime estaba convencido de que las garras del oso habían fallado, y vio como el conejo terminaba de esquivarlo.

Cuando este aterrizo, comenzó a sangrar por los múltiples cortes que aparecieron en su cuerpo. Más y más sangre brotaba de sus heridas hasta que Hajime notó que su cuerpo no seguía entero. El conejo se dividió en varias piezas que se separaron en distintas direcciones, y una fuente de sangre surgió cuando la mayor sección se separó.

El espectáculo gore disgustó a Hajime. El poderoso demonio conejo fue derrotado fácilmente sin que pudiese hacer nada. Ahora sabía porque estaba tan aterrorizado. El oso demoníaco era extraordinario, podría destruir a cualquier persona que Hajime conociese.

Moviendo pesadamente[8] su enorme cuerpo, el oso se acercó al fresco cuerpo. Sonidos de como se atiborraba podían escucharse.

Hajime no podía moverse. Los ojos de la bestia inmovilizaron a Hajime que seguía consumido por el miedo.

Nada quedó del conejo después que el oso diese 3 bocados de él. Se giró y gruñó a Hajime. Los ojos de la bestia lo decían todo, “Tú serás el siguiente.”

Ante los fríos ojos del depredados, todo lo que podía hacer es desesperarse.

“Uwaaa-” [¡Ah!]

Hajime corrió en dirección opuesta al oso mientras gritaba alocadamente y olvidó que tenía su brazo roto.

Si algo como el conejo no pudo escapar, tampoco podría hacerlo Hajime. El viento aulló y notó un agónico dolor estallar por su cuerpo, mientras chocaba contra la pared.

“¡Gah!”

El impacto liberó todo el aire de sus pulmones. Se deslizó por la pared hasta colapsar en un ataque de tos. Hajime estaba convulsionando por el impacto, pero siguió manteniendo sus ojos en el oso, y vio como estaba masticando algo.

¿Qué coño estaba masticando? El conejo ya había sido devorado. De alguna forma el brazo que estaba masticando era muy familia. Hajime estaba confundido por eso, porque notaba lo ligero que era su lado izquierdo. Para ser precisos, su brazo izquierdo…

“¿A-are?” [¿Qué?]

El rostro de Hajime se endureció. ¿Por qué no estaba su brazo? ¿Por qué brotaba sangre? Estaba confuso. Hajime no podía encontrar sentido a que había pasado. La realidad finalmente le golpeó, el dolor le recordó que este no era un sueño.

“¡¡¡¡Ahhhhhhh!!!!”

Su  chillido resonó por todo el pasillo. Todo bajo su codo izquierdo había desaparecido.

La bestia aún tenía su [Special Magic]. Sus tres garras podían crear hojas de viento que se extendían hasta 30 cm. Si lo piensas detenidamente, es afortunado perder solo un brazo. El oso estaba jugando con Hajime, que se estaba planteando su suerte. Considerando que el conejo había sido consumido con rapidez.

Después de que terminase su comida, el oso avanzó hacia Hajime. Sus ojos no tenían la indulgencia del conejo, y solo le miraba como si fuese comida.

La bestia extendió sus extremidades anteriores hacia Hajime, como si fuese a devorarle vivo.

“¡A, A, Guu ,Re [Rensei]! [Transmutar]

Mientras las lágrimas y los mocos se le salían, y la baba escapaba de su boca, él transmutó la pared solo con su brazo restante. Fue una acción inconsciente. El único poder disponible para Hajime tenía tan bajas características. Utilizando la magia que generalmente se usaba para procesar armas. Este oficio era sin duda un oficio de artesanía. Aunque fuese inútil en combate, un persona de otro mundo demostró a los caballeros un nuevo uso para esta habilidad. Una habilidad que salvó las vidas de sus compañeros de clase. Al borde de la muerte decidió confiar en su habilidad, y esta le respondió como un medio de escape.

Un agujero de 50 cm de alto, 120 cm en ancho y 2 metros de profundidad se formó en la pared. Hajime rodó hacia el agujero y escapó apenas de las zarpas del oso le alcanzasen.

Este estaba sofocado por la rabia de perder su presa.

“¡¡Guruaa!!”

La bestia invocaba su [Special Magic] mientras rugía. Dirigió su magia hacia el agujero creado por Hajime. Una catastrófica destrucción siguió mientras la pared se destrozaba por las poderosas garras.

“¡Ahhhh-! ¡[Rensei]! ¡[Rensei]! ¡[Rensei]!”

Horrorizado[9] por la bestia, que estaba cada vez más cerca, Hajime comenzó a conjurar continuamente su transmutación para incursionarse más profundamente en la pared. No se molestó en mirar hacia atrás. Temerariamente repetía su magia y avanzaba arrastrándose. Todo su dolor y demás pensamientos los reprimió[10], mientras seguía consumiendo maná una y otra vez como si su instinto de supervivencia lo estuviese controlando.

¿Cuánto había avanzado? Hajime no lo sabía, pero tampoco podía escuchar los aterradores ruidos. En realidad, no había progresado tanto. Cada conjuración de su [Rensei] le permitía avanzar 2 metros (Esto es dos veces más de lo que podía hacer). El principal problema era su sangrado, ya que pronto dejaría de moverse.

Su conciencia se había ido por el excesivo sangrado. Aún así su cuerpo seguía avanzado.

“[Rensei]… [Rensei]… [Rensei]… [Rensei]…”

No importaba cuántas veces conjurase, la pared no cambiaba. Su magia se había agotado antes de que su cuerpo se rindiera. Exhausto, sus manos se desplomaron de la pared.

Hajime cayó de espaldas y su último hilo de conciencia se estaba yendo. Se quedó observando sin rumbo a los cielos, pero todo lo que veía era oscuridad.

En ese momento, Hajime recordó algunas de sus pasadas memorias. Era como una obra de luces y sombras[11]. Su vida pasó a través de sus ojos. Su días en la escuela infantil, la primaria y la secundaria. Varias memorias llenaron su mente hasta su último recuerdo. En su habitación iluminada por la luz de la luna. La charla que tuvo con la diosa y la promesa que hicieron. Su sonriente rostro.

Tras recordar esa hermosa visión, la oscuridad lo engulló. Sin embargo, justo antes de que el eterno sueño se lo llevase, notó una gota de agua caer sobre sus mejillas, como si alguien derramase una lágrima por él.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1. “Hajime half rose his feet.” no entiendo esta parte, ¿qué influye aquí que levante su pie?
2. “Trailed down” ni idea. Es algo como arrastrar o remolcar.
3. “Monotonous” = monótono no quedaba bien.
4. “Racket” en su significado sería raqueta, pero puede ser también un inquietante/angustioso ruido.
5. “Machine that wasn’t oiled to the sound” ni idea…
6. “Slack attitude” ~ desidia, falta de interés en este caso.
7. “Condescending” me sale condescendiente, pero prefiero sus sinónimos.
8. “Lumbering”, podría significar muchas cosas según su contexto, pero es transportar algo pesado.
9. Aquí ponía “pancing” y según Google es… ¿Pescar?
10. Decía “put in the backseat” = poner en el asiento trasero…
11. “Revolving Lantern” es una función donde una lámpara de papel tiene ciertos cortes hechos sobre él, y en el centro se pone una lámpara o fuente de luz. Las sombras emitidas por la luz pasando por los cortes crean la función. Normalmente las luces están dirigidas en una dirección para poder contar un cuento.

2 Responses to Arifureta v1 c8

  1. kvchiheisen says:

    No dejo de hallar molesto el como TODOS sonrien tras decir algo, tampoco que tanto cliche del libro del cliche 101 leo en cada parrafo. Espero que mejore conforme avanza la aventura. Por cierto gracias por el buen trabajo, lo he leido en ingles y se que cuesta entender esa horrible traduccion del JP al ingles.

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s