Arifureta v10 c1

Agradecimientos a En do y AnmesicCat.


Reunión entre madre e hija

 

“Hic, sob, hic.”

El sonido de una sollozante niña resonando cerca del muelle que se había convertido en escombros. Los espectadores y los soldados se agolpaban allí, pero no había ni siquiera un clamor, y el lugar estaba extrañamente tranquilo.

Era debido a la niña secuestrada de la tribu de los Habitantes del mar que cayó del cielo, el chico humano que saltó hacia el cielo y la atrapó, y  el dragón negro con la chica montada en su espalda en el cielo. Sin embargo, la razón más importante era cómo el chico estaba tensamente regañando a la niña de la tribu de los Habitantes del mar. Bueno, en realidad, era cómo la niña llamaba al chico que la regañaba.

“Sob, Papá, lo siento…”

“Prométeme que no harás nada así de peligroso de nuevo, ¿vale?”

“Un, Myuu lo hará.”

“Bien, eso está bien. Ven aquí.”

“¡Papáaa~!”

La figura de Hajime, que estaba apoyado sobre una rodilla mientras regañaba a la niña, y Myuu, que obedientemente se lamentaba mientras era regañada por él, aunque ella gritó y entonces saltó hacia el pecho de Hajime cuando fue perdonada… era tan normal como la relación entre un padre y su hija. También se mostró por cómo Myuu lo llamaba en repetidas ocasiones “Papá”.

La situación donde la secuestrada niña, que debió haber sido secuestrada, de la tribu de los Habitantes del mar estaba “adorando” mucho a un chico humano como para tratarlo como su propio padre, y cómo Hajime trataba a Myuu como su propia hija, hizo que todos se quedasen perplejos, sin entender lo que había pasado. Sus mentes estaban preguntándose lo mismo. Lo cual era, “¿Cómo se llegó a esto?”.

Hajime levantó a Myuu con su brazo y le acarició la espalda para calmarla, y finalmente, las personas de los alrededores recuperaron sus sentidos y empezaron a causar un gran alboroto.

Mientras miraba de reojo a las personas perplejas que estaban causando un griterío, Hajime acarició la espalda de Myuu , y alguien le abrazó desde atrás… cuando él miró por encima del hombro, allí estaba la figura de Kaori, cuya cabeza estaba sobre su hombro, temblando ligeramente.

“Me alegro… Me alegro mucho~, hic, hic.”

Esta vez, Kaori había empezado a llorar. A pesar de que ella actuaba con firmeza, dentro de ella, estaba preocupada de que Hajime podría estar muerto. Ella creía en la supervivencia de Hajime, pero no había manera de que no se sintiera preocupada por él. Eso añadido a cómo desapareció por segunda vez, poco después de que finalmente se reunieron de nuevo, soportarlo era imposible para ella.

“Lo siento por preocuparte. Pero como puedes ver, estoy lleno de vida. Por eso, por favor no llores… si Kaori llora… estaré inmensamente afligido.”

“Uh, hic, e-entonces, déjame quedarme así por un poco más…”

Preocupado, Hajime acarició la cabeza de Kaori, cuyas manos estaban envueltas alrededor de su brazo. Sin embargo, tal vez porque ella no podía parar de llorar, Kaori hundió más y más su rostro en el hombro de Hajime. Sus dos manos estaban ahora abrazando firmemente el estómago de Hajime, por atrás.

“Oi, tú, explica qué ¡¿e-gah!?”

“¿Muh? Perdón.”

Lo anterior era la persona parecida a un comandante que estaba completamente mojado debido a ser lanzado al mar como consecuencia del salto de Hajime. Él no vio la situación e intentó interrogar a Hajime. Sin embargo, fue apartado por Tio (desactivó su Forma de Dragón cuando aterrizó) que estaba corriendo con pasos cortos hacia Hajime, de este modo, el hombre cayó una vez más en el mar.

Sin darle mucha importancia al hombre, Tio se puso a un lado de Hajime, le agarró la cabeza y la presionó sobre su escote[1].

“¿¡Pero qué—!? Oi, Tio.”

“Esta cree en usted, ¿sabe? Esta cree en usted… aun así, Amo… demasiado tiempo había pasado desde esta reunión.”

Cuando Hajime miró en silencio el rostro de Tio desde su escote, su expresión era de asegurarse de la persona importante que estaba en sus brazos y con lágrimas acumuladas en los bordes de sus ojos. Esta vez, Hajime sintió que no se podía evitar y le permitió hacer lo que quisiera debido a que había confiado en ella para hacer algo poco razonable.

Mientras eso sucedía, Myuu dijo “Myuu abrazará a Papá también~”, y se aferró a la nuca de Hajime. Shia, que estaba al lado de Yue, y ésta estaba al lado de Hajime, empezó a abrazar su brazo libre.

Las miradas de los que les rodeaban ni siquiera podían ver a Hajime, ya que todo su cuerpo estaba cubierto por una preciosa niña, hermosas chicas y una bella[2] mujer. Estas miradas estaban poco a poco cambiando de unas de perplejidad a unas que los observaban con calidez. Incluso el agitado cuerpo de vigilantes y los soldados, habían bajado sus armas[3], estupefactos.

“Vosotros… no sólo una vez, sino dos veces… Os arrestaré por obstruir la labor de los soldados del Reino.”

Trepando de nuevo al muelle, la persona con aire de comandante estaba furiosamente fulminando con la mirada al equipo de Hajime. Con una arma en mano, parecía estar listo para atacar en cualquier momento. Aunque Hajime no podía ser considerado como el secuestrador de Myuu por cómo la secuestrada Myuu estaba, anormalmente, demasiado encariñada con él; habían demasiadas cosas desconocidas acerca de él, así que, por supuesto, el hombre quería interrogarlo.

Incluso Hajime, desde el principio, había querido explicar que le fue confiado el escoltar a Myuu por el jefe de la sucursal del gremio de Fhu-ren, Ilwa. Sin embargo, tenía dificultades ya que no tenía nada para demostrar eso, pero eso ahora estaba en sus manos.

Con la “Caja del tesoro” devuelta por Tio, Hajime sacó su placa de estado y el formulario de la petición de Ilwa, y a continuación los presentó al comandante.

“… Vamos a ver… ¿¡uno de rango “Oro”!? ¿¡Además, una petición directa del jefe de la sucursal de Fhuren!?”

Aparte del formulario de la petición, también había una carta de Ilwa donde estaban escritos los detalles. Estaba dirigida al alcalde de Elisen y al alto mando de los soldados, que residía en esta ciudad, el hombre que estaba delante del equipo. Después de leer la carta con atención, el comandante escupió un gran suspiro y después de dudar un poco, se rindió mientras dejaba caer sus hombros, y entonces hizo un saludo[4].

“… La petición ha sido completada. Nagumo-dono.”

“Es bueno que todas las dudas hayan sido despejadas. Debes tener cosas que quieres preguntar, pero tenemos prisa. Así que quiero que no preguntes nada porque… quiero dejar que esta niña se reúna con su madre en este momento. Está bien, ¿verdad?”

“Por supuesto que lo está. Sin embargo, como un soldado de este Reino… No puedo pasar por alto el dragón, a ti saltando, y la cosa con forma de navío de antes.”

Cambiando radicalmente de la anterior actitud opresiva, la postura del comandante se convirtió en una en que presentaba sus respetos a Hajime. Aun así, con su fuerte mirada decía a Hajime que era imposible pasar por alto esas cosas.

“Sobre eso, ¿podemos hablarlo en otro momento? Voy a quedarme en Elisen por un tiempo, después de todo. También creo que no hay necesidad de informar sobre esto al reino debido a que probablemente ya lo saben…”

“Mm, ya veo. De todos modos, es bueno siempre y cuando podamos tener la oportunidad de hablar. Ahora, por favor devuelve esa niña a su madre… ¿ella sabe de la condición de su madre?”

“No, ella no lo sabe. Pero está bien. Después de todo, tenemos aquí la mejor medicina y a la mejor sanadora.”

“Ya veo. Entonces déjeme hacerle preguntas una vez que las cosas se resuelvan.”

El comandante finalmente se presentó a sí mismo como Saluz, y entonces se fue a controlar a la multitud al dispersar a los espectadores. Una persona diligente.

Las personas que conocían a Myuu parecían querer llamarla, pero Hajime utilizó su mirada para detenerlos porque tomaría mucho tiempo antes de que regrese con su madre si hicieran eso.

“Papá, papá. Estamos volviendo a casa. ¡Mamá está esperando! Myuu quiere encontrarse con mamá.”

“Por supuesto… démonos prisa para encontrarnos con ella.”

Tirando de la mano de Hajime, Myuu le animó con una “¡Date prisa, date prisa!”. Habían pasado cerca de dos meses desde la última vez que ella regresó a su casa y a su madre. Por lo que no se podía evitar. Aunque ella normalmente estaba riéndose mientras era atendida por el equipo de Hajime en su camino, por la noche, cuando la llegaba la hora de dormir, ella quería ser mimada porque ciertamente echaba de menos a su madre.

En su camino a la casa de Myuu, con ella como su guía, Kaori se acercó a él y le preguntó con una pequeña e inquieta voz.

“Hajime-kun. Sobre lo que el soldado de antes dijo…”

“Bueno, no parece ser potencialmente mortal. Es sólo que la herida es bastante grave y también la fisiología de la persona… bueno, no hay necesidad de preocuparse sobre esto último con Myuu aquí. Así que por favor, comprueba su herida.”

“Un. Déjamelo a mí.”

Mientras tenían ese tipo de conversación, ellos escucharon un alboroto en el camino de enfrente. Era la voz de una joven mujer y varias voces de hombres y mujeres.

“¡Lemia, cálmate! ¡Es imposible con la condición de tus piernas!”

“Así es, Lemia-chan. ¡Myuu-chan seguramente regresará!”

“¡No quiero! ¿¡No dijisteis que Myuu ha vuelto!? ¡Entonces, tengo que ir a verla! ¡Tengo que ir a recogerla[5]!”

Al parecer, la mujer intentó salir de casa, y fue detenida por varios hombres y mujeres. Fue probablemente porque un conocido le había contado a la madre de Myuu sobre su regreso.

Con el estruendo de la frenética voz de la mujer llamada Lemia, el rostro de Myuu se ruborizó y brilló. Entonces, tan fuerte como podía, y mientras corría, ella llamó a la mujer en la mitad de sus veinte, que había colapsado en la puerta de entrada.

“¡¡Mamá~~!!”

“¿¡—!? ¿¡Myuu!? ¡Myuu!”

Corriendo con todas sus fuerzas y con una sonriente expresión, Myuu saltó al seno de la mujer — su madre, Lemia, que intentó poner bien sus piernas delante de la puerta principal.

Al ver las figuras de una madre cercana y firmemente abrazando a su hija, expresando que no quería que la separaran de nuevo de su hija, hizo que la personas de los alrededores los mirasen con calidez.

Durante muchas y muchas veces, Lemia dijo repetidamente “Lo siento” a Myuu. Ya sea porque había perdido de vista a Myuu o por su incapacidad de ir en busca de ella, o tal vez ambas.

Las lágrimas cayeron mientras Lemia se sentía aliviada porque su hija está a salvo y también por el dolor de ser incapaz de protegerla. Mirando a Lemia con ansiosos ojos, Myuu acarició suavemente la cabeza de su madre.

“Está bien. Mamá, Myuu está aquí. Así que no hay nada de qué preocuparse.”

“Myuu…”

Jamás pensó que sería consolada por su hija de cuatro años, por lo que sus llorosos ojos de abrieron sin querer como platos, y ella observó a Myuu.

Myuu estaba mirando directamente a Lemia, y de hecho hay preocupación sobre Lemia presente dentro de sus ojos. Myuu era la niña de mamá, y no podía soportar estar sola antes de que fuera secuestrada, y aunque ella también tuvo momentos dolorosos, estaba más descorazonada por su madre que por sí misma en esta reunión.

Sorprendida por eso, Lemia estaba inconscientemente mirando a Myuu con seriedad, lo cual hizo que Myuu sonriera, y esta vez fue ella la que abrazó con fuerza a Lemia. Lemia no estaba tan gravemente herida en cuerpo y mente, pero estaba sufriendo de noches de insomnio, preocupándose excesivamente por Myuu, pero parecía que su hija había regresado más madura que antes.

Este hecho hizo que Lemia mostrase sin querer una forzada sonrisa. Con sus hombros relajados y sus lágrimas detenidas, Lemia estaba mirando a su hija con ojos llenos de amor.

Myuu y Lemia se abrazaron de nuevo, pero de repente, Myuu levanto una voz similar a un grito.

“¡Mamá! ¡Tus piernas! ¿¡Qué pasó!? ¿¡Estás herida!? ¿¡Duele!?”

Al parecer, mirando por encima del hombre de Lemia, Myuu se dio cuenta del estado de sus piernas[6]. Sus dos piernas estaban asomándose de su larga falda, estaban completamente vendadas y en un estado lamentable.

Esto era de lo que Saluz hablaba, y esto era lo que el equipo de Hajime escuchó del joven en su camino a Elisen. La cosa que agitó a la tribu de los Habitantes del mar era que no sólo Myuu fue secuestrada, sino también cómo su madre fue gravemente herida, que resultó que sea imposible para ella caminar.

Aunque Myuu dijera que fue secuestrada cuando fue separada de Lemia, la tribu de los Habitantes del mar nos sería capaz de decir que fue un secuestro a menos de que haya un testigo. Fueron capaces de declararlo como eso debido a que parecía que Lemia de verdad se había encontrado con los secuestradores.

Lemia había descubierto a sospechosos hombres borrando sus huellas en la arena cercana a la costa cuando estaba buscando a Myuu una vez que se separó de ella[7]. Aunque ella sintió un mal presentimiento, se acercó a los hombres para preguntar si conocían a su hija… los rostros de los hombres estaban expresando “Oh mierda” y empezaron a conjurar de repente.

Convencida de que los hombres tenían relación con la desaparición de Myuu, Lemia trató de recuperar de alguna manera de Myuu, corriendo mientras seguía las huellas.

Sin embargo, uno de los hombres tomó represalias al disparar balas en llamas. Afortunadamente, ella evitó ser golpeada en la parte superior del cuerpo, pero sus piernas fueron afectadas en su lugar, y entonces fue lanzada al mar por el impacto. Lemia perdió su conciencia por el dolor y el impacto. Cuando se despertó, ella estaba siendo socorrida[8] por el cuerpo de vigilantes que fueron a buscarla debido a que no había regresado.

Su vida fue salvada, pero a medida que el tiempo pasaba, Lemia todavía no podía sentir sus piernas, por consiguiente, ella se volvió incapaz de andar ni nadar. Naturalmente, Lemia intentó buscar a su hija, pero no podía hacerlo debido a sus piernas. Al final, no pudo hacer otra cosa que dejárselo al cuerpo de vigilantes y al Reino.

Lemia estaba en un estado en el que ni siquiera podía mantenerse de pie.

Lemia sonrió para tratar de no hacer que su hija se preocupe más que esto, por lo intento decir a Myuu “Está bien”. Sin embargo, más rápido que ella, Myuu pidió ayuda a su “Papá”, de quién más dependía en este mundo.

“¡Papáaa! ¡Por favor, ayuda a Mamá! ¡Las piernas de mamá están heridas!”

“¿¡Eh!? ¿M-Myuu? Justo ahora…”

“¡Papá! ¡Date prisaaa!”

“¿Ara? ¿Arara? ¿Dijiste Papá? Myuu, ¿quién es este Papá?”

Confundida, una gran cantidad de “?” flotaban encima de la cabeza de Lemia. Las personas que la rodeaban también estaban creando un estruendo. Una gran cantidad de absurdas declaraciones volaban de aquí y allá, tales como:

“Lemia… ¿se ha vuelto a casar? De… DE NINGUNA MANERA.”

“¡Finalmente, la primavera de Lemia-chan ha llegado de nuevo! ¡Felicitaciones!”

“Es mentira, ¿verdad? Alguien, por favor, decidme que es una mentira… Mi Lemia-san…”

“Papá… ¿¡Myuu dijo Papá!? ¿¡No soy yo!?”

“Estoy seguro de que es alguien con un nombre artístico como Ku***ngpapa[9], yup, debe serlo.”

“¡Oi, hora de una reunión de emergencia! ¡Todos los miembros de “Observando a Lemia-san y Myuu-chan con calidez” reuniros ahora! ¡La tormenta va a caer!”

Al parecer, Lemia y Myuu, esta madre e hija, eran populares aquí. Lemia todavía era joven, en la mitad de sus veinte. Aunque ahora estaba considerablemente demacrada[10], tenía un aspecto finamente esculpido, parecido al de Myuu. Era fácil imaginar cómo de llamativa sería su belleza una vez que se recuperase, por lo que era comprensible que ella sea popular.

Con el alboroto que seguía creciendo, la expresión de Hajime se contrajo, expresando “No quiero ir allí ahora”. Aunque pensó que estas personas lo entenderían una vez que explicase los detalles sobre cómo Myuu llegó a llamar a Hajime, papá, él sólo era un “sustituto (aunque por dentro no pensaba así)” de su Papá, y no aspiraba a casarse con Lemia, pero el actual malentendido estaba creciendo a un ritmo incontrolable.

Sin embargo, Hajime pensó que era un regalo del cielo. Después de todo, Hajime y su equipo no serían capaces de continuar su viaje a menos de que dejasen a Myuu con su madre. Será un adiós una vez que su equipo conquiste «Meljeene Bottom Sea Ruin». Hajime pensó que Myuu se había vuelto cercano al equipo de Hajime debido a que estaba en un lugar lejos de su ciudad natal y fue separada forzadamente de su madre, por lo que una vez que regrese con su madre, su deseo de estar con el equipo de Hajime seguramente se debilitaría a medida de que pasase el tiempo, aunque ella se entristeciese al principio. Las personas de los alrededores estaban muy preocupados por Lemia y su hija, por lo que seguramente las ayudarían.

“¡Papáaa! ¡Date prisa! ¡Por favor ayuda a Mamá!”

La mirada de Myuu estaba firmemente mirando a donde estaba Hajime, por consiguiente, Lemia y las personas de los alrededores notaron a Hajime una vez que siguieron la mirada de Myuu. Hajime se dio por vencido y caminó a donde la madre y la hija estaban.

“Papá, Mamá está…”

“Está bien Myuu… Seguramente la curaré. Así que por favor no pongas esa triste cara.”

“Vale…”

Hajime desordenó el pelo de Myuu, que lo estaba mirando con una triste expresión, y entonces movió su mirada a Lemia. Ella estaba observando a Hajime, estupefacta. Mientras pensaba que no se podía evitar que ella hiciese eso, Hajime decidió llevarla a dentro de la casa para curarla debido a que su aparición había hecho que el alboroto creciese aún más.

“Lo siento, pero perdóneme por un momento, ¿vale?”

“¿Eh? ¿¡—!? ¿Arara?”

Hajime levantó a Lemia para cargarla como una princesa[11] mientras parecía que no sintiera su peso en absoluto. Entonces, llevó a Lemia al interior de la casa, guiado por Myuu. Con Hajime cargando a Lemia, gritos y rugidos fueron soltados detrás de ellos, los cuales él ignoró. Lemia misma sólo podía parpadear por ser de repente levantada y cargada por Hajime.

Hajime entró en la casa, encontró un sofá en la sala de estar, por lo que lentamente dejó a Lemia allí. Siguiendo a eso, mientras observaba a la Lemia que estaba parpadeando y sentada en el sofá que está delante de él, Hajime llamó a Kaori.

“Kaori, ¿cómo está ella?”

“Déjame observarla… Lemia-san, voy a tocar tu pie. Por favor, dime si te duele.”

“¿S-Sí? Umm, ¿qué es esta situación?”

Cuando pensó que su secuestrada hija de repente había regresado, apareció un hombre a quien su hija adoraba y llamaba Papá. Además, desconocidas y hermosas chicas, y una bella mujer, se reunieron en su casa. Tal situación hizo que las cejas de Lemia se frunciesen, preocupada.

Mientras eso sucedía, el examen de Kaori terminó, y ella le contó a Lemia[12] que los dañados nervios de sus piernas serían capaces de recuperarse con magia curativa.

“Sin embargo, tomará algún tiempo. Los dañados nervios estaban en delicados lugares, por lo que necesitaré unos tres días para que no se produzca ningún efecto secundario. Además, pienso que será mejor que se curen poco a poco. Aunque será un inconveniente, por favor, aguanta hasta entonces, porque seguramente te curaré.”

“Ara ara, maa maa. Había pensado que nunca sería capaz de caminar nunca más… cómo puedo compensarte…”

“Fufu, no te preocupes por ello. Eres la madre de Myuu-chan después de todo.”

“Umm, ahora que lo pienso, cuál es la relación de todos con Myuu… además, umm… por qué Myuu llamó a esa persona “Papá”…”

Mientras Kaori comenzó de inmediato a tratar las piernas de Lemia, el equipo de Hajime decidió explicar a Lemia los detalles sobre los sucesos. Sobre cómo se encontraron con Myuu en Fhuren, el caos, y cómo Hajime llegó a ser llamado Papá. Habiendo escuchado todo mientras era tratada por Kaori, Lemia hizo una profunda reverencia en su lugar, y entonces les agradeció en repetidas ocasiones con lágrimas.

“De verdad, cómo puedo compensaros por esto… Es gracias a vosotros que pude reunirme con mi hija. Seguramente os compensare vuestro gesto, incluso con mi vida. Siempre y cuando sea algo que pueda hacer, sea lo que sea…”[13]

Aunque el equipo de Hajime le contó que no le diese importancia, Lemia no podía consentir no compensar a los benefactores de la vida de su hija. Por el momento, el tratamiento de Kaori terminó por hoy. Cuando le dijeron a Lemia que estaban buscando una posada, lemia pensó que era una bendición y les pidió que simplemente utilizasen su casa.

“Por lo menos dejadme hacer esto. Afortunadamente, esta casa es grande, así que hay espacio para todos. Por favor, no os contengáis y usad esta casa mientras os quedáis en Elisen. Además, Myuu estará feliz con esto. ¿Verdad, Myuu? Estás contenta de que Hajime-san y los demás se queden en nuestra casa, ¿no?”

“? ¿Papá se va a alguna parte?”

Al escuchar las palabras de Lemia, Myuu, que estaba apoyando su cabeza en el regazo de Lemia, se despertó, parpadeando, ella estaba perpleja. Al parecer, ella parecía pensar que era algo natural para Hajime quedarse en su casa. Su expresión decía que no entendía por qué Lemia le hizo esa pregunta.

“Pensé en poner un poco de distancia una vez que regrese con su propia madre…”

“Ara ara, ufufu. No es bueno que Papá se aleje de su hija, ¿sabes?”

“No, ¿no lo expliqué antes? Nosotros…”

“Sé que continuaréis vuestro viaje tarde o temprano. Sin embargo, es por eso que por favor sigue siendo su “Papá” hasta que llegue ese día. Si te alejas ahora, entonces sería un repentino adiós… ¿verdad?”

“… Bueno, si tú lo dices…”

“Ufufu, está bien que siempre seras su “Papá”, ¿sabes? Después de todo, he dicho “con mi vida” antes…”

Diciendo eso, “Ufufu ♡”, Lemia se rió con una mano sobre su mejilla ligeramente sonrojada. Esa tranquilizadora y hermosa sonrisa normalmente calmaría a cualquiera… pero una ventisca se generó alrededor de Hajime.

“Por favor, no bromees así… la atmósfera se volvió fría ahora…”

“Ara ara, qué popular. Sin embargo, son casi cinco años desde que perdí a mi marido… Myuu también quiere un Papá, ¿no?”

“¿Fue? ¿Papá no es Papá?”

“Ufufu, ella lo dijo, ¿así que, Papá?”

La ventisca se hizo mucho más intensa. Aunque él no sabía si Lemia en realidad se dio cuenta del frío ambiente, su tranquila aura hacía que sus palabras ni puedan ser tomadas a broma ni como serias. “¡Tú, tienes valor!”, era lo que las miradas de Yue y las chicas decían, lo cual fue fácilmente repelido por Lemia, con una sonrisa junto a “Ara ara, ufufu”. Ella podría ser inesperadamente una gran persona.

Al final, el equipo decidió quedarse en la casa de Lemia. En el momento de asignar las habitaciones, Lemia dijo “¿No deberían estar el marido y la mujer juntos?”, lo cual fue respondido con una silenciosa respuesta de Yue y las chicas. Entonces, Myuu dijo “Myuu dormirá con Papá y Mamá”, lo cual convirtió el lugar en un caos, pero al menos, se ha calmado por ahora.

El equipo iban a conquistar la siguiente Gran Mazmorra a partir de mañana, por lo que necesitaban reabastecerse y reparar los artefactos rotos y perdidos, mientras también era necesario que entrenen con la recién adquirida magia de la Era de los Dioses. Sin embargo, mientras pensaba que no podía ignorar su poco tiempo restante con Myuu, Hajime se quedó dormido en la cama.

* * *

Tres días después de eso.

La extrañamente poca distancia entre Lemia y Hajime hizo que las furiosas miradas, inyectadas de sangre por la envidia de los hombres de la tribu de los Habitantes del mar, apuñalen con la mirada a Hajime. Las marujas del vecindario estaba también cotilleando sobre Hajime y Lemia. Además, los acercamientos[14] de Yue y las chicas se volvieron aún más intensos a medida que se ponían de mal humor. Yue por la noche también se estaba volviendo más encantadora. Aun así, Hajime completó las preparaciones del equipo y estaban a punto de empezar la búsqueda de «Meljeene Bottom Sea Ruin».

Cuando llegó el tiempo de que ellos se separen, Myuu tenía una expresión de verdadera soledad. Ella tiro con fuerza del pelo[15] de Hajime, pero él de alguna manera logró quitársela de encima en el muelle y abordar el reparado submarino. Agitando las manos, Myuu firmemente gritó “¡Papá, ten un buen viaje!”. Siguiendo a eso, con una atmósfera que no podía ser tomada como una broma ni como algo serio, Lemia agitó la mano diciendo “Ten un buen viaje, Q-U-E-R-I-D-O ♡”.[16]

Desde un lado, ellos podían ser vistos como una esposa y una hija que están despidiendo a su marido que se va a trabajar. Afiladas miradas de furia estaban viniendo de Yue y las chicas, que están detrás de él, y de las personas de la tribu de los Habitantes del mar que los rodeaban. Esto hizo que Hajime esté un poco indeciso a regresar aquí después de conquistar la próxima mazmorra.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 Tio agarró la cabeza a Hajime y la puso sobre su hermoso escote. Dos grandes razones me han llevado a explicar esto. Una es que le falta contexto para entenderlo a la primera, y la segunda es “cleavage” ~ escote, división, escisión.
2 Las tres veces eran “beautiful”, pero he utilizado tres sinónimos para evitar la redundancia. Descarrilando el tema, “Riajuu, you should just explode”.
3 “arms” ~ brazos, armas. Por el contexto, las dos valen, ya que bajar las armas que sus manos empuñan conlleva bajar los brazos, y también se aplica en viceversa…
4 “saluted” ~ saludo (saludo militar)
5 Esto es cosa mía, “I need to welcome her” ~ Necesito darle la bienvenida, dudo que una madre diga esto sobre su propia hija. Modificado.
6 Modificado el orden “Apparently, Myuu noticed the state of Lemia’s legs from over Lemia’s shoulder”.
7 “when she was looking for Myuu when she got separated from her”, eliminado la redundancia del “when” ~cuando.
8 “Help” ~ Socorro. Es una de las posibles traducciones. Y por tanto, “helped” ~ socorrido.
9 Ni idea de la referencia. Sólo me viene a la cabeza Kangaskhan, y no sé por qué…
10 “emaciated” ~ demacrada, esquelética, raquítica.
11 No os lo recomiendo si no tenéis bastante fuerza. Esta habilidad tiene una probabilidad de 0,01% de terminar en un beso. Pero más del 20% de terminar con un “¡Suéltame acosador!”.
12 ¡Sí! Sabía que alguien terminaría equivocándose con el nombre de la madre de Myuu. “Kaori’s examination ended and she told Lamia that her damaged legs”.
13 No puedo evitar poner esto ( ͡°( ͡° ͜ʖ( ͡° ͜ʖ ͡°)ʖ ͡°) ͡°).
14 “approach” supongo que es el acercamiento en sentido sexual. Ya sabéis…
15 “back hair”… Según Internet es el pelo de la espalda… Para evitar equivocarme pongo pelo a secas.
16 Loli-baba, chicas jóvenes, una hermosa mujer, y por último la MILF.

38 Responses to Arifureta v10 c1

  1. A punto de ir a dormir cuando subes el nuevo cap, gracias por arruinar mi hora de sueño :c

    Ok, no gracias por el nuevo cap :’v

    Liked by 1 person

  2. Luis Sanchez says:

    gracias por el cap~

    Like

  3. Rakky says:

    Ke bueno lo esperava con ansias

    Like

  4. Alberto says:

    Simplemente epico, ne cae bien Lemia. Si se uniese al ekipo sin duda alguno habria mas momentos divertidos y la linda loli Myuu permaneceria con Hajime

    Like

  5. En la 5ta nota, estaba bien la traducción sin modificación, recuerda que es una novela JAPONES y allá es normal dar la bienvenida a las personas que regresan luego de mucho tiempo.

    Y no lo ven como ir a recoger debido a que no es que la haya dejado en la guardería y ya es la hora de salida, si no que regreso después de mucho tiempo, por eso lo interpretan como “Dar la bienvenida” aunque tampoco esta mal la modificación, solo quería que supieras que no estaba mal que Lemia dijera eso a Myuu.

    Liked by 1 person

    • Unknown says:

      Es que en español quedaba raro >_>

      Debido a cosas como éstas, no estoy seguro de si seguir traduciendo todo al español (incluido el orden de las frases y según si tiene ‘algo’ de sentido) o mantenerme fiel a la novela.

      Aunque desde hace tiempo estoy dejando a un lado la novela (los puristas puede que me odien por esto) para ganar en fluidez a la hora de la lectura.

      Like

      • Como lo vienes haciendo esta bien, siempre es mejor la fluidez y la comodidad cuando lees, cuando se traduce de Ingles a español, hay frases que si lo dejas en el orden que estaba al ingles, a el español pierde sentido, o se vería raro.

        Ademas, los puristas si no le gusta la traducción entonces para que la vienen a leer al español, quédense con el ingles o japones :v

        Like

  6. idarkmazei says:

    gracias por el cap ya hacia falta la milf :3

    Like

  7. no MILF no harem😄

    Like

  8. Lucas says:

    Me encanto el capítulo haha
    Espero continúes con las traducciones como hasta ahora, de 10 realmente xD

    Like

  9. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  10. Chebitho says:

    3.- Cosas que alegran mi dia.
    1.- Dormir
    2.- Comer
    3.- Que Tio Unknown suba Arifureta 😌 😍 😎 😏

    Liked by 1 person

  11. TheGerapio says:

    Por que se acaba tan pronto TwT, muchas gracias Tio Unknown xD

    Like

  12. Roguro says:

    estaba “adorando” mucho a un chico humano como para tratarlo como su ”propio” padre, y cómo Hajime trataba a Myuu como su propia hija

    Like

  13. Brian López says:

    Que lindo este cap, sinceramente gracias esto alegra bastante el mal humor, y como leía de los comentarios esta bien dejar la fluidez o hacer el original, pero cap me alegro el día…

    Like

  14. anonymus? says:

    En cuanto tiempo estará el próximo capitulo? (Perdón por la pregunta pero no aguantare mucho más)
    Pd:La traducción es excelente!😀

    Like

  15. JuankaG says:

    Debes tener cosas que quieres (preguntad), pero tenemos prisa. Así que quiero que no preguntes nada porque… quiero dejar que esta niña se reúna con su madre en este momento. Está bien, ¿verdad?”

    Que tenia hajime en la boca? Jajaj, sigue asi y espero que tengas un feliz año.

    Like

  16. luis ramirez says:

    amigo la serie es muy buena, me engancho hay mismo. Espero continues con esta.
    Gracias por la traducción.

    Like

  17. Gracias por la traducción, muy buena como siempre

    Like

  18. edgar says:

    buenas tardes me gusta novela, la traducción esta bien espero que la sigas traduciendo hasta el final , estaré esperando el próximo capitulo

    Like

  19. Rodrigo says:

    Me encanto la novela, simplemente increíble, debo felicitarte por el esfuerzo y espero que sigas adelante con el proyecto
    Espero no sea mucho pedir, pero es posible saber cuando subes el siguiente capitulo?

    Like

  20. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

  21. wretched egg says:

    gracias por la traduccion

    Like

  22. Jacob Isaac says:

    lemia se me hace como que se parece a la madre de sakai yuuji de shakugan no shana

    Like

  23. Ecle Chan says:

    jajaaj esa Myuu jajaja haciendo de cupido extremo, mientras una guerra de cuaimas se presenta jajaja Hajime… aun si tu pareja oficial es Yue, no es nada fácil… no es fácil jajajaajaj

    Like

  24. stelvis93 says:

    “Prométeme que no harás nada así de peligroso de nuevo, ¿vale?”
    “Un, Myuu lo hará.”
    Lol ósea que se lanzará de nuevo XP

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s