Arifureta v2 c2

Agradecimientos a Dreg00.


Desesperaciones y decisiones

 

Un poco atrás en el tiempo.

En el Palacio Real Hairihi, en una habitación otorgada a los invocados, estaba Yaegashi Shizuku observando en la oscuridad, cómo su mejor amiga dormía.

Han pasado 5 días desde que pelearon y fueron derrotados en la mazmorra. Cuando salieron de ella, se quedaron en Horald durante la noche. El grupo volvió a la capital sobre un transporte de alta velocidad, que salió temprano en la mañana. No estaban de humor para continuar con los ejercicios de combate en la mazmorra. La incompetencia fue la causa de la muerte de un valiente hombre. Tanto el rey como la iglesia necesitarían escuchar el reporte. No tenían permito deprimirse en este lugar. Antes de que algo peor ocurriese, tendrían que tener cuidado del grupo de héroes.

Shizuku recordó el momento en que volvieron al reino. Quiso despertar a Kaori en la mañana, por eso se fue temprano a dormir. Cuando volvieron, informaron sobre la muerte de Hajime. Todo el mundo estaba perplejo, pero suspiraron de alivio al saber que era el “inútil” quien falleció. Incluso el rey e Ishtar estaban igual. Ninguno de los fuertes héroes murió en la mazmorra. Si no pudiesen volver con vida de solo explorar la mazmorra, ¿cómo derrotarían a los Demonios?. Los héroes elegidos por Dios deben ser invencibles.

El rey e Ishtar tenían discreción, sabían que entre ellos habían quienes insultaron y abusaron de Hajime. No se contó al público, pero se hablaba en secreto entre la nobleza. Ellos pensaban que era bueno que el incompetente muriese. Un apóstol de Dios que era inútil, naturalmente debía morir. Ahora estaban difamando a quien falleció. Shizuku de verdad quería perder los estribos y asesinar varias veces a estas personas.

Kouki y su fuerte sentido de la justicia, no se enfrentaron contra tales difamaciones; ella pensó que algo pasaba. Pensaba que si protestaba contra el rey y la iglesia, ¿dejaría una mala impresión? Las personas que maldecían a Hajime parecían estar penalizadas… Los rumores extendidos, fueron sobre que Kouki era un ansioso y valiente héroe que elogió su incompetencia. La reputación de Hajime no iba a cambiar, sólo porque algunas personas decían eso.

En ese momento, era innegable quien les salvó. Hajime fue quien mantuvo al Behemot en jaque para permitirles escapar. Pensar que murió a causa de un disparo desviado de un compañero de clase… aunque eso es lo que se decía.

Ella no habló con sus compañeros acerca de sus opiniones sobre el atentado de fuego amigo de ese momento. Ellos deben conocer sus propia magia, y cuando trató de buscar a un sospechoso, no pudo debido a la lluvia de magia conjurada en ese momento. Porque se demostraría que él era un asesino[1].

Para escapar de la realidad, se preguntó qué hizo Hajime para causar tal cosa. Los muertos no hablan. Más que buscar imprudentemente al culpable, si ella dejaba de hacerlo, se acabaría. La opinión de los compañeros estaba en armonía, y ellos no lo decían.

Para aclarar los detalles de ese momento, Meld pensó que era necesario preguntar a los estudiantes. Al igual que los estudiantes, eligió escapar también de la realidad, incluso si era difícil de considerarlo como un accidente. Incluso si era una negligencia, la llevó a cabo en beneficio de los estudiantes. Para dejar una cosa así sin resolver, sólo traería problemas más adelante. Por encima de todo, Meld quiso dejarlo claro. Falló en su promesa de salvar a Hajime, y a su corazón le dolía esto.

La acción de Meld no se realizó. Ishtar había prohibido cualquier escrutinio de los estudiantes. Meld se aferró, pero incluso el rey lo prohibió.

“Si lo sabes, te enfadarás.”

Kaori no había despertado desde ese día. No se descubrieron anomalías en el diagnóstico del doctor. El cuerpo, probablemente a causa de un shock mental, entró en un profundo sueño como mecanismo de defensa. Se recuperará tras un tiempo[2].

Shizuku sujetaba las manos de Kaori. Rezó para que a su mejor amiga no le doliese más.

La mano de Kaori se movió en eso.

“¡Kaori! ¿¡Puedes oírme!? ¡Kaori!”

Shizuku gritó desesperadamente. Los párpados de Kaori comenzaron a temblar. Además, Shizuku llamaba a su amiga. En respuesta a esa llamada, Kaori agarró la mano de su amiga, y luego se despertó lentamente.

“¡Kaori!”

“… ¿Shizuku-chan?”

Apoyada en la cama, Kaori vio a Shizuku observarla con lágrimas en los ojos. Kaori solo estaba mirando impasiblemente sus alrededores. Shizuku la vio y esperó a que Kaori se recuperase un poco más, antes de llamarla.

“Sí, soy yo. Kaori. ¿Cómo está tu cuerpo? ¿Sin molestias?”

“Estoy bien. Sólo cansada porque estaba durmiendo…”

“Bueno, has estado durmiendo durante 5 días…”

Shizuku forzó la sonrisa, y trató de ayudar a Kaori a ponerse de pie, mientras ella trataba de preguntar a Shizuku cuánto había dormido. Kaori reaccionó a eso.

“¿5 días? Por qué… Yo… Yo fui a la Mazmorra… y después…”

Sus ojos gradualmente se fijaban en un punto. Shizuku trató de cambiar de tema cuando tuvo un mal presentimiento. Sin embargo, Kaori recordó demasiado rápido sus recuerdos.

“Y entonces… Nagumo-kun…”

“… Eso es.”

El rostro de Shizuku cambió a una expresión de dolor, cuando se preguntaba qué debía decirle. Kaori se dio cuenta de la tragedia de sus recuerdos, cuando vio el estado en que Shizuku estaba. Sin embargo, no fue fácil para ella aceptar esa realidad.

“… Mientes. ¿No es así? Shizuku-chan. Cuando me desmayé, salvasteis a Nagumo-kun, ¿no? ¿Verdad? ¿No es así? Esta es la habitación del castillo. Todos regresaron, ¿no? Me pregunto si Nagumo-kun está entrenando. En el centro de entrenamiento. Iré por un momento. Tengo que agradecer a Nagumo-kun. Di algo, Shizuku-chan…”

Kaori, quien quería escapar de la dura realidad, alteraba sus palabras una y otra vez; mientras mencionaba sobre buscar a Hajime. Shizuku la agarró del brazo y no la soltó. Tenía una triste expresión, pero aún así se quedó mirando a Kaori.

“… Kaori, entiendes, ¿verdad? … Él no está aquí.”

“Para…”

“Kaori, recuerda.”

“Por favor, para…”

“Él, Nagumo-kun…”

“No, para… por favor, ¡para!”

“¡Kaori! ¡Él está muerto!”

“¡Mal! ¡Él no puede morir! ¡Absolutamente no puede! ¿Cómo puedes decir algo tan horrible? Incluso si es Shizuku-chan, ¡no lo perdonaré!”

Kaori se sacudió y comenzó a escapar del agarre. Shizuku no la dejó ir y la abrazó. Ella estaba tratando de curar a Kaori a través de su abrazo.

“¡Déjame ir! ¡Déjame ir! ¡Si no busco a Nagumo-kun! Te lo ruego… Él absolutamente está vivo… Déjame ir~”

Kaori dejó caer su rostro en el pecho de Shizuku mientras gritaba “¡Déjame ir!”, y sollozó. Agarrándose a la otra, ella empezó a gritar más fuerte. Shizuku sólo continuó abrazándola. Con la esperanza de que suavizaría un poco su dolor.

¿Cuánto tiempo se quedaron de esa manera? El cielo estaba teñido de rojo por el poniente sol. Kaori estaba inmóvil en sus brazos mientras gemía. Shizuku preguntó con preocupación.

“Kaori…”

“… Shizuku-chan… Nagumo-kun… Él cayó… Él no está aquí…”

Kaori susurró con una silenciosa voz que sonaba como si fuera a desaparecer. Shizuku no quería cambiar la realidad, sólo sería un consuelo temporal. La mentira podría fallar y doler más de lo que había ayudado. No quería ver a su amiga herida.

“Eso es correcto.”

“En ese momento, ¿de quién fue la magia que golpeó a Nagumo-kun? ¿Quién?”

“No lo sé. Nadie quiere hablar de ese momento. Da miedo. ¿Y si fuera yo?…”

“Así que.”

“¿Tienes rencor?”

“… No estoy segura. Si es alguien que conozco… Ciertamente lo culparía. Pero… Nadie lo sabe… Pienso que esto es mejor. Por supuesto, no sería capaz de soportarlo…”

“Ya veo…”

Kaori parecía abatida mientras habla. Se limpió la cara y los ojos, y miró a Shizuku, declarando con determinación.

“Shizuku-chan. Yo, yo no lo creo. Nagumo-kun está vivo. No creo que esté muerto.”

“Kaori, eso es…”

Shizuku tenía de nuevo triste expresión, tratando de persuadir a Kaori. Ella apretó las mejillas de Shizuku con ambas manos, y dijo con una sonrisa.

“Yo ahora. Sé que es raro pensar que alguien pudiera sobrevivir a eso… Pero no es como si lo comprobamos. La posibilidad es inferior al 1%. Si no lo comprobamos, no es del 0%. Voy a creerlo.”

“Kaori…”

“Me haré más fuerte. Seré más lo suficientemente fuerte para prevenir que un evento como ese, vuelva a suceder. Me aseguraré con mis propios ojos. El destino de Nagumo-kun… Shizuku-chan-”

“¿Qué?”

“Por favor, ayúdame.”

“…”

Ambas se miraron la una a la otra. Los ojos de Kaori no mostraron signos de demencia. Ella no se rendiría hasta que realmente lo viera. Este tipo de Kaori no cambiará. Ella es conocida por ser terca cuando se pone en marcha.

Normalmente, no tomarías lo que Kaori dijo seriamente, y la dejarías ir. Creyendo que alguien podría caer en ese abismo era una locura. Todo el mundo intentaría convencerla. Eso es el por qué…

“Por supuesto, estoy de acuerdo. Hasta que no estés satisfecha, te acompañaré.”

“¡Shizuku-chan!”

Kaori la abrazó y le dio las gracias. Shizuku dijo “No hay necesidad de más gracias. ¿Para qué están los amigos?” El título de la chica samurái no era sólo para mostrar.

En ese momento, se abrió la puerta.

“¡Shizuku! Kaori despertó…”

“Oh, ¿Cómo estás Kaori?”

Eran Kouki y Ryutaro. Habían venido a ver cómo estaban. El entrenamiento acababa de terminar, y decidieron venir después. Desde “ese” día, se concentraron aún más en el entrenamiento. Preguntándose sobre lo que pensaban de la muerte de Hajime. Ellos se retiraron de mala gana y querían venganza. Hajime fue quien los salvó de la crisis. Nunca serían de nuevo tan inútiles.

Las dos personas que entraron se pusieron tiesas. Shizuku preguntó.

“Chicos, cómo lo…”

“P-perdón.”

“E-estamos en medio.”

Rápidamente salieron de la habitación y no respondieron a su pregunta. Ella finalmente se dio cuenta de lo que vieron. Kaori los miraba sin comprenderlo. Shizuku se dio cuenta de la causa.

Actualmente, Kaori estaba sentada en el regazo de Shizuku, mientras tenía ambas manos sobre sus mejillas. Parecía que estaban a punto de besarse. Shizuku estaba aguantando a Kaori, pero parecía como si estuviera abrazándola.

Esta escena parecía una escena Yuri, y estaba espléndidamente hecha. Si estuvieran en el mundo manga, habrían flores apareciendo en el fondo.

Shizuku suspiró profundamente. No podía aguantar la situación y gritó.

“¡Daos prisa y volved aquí! ¡Malditos idiotas!”


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 Creo que está explicando porque no encontraron al culpable.
2 La traducción de esta frase es “el tiempo pasará normalmente si están sobrios.” Modificado para adecuarlo.

2 Responses to Arifureta v2 c2

  1. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  2. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s