Arifureta v4 c8

Agradecimientos a En do.


Fracaso de Hajime

 

Regin Banton era un fuerte hombre, se rumoreaba que será siguiente jefe de la tribu Banton; una de las tribus Bearman. Él idolatraba a uno de los actuales Ancianos; Jin Banton, y se convirtió en su mano derecha.

No solo Regin, se podría decir que Jin era popular en toda la tribu Banton, especialmente en los más jóvenes. Las razones por eso, eran que el carácter de Jin era de menta abierta, conteniendo un profundo patriotismo, y sobre todo, su fuerza, lo que le permitió ser considerado como uno de la más alta clase entre la raza demi-humana.

Por eso, cuando la tribu Bearman se enteró de la noticia, pensaron que era una broma de mal gusto. No podían creer que su amado Anciano había sido incapacitado por un ser humano. Sin embargo, la implacable realidad fue probada. Jin, que yacía impotente en el centro médico, les mostró la verdad.

Regin estaba estupefacto al ver el aspecto actual de Jin. A continuación, su ira y el odio salió a la superficie. Mientras tenía presente estos sentimientos dentro de su corazón, él presionó a los Ancianos para determinar las circunstancias. Como resultado Regin, que lo había aprendido todo, ignoró a los Ancianos y les dijo a la tribu Bearman todo. Y así, se embarcaron para la venganza.

Debido a la persuasión de los Ancianos y de las otras tribu, no todos los de la tribu Bearman le siguieron, sólo los jóvenes de la tribu Banton que admiraban a Jin, habían salido para derrotar a ese odiado humano. Sus números eran de unas 50 personas. Regin y los demás, que sabían el objetivo de sus enemigos, pensaron que lo mejor era atacar cuando el enemigo estuviera en frente del Gran Árbol como venganza. Pensaron, “perecer justo antes de la meta es la mejor (venganza).”

Después de todo, sus enemigos sólo consistían en humanos y la tribu RabbitMan. A pesar de que Jin fue derrotado, pensaron que fue debido a algo cobarde, como un ataque sorpresa. Ellos pensaron que no había nada que temer de los humanos, que se volverían locos sin el sentido de la dirección en lo profundo de la niebla del Sea of Trees, más aún para la débil tribu RabbitMan. Regis era una persona excepcional. Normalmente, no interpretaría una situación de esa manera. Sin embargo, actualmente sus ojos estaban nublados por la ira.

Sin embargo, no importaba el que, incluso si sus ojos estaban nublados…

“¿¡Esto está mal!?”

Regin gritó con incredulidad. La razón; ante sus ojos se mostraba un imposible espectáculo. La tribu RabbitMan, que era posicionada al fondo entre los demi-humanos, estaba acorralando a la tribu Bearman, que era conocida como una de las más fuertes en el combate.

“¡Vamos vamos vamos! ¡Mostradme vuestro espíritu de lucha! ¡O si no, te cortaré!”

“¡AHAHAHAHAHA, grita como el cerdo que eres!”

“¡Es hora de limpiar esta basura! ¡HYAHAHAHAHAHA!”

Mientras la tribu Haulia acierta innumerables ataques fatales y asesinas, sus carcajadas resonaban. No había ninguna apariencia de la tribu RabbitMan que era gentil, pacífica, y sobre todo, débil en combate. Los gritos venían de la tribu Bearman, que trataba desesperadamente de defenderse.

“¡Mierda! ¡Qué diablos es esto! ¡¡Sólo quién demonios sois!!”

“¡Ellos no deben ser de la tribu RabbitMan!”

“¡Uwaaaa! ¡Mantente alejado! ¡Mantente alejaaaaado!”

Ellos fueron emboscados por los enemigos que querían emboscar, la tribu RabbitMan que preparó una emboscada, mostró una fuerza increíble, incluso entre las demás razas de demi-humanos. Flechas y piedras salen con precisión de la nada, sumándose a su excelente trabajo en equipo. ¡La alegría con la que blandían sus cuchillos, llevando expresiones de lunáticos, y riéndose en voz alta todo el tiempo! Todo ello dio luz a la violenta conmoción. En esa situación, sus características excedían incluso a las de la tribu Bearman.

En realidad, la tribu RabbitMan no sería capaz de competir en un uno contra uno peleando contra la tribu Bearman. Sin embargo, en estos últimos diez días, la tribu Haulia fue capaz de compensar la diferencia, gracias al infernal entrenamiento.

Originalmente, las características de la tribu RabbitMan eran inferiores a las demás razas de demi-humanos. Sin embargo, para sobrevivir y evitar batallas, ellos pulieron sus habilidades de sigilo y percepción del peligro. Después de todo, ellos sólo podían sobrevivir de esa manera.

Como resultado, fueron capaces de percibir de inmediato las presencias de sus enemigos, hasta el punto de que podían emboscarlos. Se podría decir que son una raza con habilidades adecuadas para el asesinato. Sin embargo, su naturaleza innata había aplastado estas ventajas.

Se podría decir, que el entrenamiento de Hajime les despertó sus instintos de combate. Él sólo abusó y les acorraló, haciéndoles blandir las armas, cortar a sus enemigos, y dejar que experimenten a cómo evadir, sin descanso. Al recordarles el discurso del sargento mayor Hart**n, como resultado de diez días de intenso entrenamiento, sus mentes se volvieron completamente orientadas al combate. Aunque se sentía como si fuera demasiado…

Ellos, que habían adquirido la agresividad para atacar sin ninguna duda, demostraron una prometedora destreza en combate. Debido a que pensaban de toda la tribu, como miembros de una misma familia, su nivel de trabajo en equipo era alta desde el primer momento. Con su hábil ajuste de presencia, esto demostraba un tremendo efecto, junto con su trabajo en equipo.

Además, una de las razones de la alta destreza en combate de la tribu Haulia, eran las armas hechas por Hajime, que aumentaban su incompetente poder de ataque.

Cada uno de ellos empuñaba dos Kodachis, producidas con un preciso y practicado proceso, de manera que sus ultra finas hojas eran capaces de cortar la hierba con sólo tocarla. Estaban hechas de mineral Taur, por lo que eran duraderos. La tribu Haulia también llevaba cuchillos arrojadizos desechables.

También estaban los poderosas Hondas[1] y las Ballestas que estaban hechas utilizando un hilo con una gran elasticidad, obtenida de las bestias demoníacas parecidas a las arañas en el Abismo. Estaban hechas para los niños de la tribu Haulia, ya que las batallas a corta distancia aún eran demasiado difíciles para ellos. Incluso los niños son capaces de disparar a los enemigos desde el otro lado de la niebla, con su habilidad de búsqueda, mientras instintivamente buscaban a Hajime.

Incluso Pal… … Baltoferd de una Muerte Segura, estaba completamente encantado de disparar su ballesta, mientras que muestra una naturaleza similar a un francotirador.

“¡Un disparo de Muerte Segura! ‘DO’, tu cabeza fue destrozada. En nombre de “Muerte segura”.

Pal… … Baltoferd de una Muerte Segura, recientemente obtuvo el hábito de decir tales cosas. Por cierto, se llamaba a sí mismo “Muerte Segura”. Su primera frase habitual era “¡Apuntar y disparar!” pero fue detenido por Hajime. Se veía tan disgustado.

Volviendo al tema, la tribu Bearman, que cayó en pánico, fueron derrotados sin mucha resistencia por la actual tribu Haulia, y sus números se redujeron en poco tiempo. Actualmente, la mitad de ellos habían sido asesinados en las proximidades.

“¡Regin-dono! Si esto sigue-”

“¡Retirada!”

“¿¡Déjame ocuparme de la re-KUPE!?”

“¿¡Tontoo[2]!?

Habiendo escuchado el consejo de su subordinado para retirarse, Regin estaba dudando a causa de la ira del incapacitado Jin, y sus subordinados asesinados. Esa duda no fue pasada por alto por los francotiradores Haulia. Al subordinado llamado Tonto, que trató de aconsejar a su señor para retirarse una vez más, una flecha penetró su sien[3].

Debido a esto, Regin y sus subordinados estaban afectados y cayeron en el desorden. Kam y los demás, que pensaron que era una oportunidad, atacaron a la vez.

Flechas que venían volando de la niebla, y que se dirigían con precisión a sus tobillos. Mientras estaban distraídos por eso, un fuerte ataque vino a segar sus cabezas. Con una exquisita coordinación, la persona que quería matar a la que disparó las flechas desde la parte posterior, se encontró con pinchos que sobresalían.

Sin embargo, tal vez fue porque era su movimiento favorito, una presencia de repente vino de atrás, y trajo con él un golpe fatal. La tribu Haulia utiliza su presencia y el trabajo en equipo para burlarse de Regin y sus subordinados. Regin y los demás, se estremecieron ante esto. Pensaron, “¿¡Son realmente esos hetare y débiles de la tribu RabbitMan!?”.

La batalla se prolongó durante un tiempo, Regin y sus subordinados fueron finalmente capaces de recuperarse de su confusión, mientras estaban cubiertos de heridas. Ellos eran, de alguna manera, capaces de aguantar de pie utilizando sus armas como soporte. Cuando la olas de ataques, utilizando la cobertura exquisita y el trabajo en equipo, se calmaron, todos ellos estaban jadeando. Regin y sus subordinados estaban rodeados por Kam y los demás, después de haber sido acorralados con un gigante árbol a sus espaldas.

“¡¿Qué pasó “bleep”?! ¡¿Es eso todo?! ¡Wuss!”

“¡Escuché que eráis la tribu más fuerte! ¡Vosotros “bleep”! ¡Incluso así sois “bleep”!”

“¡Preparad vuestras armas rápidamente! ¡¿Estáis hechos ya “bleep” en vuestras débiles rodillas?![4]

Ellos pensaron que no era la tribu RabbitMan, con la forma en la que bombardeaban a la otra tribu con insultos. La tribu Bearman, que temblaba de miedo, sólo podía pensar, “¿¡Qué les había pasado a estos tipos!?” con sus espíritus destrozados, algunos de ellos temblaban mientras sostenían su cabeza. Un gran y peludo hombre dijo, “¿Podéis dejarnos marchar?” con lágrimas en sus ojos… … verdaderamente un surrealista espectáculo.

“KU KU KU, ¿no tienes nada más que decir? ¿O tribu más fuerte?”

Kam dejó escapar ese sarcasmo con una expresión realmente malvada. Ellos, que habían despertado su espíritu de lucha, parecían haber pensado en sus circunstancias cuando eran despreciados. Era un discurso que no se podía escuchar del Kam del pasado.

“Nuguu…”

Habiendo escuchado la objeción de Kam, la expresión de Regin se distorsionó en remordimiento. Él, de alguna manera, se recuperó de la confusión y el razonamiento regresó a sus ojos. A pesar de que había sido mojado con agua fría por el fuerte asalto de la tribu Haulia, debido al incapacitado Jin, la llama de la ira todavía arde dentro de él. Pero, porque sentía la responsabilidad de llevar de vuelta vivos a los subordinados supervivientes, recuperó su mente. Conscientemente sabía que era su culpa que cayeran en tal situación, porque él fue quien les incitó.

“… … puedes hacerme cualquier cosa. Hiérveme o quémame, justo haz lo que quieras. Sin embargo, yo fui el que trajo a la fuerza a mis subordinados. Quiero que les dejes marchar.”

“¿¡Q-, Regin-dono!?”

“¡Regin-dono! Eso fue…”

Habiendo escuchado las palabras de Regin, sus subordinados comenzaron a hacer un alboroto. Esto era debido a que trataba de salvar a sus subordinados a cambio de su propia vida. Por estos subordinados, Regin sería castigado[5].

“¡Silencio! … … Esto era mi responsabilidad, debido a que la sangre me subió a la cabeza y me nubló los ojos. RabbitMan… … no, jefe de la tribu Haulia. Sé que es egoísta por mi parte. ¡Sin embargo, quiero salvar sus vidas! Eso es todo.”

Regin lanzó su arma y luego comenzó a arrodillarse mientras hacia una reverencia. Sus subordinados conocían el gran orgullo de Regin como guerrero, por lo que entendieron cuanta resolución tenía para hacer una reverencia a su enemigo. Es por eso que no podían obedecer su orden de permanecer en silencio.

La respuesta de Kam hacia Regin, que todavía estaba haciendo la reverencia, era…

“Me niego.”

Mientras lanza su cuchillo.

“¿¡Uo!?”

Regin fue capaz de esquivarlo por un pelo. Sin embargo, a partir del ataque de Kam, Regin y sus subordinados fueron atacados desde los alrededores con flechas y piedras disparadas a gran velocidad, y todo a la vez. Usando sus grandes hachas como escudos, Regin y sus subordinados desesperadamente trataban de defenderse, y entonces, de la tribu Haulia vino una sonrisa del fondo de sus corazones, completando sus ataques.

“¿¡Por qué!?”

Regin exprimió su voz mientras gemía, para preguntarles por la razón de que atacaran.

“¿Por qué? ¿No sois nuestros enemigos? ¿Hay otras razones necesarias para mataros?”

La respuesta de Kam era un simple hecho.

“¡Guh, pero!”

“¡Por encima de todo… … es agradable aplastarte y burlarme de tu arrogancia! ¡HA HA HA!”

“¿¡Q-qu-!? ¡Bastardos! ¡A estos tipos-!”

Justo como Kam dijo, la tribu Haulia parecía que realmente lo disfrutaba. Utilizando Hondas y Ballestas, se burlaban de ellos al disparar de una zona segura. Sus apariencias eran de la gente ebria de poder. Parece que a sus corazones no les importaba matar gente por primera vez, aunque fuera a sus hermanos demi-humanos. En resumen, se han vuelto completamente enloquecidos.

Con el aumento de la severidad en sus ataques, Regin y sus subordinados, que se habían quedado muy juntos y desesperadamente trataban de defenderse, estaban… … finalmente llegando a su límite. Aunque evitaron ataques fatales, estaban cubiertos de heridas. No serán capaces de soportar la siguiente descarga.

Kam, con una retorcida sonrisa, ‘sutto’ levanta su mano. La tribu Haulia, con frenéticos ojos, empezaron a apuntar con flechas y piedras, preparándose. Regin, que pensó que este no era un adecuado lugar para morir, reunió sus fuerzas, y dentro de su mente pidió disculpas a sus subordinados[6].

La mano de Kam, como la guadaña de un dios de la muerte que segaba las vidas de Regin y sus subordinados, fue bajada. Flechas y piedras fueron inmediatamente disparadas. A cámara lenta, Regin continuó observando esto sin apartar la mirada, hasta que…

“¡¡¡Basta ya!!!”

¡¡Zudooooon!!

Un espectáculo, donde un martillo blanco lo arrasó todo, se podía ver.

“¿Ha?”

Regin, que se quedó estupefacto por ello, involuntariamente dejó escapar eso. Sin embargo, eso no se podía evitar. Inmediatamente después de que aceptasen su muerte[7], una chica con orejas de conejo y de pelo pálido junto a un gigante martillo cayó del cielo, y entonces el martillo golpeó el suelo. El resultado fue una onda de choque que apartó a todas las flechas y piedras entrantes. Cuando vieron eso, la tribu Bearman sólo podía mostrar una mirada en blanco.

¡Agitada ira! Esa era la sensación que se podía sentir, por supuesto, venía de Shia. El Mazo, hecho utilizando el método de compresión, tenía una masa extraordinaria. Como si ella no sintiera el peso, la blandía con un ‘Buonn’ y entonces generaba una ráfaga. ‘Bishi’ estaba apuntando hacia Kam.

“¡Aghh! ¡En serio Arghh! ¡Padre y todos, por favor, volved a vuestros sentidos ya!”

Mirando a Shia, Kam y los demás se quedaron inicialmente paralizados en asombro, con un ‘ha’ se recuperaron, mientras la miraban echándole la culpa.

“Shia, aunque no sé por qué hiciste esto, pero por favor, muévete de ahí. O de lo contrario, no seremos capaces de matar a los que están detrás de ti, ¿sabes?”

“No, no me moveré. ¡No permitiré nada más que esto!”

Habiendo escuchado las palabras de Shia, Kam y los demás entrecerraron sus ojos.

“¿No permitirás? Shia, ¿no me digas que querías estar junto a nuestro enemigo? Según tu respuesta…”

“No, no me importa su estos chicos muriesen.”

“””” ¿¡Está eso bien!? “”””

La tribu Bearman, que pensó que ella vino a detener a su tribu, sin querer dejó escapar un comentario hacia Shia.

“Por supuesto. Si me lo tomo con calma contra los enemigos que vienen con intenciones asesinas, no sería capaz de aguantar el entrenamiento de Yue. Incluso yo ya no tengo ese ingenuo pensamiento nunca más.”

“Fumu, entonces por qué nos detuviste.”

Kam le preguntó a ella. La tribu Haulia también tiene expresiones inquisitivas.

“¡No es eso obvio! ¡Padre y los demás se romperán a este ritmo! ¡Y se volverán más degenerados!”

“¿Romperán? ¿Degenerados?”

Habiendo escuchado las palabras de Shia, Kam y los demás sólo pueden mostrar unas ‘no entiendo’ expresiones.

“¡Está bien! Por favor, recordadlo. ¡Hajime-san era despiadado contra los enemigos, no hablar era necesario, incluso más despiadado, él disfrutaba matando a esas bestias demoníacas y a las personas (…) ese tipo de cosas! ¡Incluso durante el entrenamiento, si te dijeron matar a los enemigos, no deberías haber disfrutado de ello!”

“B-bueno, no es como que estamos disfrutando…”

“Justo ahora, ¿padre y los demás sabéis qué tipo de caras hicisteis?”

“¿Caras? Bueno, incluso si tú dices eso…”

Habiendo escuchado las palabras de Shia, la tribu Haulia empezó a mirar a los rostros de los demás. Shia dejó escapar una tranquila exhalación, sin embargo, su voz claramente les informó.

“… … eran justo como las de esos soldados del imperio que nos atacaron.”

“¿¡Kh!?”

Esto les sorprendió, suficientemente como para despertarlos de su frenesí. Su estado de ánimo era como si hubieran sido mojados con agua fría. Para tener las mismas expresiones que las de aquellos que despreciaron a su familia con placer y los atraparon… … de haber sido testigo de eso, ellos entendían la fealdad de sus acciones. Para ser los mismos que aquellos que arrebataron a su familia… … era un hecho insoportable.

“Sh-Shia… yo estaba…”

“Fuu, parece que te has calmado. Gracias a Dios. En el peor de los casos, pensé que podría tener que derrotarlos a todos.”

Con un ‘furifuri’, Shia blandía su Mazo. Habiendo escuchado a Shia señalar eso, inmediatamente la tribu Haulia estaba temblando en frente del Mazo, mientras Shia aflojó sus mejillas un poco.

“¡Bueno, era vuestra primera batalla, si os distéis cuenta de eso ahora, entonces estará bien! ¡Fue la culpa de Hajime-san después de todo! ¡Aunque entiendo la importancia del espíritu de lucha, eso fue demasiado! ¡En vez de espíritu de lucha, era más como volverse enloquecidos!”

Esta vez, Shia estaba ‘puripuri’ enfadada con Hajime. Una pequeña voz de Shia murmurando se puede escuchar, “por qué me enamoré de ese tipo de persona”.

Y en ese momento, un disparo se puede escuchar.

De detrás de Shia, “¿¡Guwa!?” un gemido se escuchó, junto con el sonido de algo colapsando. Ahora que lo piensan, mientras estaban en pánico, Shia y los demás recordaron las existencias que habían olvidado, y luego miraron a sus espaldas, estaba tumbado Regin, que se retorcía de dolor, mientras sostenía su frente.

“¿Por qué diablos estás tratando de huir mientras su atención estaba desviada? ¡Hasta que su conversación se termine, sentaros en seiza[8] ahora!”

Hajime, acompañado por Yue, apareció desde el interior de la niebla. Parece que mientras Shia y los demás estaban inmersos en su charla, Regin y sus subordinados intentaron huir, sólo para recibir un disparo. Sin embargo, no se sabía por qué utilizó la bala de goma no letal.[9]

Aunque escucharon las palabras de Hajime, la tribu Bearman trató de examinar sus alrededores para seguir huyendo, pero Hajime los silenció con “Presión”. Mientras les lanzaba miradas, Hajime y Yue miraron a Shia y a los demás.

Cuando Hajime vio a Kam y a los demás, algunos de ellos se sintieron incómodos y miraron hacia otro lado. Sin embargo, inmediatamente después, palabras de disculpa llegaron a Kam y a los demás.

“A, bueno, qué decir, lo siento. Debido a que yo estaba bien con ello, me había olvidado por completo del shock del asesinato. Fue mi error. Un, lo siento.”

Shia y los demás solo podían ‘pokan’ mirarlo sin comprenderlo con las bocas abiertas. Eso fue porque escucharon una inesperada pero honesta disculpa.

“¿¡Je-Jefe!? ¿¡Estás bien!? ¿¡Te golpeaste la cabeza!?”

“¡Médico! ¡Médico! ¡Hay una persona con una grave herida aquí!”

“¡Jefe! ¡Por favor resiste!”

Es por eso que se volvió en tales reacciones. Con venas apareciendo en su cabeza, su boca se torció.

Esta vez, el propio Hajime realmente pensó que fue su error. Debido a que no sentía nada cuando mataba, no consideró el shock que se suponía que ocurría con ello. No importa lo fuerte en lo que se había convertido, él no tenía ninguna experiencia en enseñar, y como resultado, casi rompió las mentes de la tribu Haulia. De hecho, pensó que era peligroso, por eso dijo esas palabras de disculpa… … pero su reacción fue dudar de su cordura. Hajime pensó “¿debo estar enfadado?”, el estaba dudando mientras volvía a su actitud habitual.

Hajime puso este asunto a un lado por el momento, se acercó a Regin, y entonces puso el cañón de Donner en su frente.

“Bueno, entonces, ¿será una valiente muerte o sobrevivir y vivir en la vergüenza, cuál será?”

Habiendo escuchado las palabras de Hajime, el Bearman y la tribu Haulia lo miraron con sorprendidos ojos. Por su discurso de hace un momento, escucharon que pasaría por alto a la tribu Bearman dependiendo de la situación. Era una propuesta seria de Hajime, que no tenía piedad y no tenía reservas contra sus enemigos. Kam y los demás miraron a Hajime en pena mientras pensaban, “como se esperaba, su cabeza fue…”. A pesar de que más venas aparecían en la cabeza de Hajime, pero porque no habría ningún progreso de otra manera, lo dejó pasar (ir) temporalmente.

Regin miró a Hajime con una sorprendida expresión. Este era el hombre que había provocado el completo cambio en la tribu Haulia, pensó que este hombre no mostraría ninguna misericordia.

“… qué significa, ¿quieres dejarnos marchar?”

“Aa, puedes volver si quieres, ¿sabes?”

“¿Condiciones?”

Para decir que fácilmente podían regresar, aparte de Regin, los demás estaban en conmoción. Desde detrás de él, se podía escuchar, “si le golpeo en su cabeza ahora, tal vez pueda ayudar…”, era lo que Shia dijo con una seria expresión, mientras alternaba la mirada entre su Mazo y la cabeza de Hajime. Voces de acuerdo se podían escuchar de Kam y los demás.

Estaba sobre el momento en el que Hajime seriamente pensaba en castigarlos, mientras más venas le aparecían. Sin embargo, se esforzó más para dejarlo pasar (ir).

“Aa, condición huh. Cuando llegues a Faea Belgaen, quiero que digas algo a los Ancianos.”

“… … ¿un mensaje?”

Mientras nerviosamente pensaba en qué tipo de condiciones podría exigir, resultó que sólo necesitaba ser un mensajero, y eso le sorprendió. Sin embargo, se congeló cuando él contó los contenidos.

“”Me debéis una.””

“… … ¿¡Kh!? ¡Eso es!”

“¿Bien? ¿Qué harás? ¿Vas a aceptarlo?”

Porque sabía lo que eso significaba, Regin involuntariamente dejó escapar un grito. Hajime estaba, con el viento soplando de algún lado, esperando la elección de Regin. “Me debéis una” significa que, al permitir que el atacante vuelva con vida, habrá un momento en el que se deba pagar su deuda.

Con la pérdida de uno de los Ancianos, así como agonizaron sobre ignorar la decisión tomada por la Conferencia de los Ancianos de no interferir con ellos, si este mensaje se transmitía, entones ellos deben incondicionalmente responder la petición de Hajime.

Si todo fuera a ser visto objetivamente, en la situación de Jin, y en la de Regin, donde unilateralmente trataba de vengarse, junto con el hecho de que se les permitiera vivir, el prestigio de la Conferencia de Ancianos seguramente caería. Eran forajidos porque ignoraron a los Ancianos. Y no se puede decir que un día Hajime vuelva sus zarpas contra los Ancianos.

En otras palabras, para que Regin y sus subordinados sobrevivan, significaba que habían llevado una debilidad a su país natal. Incluso después de ignorar la decisión de la Conferencia de Ancianos, ellos trajeron de vuelta una deuda sobre sus hombros. Por otra parte, para volver con la mitad de sus miembros muertos tras jactarse de sí mismos como la tribu más fuerte… … justo como Hajime había dicho, vivirán en la vergüenza[10].

Hajime eligió continuar su ataque contra Regin, que llevaba una expresión deformada.

“Añadido a eso, debes recordad que las muertes de tus subordinados eran tu propia responsabilidad, junto con tu aplastante derrota contra Hualia.”

“Guu.”

Había una razón para que Hajime ponga tal condición. Por supuesto, no era por benevolencia. Era porque hay detalles de las Siete Grandes Mazmorras que no conoce todavía, así que a pesar de que Faea Belgaen era un país aislado, podría haber algo más que debe hacer en este país. También existía la tradición heredada de su fundador, después de todo. Hajime pensó que podrían haber pequeños problemas que vendrán sobre la marcha, por esa razón, pensó que un seguro era necesario.

Para el preocupado Regin, Hajime estaba ‘Gorik’ presionando aún más el cañón.

“Decide en cinco segundos. Una vez que eso termine, os mataré uno por uno. “Juicio rápido”. ¿No es eso lo básico (de un líder)?”

Después de eso, Hajime empezó a contar u~no, dos~ y Regin fue presa del pánico, sin embargo nada venía a su mente.

“Lo, lo entiendo. ¡Deseo que volvamos!”

“Ya veo. Entonces, marcharos rápidamente. No te olvides del mensaje. Si cuando llegue el momento que demande eso y descubra que trataste de engañarme…”

Una fuerte intención asesina se desbordaba de todo el cuerpo de Hajime, acompañado de la presión física. ‘Gulp’ el sonido de tragar algo resonó con claridad.

“Ese día será el final de Faea Belgaen.”

No importaba quien le mirase, el tenía el toque de un malvado cobrador de deudas, no, es más como un terrorista en este caso. Desde atrás, se podía oír, “Gracias a Dios. Era el normal Hajime-san” y “¡Jefe finalmente recuperó su mente!”, ese tipo de extrañas charlas mezcladas con tonos de alivio, bueno, por ahora lo dejaría ir (deslizarse). Él no quería romper la atmósfera que hizo con tanto esfuerzo. Sin embargo, un castigo severo les seguirá.

Con su orgullo roto por la tribu Haulia, y después de haber escuchado cómo Regin rogó desesperadamente por las vidas de sus subordinados, ellos no tenían la fuerza para protestar y empezaron a regresar a su hogar abatidos. Puede ser que sea porque tienen una edad joven, que obedientemente aceptaron su derrota. Pero, para Regin, su influencia en Faea Belgaen probablemente desaparecerá. También existe la posibilidad de que sean tratados como fugitivos. Sin embargo, era un leve castigo, después de todo, él había tratado de tomar la vida de otra persona injustamente.

La tribu Bearman desapareció en el otro lado de la niebla. Después de confirmar eso, Hajime se dio la vuelta hacia Shia y los demás. Al principio, no fueron capaces de ver su expresión porque miraba hacia abajo, y entonces, de alguna manera, el ambiente se volvió extraño. Kam y los demás, que se sintieron deshonrados por haber caído en tal frenesí y locura, comenzaron a estar absortos en hablar con Hajime sobre un montón de cosas, mientras que no notaban la atmósfera. Sólo Shia, “¿Huh? ¿No es esto malo?”, dijo eso mientras estaba empapada en sudor frío.

Hajime comenzó a mirar hacia arriba mientras se balanceaba. Había una gran sonrisa en su rostro. Sin embargo, sus entrecerrados ojos no estaban sonriendo en absoluto. Por último, porque pensó que la apariencia de Hajime era extraña, Kam tímidamente le preguntó.

“¿Je-Jefe?”

“Sí, ¿no era una cosa seria? Pensé que esta vez, fue mi culpa. Decir que habéis alcanzado el estándar justo así, debí haber pensado en ello como un freno.”[11]

“N-no, incluso si dices eso… … fue a causa de nuestra propia inmadurez…”

“Nono, está bien, ¿sabes? Lo admito después de todo. Es por eso, es por eso que pensé en pedir disculpas sinceramente… … pero tuvisteis tales reacciones, ¿no? Bueno, lo entiendo. Después de todo, mi actitud normal era así… … sin embargo, sin embargo… … este sentimiento fuera de lugar, debo dejarlo salir… … entendéis lo que eso significa, ¿verdad?”

“N-no. Estábamos un poco…”

Kam también pensó, “Ah, esto es malo. Está enfadado ahora.”, con un frío sudor que rápidamente se desborda de él, paso por paso trató de retirarse. Tal vez porque algunos de los Haulia recuerdan el entrenamiento, de repente se quedaron quietos mientras lloraban y gemían.

Y en ese momento, “¡Ahora es mi oportunidad!”, fue lo que pensó Shia, y entonces, al instante comenzó a mover sus pies para escapar. Ella no se olvidó de utilizar a un hombre cercano como un escudo.

Sin embargo…

¡¡DOPANn!!

Una bala pasó a través de las piernas del hombre, golpeó el suelo y rebotó cuando golpeó la raíz de un árbol, para finalmente golpear a Shia en el trasero.

“¡Hakyun!”

Era una de las habilidades de armas de Hajime “Disparo poligonal”. Así es como apuntó su disparo al trasero de Shia. Era una habilidad de arma inútil[12], que puede pensarse que no es tan inútil, que inútilmente la practicó. Debido al impacto de la bala, Shia levantó un grito y ‘pyon’ saltó. sólo para derrumbarse en el suelo con su trasero en el aire. ‘Shuu-‘ humo salía de su trasero. Shia se estaba retorciendo de dolor.

Habiendo visto a Shia convulsionando y la habilidad de arma de Hajime, Kam y los demás estaban temblando de miedo. El hombre, al que le había pasado la bala entre sus piernas, se cubrió su entrepierna con ambas manos mientras tenía los ojos llorosos. Él acarició su entrepierna, porque cuando la bala pasó, recibió la onda de choque de la bala.

Sin hacer nada más, Hajime guardó a Donner en su funda, y entonces su sonrisa Hanya regresó. Finalmente, gritó con un enfadado tono.

“¡Por ahora, todos serán golpeados una vez!”

¡¡Waaaaaa—!!

Todos los miembros de la tribu Haulia se dispersaron inmediatamente, tratando de escapar al igual que las arañas recién nacidas. Durante un rato, gritos y un furioso rugido se podía escuchar resonando en el interior del Sea of Trees.

El único que se mantuvo en su lugar era Shia, con humo saliendo de su trasero, y

“… … ¿cuándo iremos al Gran Árbol?”

Los murmullos de Yue que no participó con toda la conmoción.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 “Slingshots” ~ Tirachinas/Hondas. Al principio creía que eran tirachinas, pero son hondas, y no es la marca de vehículos. La honda es una de las armas más antiguas de la Humanidad. Consiste básicamente en dos cuerdas o correas en cuyos extremos se sujetan un receptáculo flexible desde el que se dispara un proyectil.
2 “Tonto” este es el nombre del demi-humano oso. Aunque en nuestra lengua es un “ligero” insulto.
3 “Temple”, aparte de templo, iglesia, sinagoga o pagoda; también es la sien, que es la parte de la cara comprendida entre la frente, la oreja y la mejilla.
4 Este párrafo no está bien traducido, “Poise your weapons quickly! Are you “bleep”‘s already weak in the knees?!”
5 “To these subordinates, Regin scolded.”. La última parte no la entiendo muy bien…
6 En resumen, “parece” que quiere huir con la cola entre sus patas y dejar morir a sus subordinados.
7 Al parecer estaba equivocado, Regin se había preparado para morir.
8 La posición “seiza”, es la forma tradicional de sentarse de rodillas. Te arrodillas en el suelo, descansas las nalgas en los talones y el empeine de los pies sobre el suelo. Las manos están normalmente dobladas modestamente sobre el regazo y la espalda permanece recta. (También es una posición para castigar, porque suele dormirte las piernas con facilidad, y los no acostumbrados, es algo incómodo)
9 Por mucho que digan no letal, con la potencia que tienen sus armas (las de Hajime) de cerca pueden matar. Una cuerda, no te hace mucho, una cuerda tensa a gran velocidad puede partirte en dos (o tu vas hacia la cuerda).
10 Esta parte estaba en pasado “just as Hajime had said they’d lived in shame”, y creo que debería estar en futuro, debido a que sufrirán la vergüenza de haber sido derrotados por los “más débiles”.
11 Tal vez, Hajime quiere decir que debió haber pensado en una medida para que estoy no ocurriese.
12 Debido a que sus disparos pueden atravesar cualquier cosa. Aunque es útil para dejar fuera de combate.

11 Responses to Arifureta v4 c8

  1. stelvis says:

    Gracias de nuevo ^^
    PD falta tan poco para su fin que me deprime -.-”'(hwblo deloa vresion original)

    Like

  2. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  3. santiago says:

    gracias por la traduccion

    Like

  4. kvchiheisen says:

    Este Hajime se pasa de caradura, todos sus errores los pagan otros

    Like

  5. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

  6. Noah Alexandre says:

    Baltoferd de una Muerte Segura hehuahe

    Like

  7. Nc says:

    justo como Hajime había dicho, vivirán en la vergüenza[10].

    Hajime eligió continuar su ataque contra Regin, que llevaba una expresión deformada.

    “Añadido a eso, debes recordad que las muertes de tus subordinados eran tu propia responsabilidad, junto con tu aplastante derrota contra Hualia.”

    La ultima palabra debería ser “Haulia”, no? 🙂

    Like

  8. Ecle Chan says:

    como decirlo… adoro su malvada forma de ser… en verdad se puede decir que Hajime murió ese día en el que cayó por ese agujero y renació otro chico cruel y astuto jeje

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s