Arifureta v5 c10

Agradecimientos a En do. Este es el capítulo 50 de la Novela web.


Los guardaespaldas de Ai-chan

 

Hatayama Aiko, 25 años de edad. Profesora de estudios sociales.

Como profesora, ella enseñaba conocimiento especializado para los estudiantes, además trataba de mejorar su rendimiento académico. No era alguien que sólo les daba orientación, sino alguien ejemplar. Seguramente, esos eran serios asuntos para ella, más aún, eran sus “aliados”; los que pensaban en ella como la persona más importante. Para decirlo concretamente, ella era una adulta de la que los niños podían depender fuera de sus familias.

Esto fue influenciado por un gran evento en sus días de estudiante, pero vamos a dejarlo así. De todos modos, como aliada de los estudiantes fuera de sus casas, el orgullo de Aiko como profesora se convirtió en el pilar de apoyo que la ayudaba a sí misma a llamarse profesora.

Por lo tanto, Aiko estaba extremadamente insatisfecha con su actual situación. De repente, mientras ella estaba sorprendida después de haber sido invocada a otro mundo y arbitrariamente forzado a una situación fantástica. El estudiante con la mayor carisma en la clase continuó las conversaciones en lugar de ella. Y luego, cuando ella se dio cuenta, sus preciosos estudiantes estaban preparándose para la guerra.

No importó lo que ella trató de persuadirles, el “flujo” fácilmente aparto su opinión, ella fue incapaz de detener a sus estudiantes en absoluto.

“¡Por eso, al menos protegeré a mis estudiantes!”. Es lo que ella estaba decidida a hacer, pero con sus excepcionales habilidades, se le dijo que se conformase con ser útil con los deberes fuera de combate (mejora y desarrollo de las tierras agrícolas). A pesar de que desesperadamente trató de oponerse a ello, fue persuadida por sus estudiantes. Aiko era incapaz de oponerse al punto de vista de la persona adecuada en el lugar adecuado.

Ella pasaba todos los días con ansiedad, pensando en los estudiantes que estaban fuera luchando, lejos de su alcance. Protegida por los caballeros del templo de la Iglesa de los Santos y los guardias imperiales del Reino Herrlicht, ella visitó cada pueblo de granjas y áreas no desarrolladas, pero cuando por fin terminó ese trabajo y regresó al palacio real, lo que la esperaba era la muerte de un cierto alumno.

En ese momento, Aiko se culpó a sí misma una y otra vez por ser incapaz de obligarse a estar con ellos. “Después de todo, ¿¡no me estaba dejando llevar después de pensar de mí misma como la profesora ideal!?”. Algo así. Ciertamente, Aiko estaba perpleja porque ella ni siquiera podía estar segura de si algo podría haber cambiado con ella estando allí. Pero, este incidente ‘gasun’, golpeó la cabeza de Hatayama Aiko como profesora, en otras palabras, la despertó.

Hacia los estudiantes que no pudieron ponerse de pie debido al abrumador terror de la “muerte”, la iglesia y el reino todavía deseaban que ellos reanudaran sus preparativos para la guerra. Aiko pensó, “¡Como si fuera dejar que suceda por segunda vez!”, se puso de pie para oponerse a la iglesia y a los nobles del reino. Utilizando su posición y habilidades como su escudo, ella gritó, “No os acerquéis a mis estudiantes”, arrinconándolos.

Como resultado, ella de alguna manera obtuvo la victoria. No habían estudiantes que se negaban a luchar. Pero sus corazones vacilaron debido a la persistencia de Aiko. Además, su ya alta popularidad creció aún más. Aunque ella no haría nada como la guerra, el irónico resultado era que, al menos, algunos animados estudiantes aparecieron para escoltar a Aiko en sus deberes corriendo por todos los lugares.

“No hay necesidad para que luchéis” y “Debido a que los caballeros me escoltan, estará bien”, era la forma en que ella los persuadió para renunciar, pero algunos estudiantes se levantaron y dijeron “Nosotros protegeremos a Ai-chan”, llenos con determinación. Siguiendo a eso, ella finalmente fue abrumada, después, ellos la siguieron por las tierras de cultivo, y “fui apartada de nuevo, soy una mala profesora…”, mientras estando a cuatro patas, todavía estaba fresco en su mente.

Por cierto, esta vez, aunque los dedicados caballeros que escoltaban a Aiko la ayudaron a persuadir a los estudiantes, de alguna manera, se convirtió en una situación en la que los estudiantes obstinadamente se negaron a dar marcha atrás. Si les preguntaban por qué se oponían a los guardaespaldas, como un consenso de todos los estudiantes, bloquearon todo con las palabras:

“¡Como si vamos a dejar a Ai-chan con alguien que no conocemos!”

La sensación de crisis de los estudiantes no estaba dirigida a los ladrones y a las bestias demoníacas en el camino, sino que se volvió hacia los caballeros dedicados a Aiko. Su razón era que todos los miembros eran chicos guapos. Esta fue la estrategia de las altas esferas para atar el talento de Aiko al reino y a la iglesia. En resumen, era una dulce trampa. Uno de los estudiantes, que se dio cuenta, informó a los demás estudiantes y “Proteged a Ai-chan de los guapos del cuerpo militar de hombres”, se formó.

Sin embargo, hubo un error de cálculo hecho por los alumnos. El llamado cazados se convirtió en cazado, ese escenario. Para demostrarlo, estas fueron las persuasivas palabras que los caballeros dieron a los estudiantes.

Comandante de los caballeros del templo y el guardaespaldas, David:

“No hay necesidad de preocuparse. Protegeré a Aiko. No dejaré que reciba ni siquiera un rasguño. Aiko es… … mi todo.”

Vice-comandante de los caballeros del templo, Chase:

“Por el bien de ella, incluso tiraría todas mis creencias. Estoy decidido a dedicarlo todo por Aiko. ¿No te sientes aliviado incluso por esto?”

Caballero imperial Chris:

“Es mi destino conocer a Aiko-chan. ¿Pensáis que dejaré morir a mi persona destinada?”

Caballero imperial Jade:

“… … Juré arriesgar mi vida. No como un caballero imperial. Pero como un hombre.”

Esta vez, los estudiantes pensaron, “¿¡Qué demonios ha pasado!?” ¡Todos han tenido un cambio de corazón!”, algo así. En otras palabras, al principio pensaron que fue Aiko quien cayó en su dulce trampa, pero después de escuchar esas palabras, ellos gritaron, “¡No entregaremos a Ai-chan a gente desconocida!”, como si fueran sus padres que no querían separarse del lado de Aiko.

Debería tenerse en cuenta, lo que pasó entre Aiko y ellos… … debido a que es una larga historia, será omitida, pero la ociosidad y la diligencia innata de Aiko se hicieron un hueco. Junto con su sinceridad que impregnaba sus alrededores, ellos ya se habían convertido en los creyentes de Aiko ‘cuando se dieron cuenta’, bueno, algo por el estilo. Cuando fuera contado, se convertiría en una historia totalmente nueva… … así que muchas cosas pasaron. Un montón de cosas.

Dicho esto, actualmente, los estudiantes fueron divididos en el Grupo del héroe Kouki, que continuaba entrenando dentro de la “Gran Mazmorra de Orcus”, el grupo que se quedaba atrás, y el grupo de guardaespaldas de Aiko.

Después de eso, dos meses después de que los mensajeros del imperio visitaran el Reino Herrlicht, Aiko y su equipo, que mejoraron y desarrollaron las tierras agrícolas, actualmente estaban utilizando un carruaje para ir a desarrollar una nueva tierra de cultivo. Su destino era la ciudad del lado, Ul[1].

“Aiko, ¿no estás cansada? No hay necesidad de aguantarse si estás cansada, ¿sabes? Inmediatamente tomaremos un descanso, ¿de acuerdo?”

“No, estoy bien. David-san. Por el contrario, ¿no tomamos un descanso hace un rato? No soy débil, después de todo.”

Dentro del espacioso y gran carruaje, el comandante de los guardaespaldas de Aiko; David, preocupadamente hablaba con Aiko. La respuesta de Aiko estaba mezclada con una forzada sonrisa.

“Fufu, el comandante simplemente no puede dejar de preocuparse por Aiko-san. Porque hace un tiempo estabas agotada después de un sólo día de viaje… … es por eso que también me preocupa. Asegúrate de no contener tus deseos, ¿de acuerdo?”

“Pido disculpas por las molestias en ese momento. Esa fue la primera vez que había viajado en carruaje… … pero, realmente estoy bien porque me he acostumbrado a ello. Muchas gracias por tu preocupación. Chase-san.”

Al principio, Aiko demostraba una conducta vergonzosa porque ella aún no había experimentado cómo se movía un carruaje, ella se sonrojó porque se acordó de su pasado, y agradeció al vice-comandante de los guardaespaldas; Chase. Hacia la Aiko sonrojándose, Chase se cubrió la boca con su mano en agonía, y trató de casualmente tomar la mano de Aiko… … “¡Gohonh!”, su mano fue detenida por un tosido y una afilada mirada. El que lo detuvo fue una colegiala, Sonobe Yuka, que estaba sentada en diagonal frente a Aiko. Ella era un miembro de “Proteged a Ai-chan de los guapos del cuerpo militar de hombres”. Debido a que no sabían lo que podría suceder si sólo Aiko y los guapos hombres militares estaban dentro del carruaje, varios miembros también vinieron a abordarlo.

Por cierto, habían ocho personas dentro del carruaje. Fuera, estaban los caballeros en la escala de un pelotón, y trataron de aguantarse debido a que ya era demasiado tarde para hacer un comentario sobre cómo sólo el comandante y el vice-comandante se les permitía viajar en el carruaje. Estos guapos tipos también habían tratado de dar una u otra razón para viajar en el carruaje. Parecían no querer separarse de Aiko.

“Oya, oya, he sido visto. Para haber reunido tantas arrugas en la frente, ¿no estropeará tu bonita cara?”

Chase dijo eso acompañado con una sonrisa de chico guapo. Era una atractiva sonrisa que podría hacer que una mujer común se sonrojara inadvertidamente. Pero, la reacción de Yuka fue, “¡Peh!”, una expresión de alguien que quería escupirle incluso ahora.

“No sólo a Ai-chan sensei, ¿también llamas a las otras mujeres “lindas”? Ai-chan sensei, esta persona es sin duda un mal mujeriego. Por favor, ten cuidado, ¿de acuerdo?”

Yuka creía que un tipo que es capaz de decir que otra mujer era “linda” en frente de su amada, no era un buen tipo. Estos tipos también se dieron cuenta de que fueron utilizados por sus empleadores para hacer caer a Aiko en su dulce trampa. Ellos sabían que sus apariencias eran capaces de agitar los corazones de las mujeres. Porque ella sabía eso, Yuka estaba irritado por Chase, que fue capaz de sonreír osadamente, y ella hizo un pequeño contraataque.

“S-Sonobe-san. No seas tan beligerante. A pesar de que finalmente me llamaste “sensei”, todavía me llamaste “Ai-chan”… … ¿no está bien sólo usar Aiko-sensei?”

“Eso no servirá. Ai-chan-sensei es “Ai-chan”, es por eso que nada más servirá, excepto Ai-chan-sensei. Ese es el consenso de los estudiantes.”

“Q-qué pasa con eso, no lo entiendo. Por otra parte, ¿es la opinión común de los estudiantes? ¿Es esa la forma en la que piensa esta generación? ¡Trabaja duro, este es una prueba de mi dignidad y la fiabilidad como profesora! ¡Debo entender cómo mis estudiantes piensan a cualquier precio!”

Hacia Ai-chan-sensei, que se dijo eso a sí misma, “¡Pelea-!”, las complicadas interacciones entre Yuka y Chase, y la parecida atmósfera se convirtió en una cálida y difusa. Esa es la razón por la cual Aiko se la llamaba “Ai-chan”, pero ella no se dio cuenta. Su camino para convertirse en una digna profesora era uno larga.

Aún así, para la parte de la fiabilidad, los estudiantes verdaderamente dependían de Aiko. Incluso cuando era visto desde el punto de vista externo, ella era la adulta más familiar que los estudiantes tenían, después de todo. Su reconocimiento se hizo más fuerte cuando ella se puso de pie para oponerse a los líderes del reino y a la iglesia. Especialmente hacia los estudiantes que fueron quebrados por la muerte de Hajime, Aiko se convirtió en su apoyo mental.

Como cuestión de hecho, incluso para los estudiantes que solicitaron ser los guardianes de Aiko, el deseo de estar simplemente cerca de Aiko era la mitad de su razón para hacerlo. Cabe señalar que, los miembros de los guardaespaldas de Ai-chan, aparte de Sonobe Yuka, estaban Sugawara Taeko, Miyazaki Nana, Aikawa Noboru, Kawahara Akira, Tamai Atsushi, and Shimizu Yukitoshi, un total de siete estudiantes.

A partir de ahí, viajaron en carruaje durante cuatro días.

Los guapos hombres militares trataron de acercarse a Aiko, pero ella, que pensó que todo lo que decían era por el bien de sus empleadores, sólo dejaba que pasara a través de sus oídos. Aiko no se dio cuenta de que realmente se habían enamorado de ella. Sumado con el efecto de los estudiantes mirándoles amenazadoramente a ellos, cuando trataban de seducirla más de lo necesario, un pesado estado de ánimo se producía a menudo. Pero pronto se transformó en una cálida y difusa debido al discurso y comportamiento de Aiko… … y eso se repitió hasta que el grupo finalmente llegó a la ciudad junto al lago, Ul.

Después de recuperarse de la fatiga del viaje, comenzaron a examinar las tierras de cultivo de las afueras de Ul, e hicieron su plan de mejoramiento. Aunque hubo un montón de comedias románticas con Aiko en el centro de esos momentos… … eso también era una historia para otro momento.

Finalmente, comenzaron a reformar las tierras de cultivo, y recientemente ella consiguió “Diosa de la Buena Cosecha”, como su segundo nombre, que comenzó a extenderse desde la ciudad de Ul, y entonces, una vez más, un nuevo incidente ocurrió y estrujó la mente de Aiko.

Uno de sus estudiantes desapareció.

Aiko trabajó lo mejor que pudo. Todo por el bien de sus preciosos estudiantes. Al final, lo que le esperaba era un impactante reencuentro que terminaría en un resultado no deseado.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 La ciudad se llama UL. [Debido a que es un capítulo corto y no hay notas, pongo esto… Para rellenar…]

10 Responses to Arifureta v5 c10

  1. stelvis says:

    Finalmente se hacerca el gran momento
    ^^ gracias por el doble cap

    Like

  2. Sphynx says:

    Gracias por el capitulo estoy esperando el reencuentro😀

    Like

  3. Fabio Gómez says:

    5 capitulos mas y se viene el reencuentro aunque solo parcial😦
    A todo esto gracias por los dos de hoy se esperan con ansias los siguientes!🙂 Suerte!!

    Like

  4. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  5. santiago says:

    gracias por la traduccion

    Like

  6. Gabriel says:

    Ya quiero ver ese reencuentro c:<
    Hajime dales en la trompa pero como el es tan pro seguro ni querra presumir a lo mejor en sus interior ni quiere reencontrarse con los demas

    Like

  7. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

  8. darlin abreu says:

    gracias por el cap mas o menos cuando sera el reencuentro estoy deseoso de saber que pasara con kaori cuando vea a su amado hajime y como este reaccionara al verla

    Like

  9. Ecle Chan says:

    quien diria que la sensei causaría tal revuelo entre estudiantes y guardaespaldas de la iglesia jajaja

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s