Arifureta v6 c10

Agradecimientos a En do, Masadeer y xzpwns.


La charla de Sensei

 

El vehículo de cuatro ruedas impulsado por magia salió disparado a una velocidad más rápida que cuando habían salido, pero la función de nivelación de tierra no podía mantener el ritmo, por lo que Tio, que fue crucificada en el techo, recibió los impactos. Los estudiantes varones en el remolque recibieron una sacudida similar al de una batidora.

Entonces, en ese momento, él descubrió los guardaespaldas Caballeros totalmente armados, que ferozmente manejaban sus caballos en la zona entre la ciudad de Ul y la cordillera norte. La “Visión lejana” de Hajime podía ver a David a la cabeza, llevando una expresión de demonio, mientras Chase, que estaba a su lado, no podía ocultar su frustración mientras cabalgaban velozmente.

Habiendo corrido por un tiempo, descubrieron un objeto negro que creaba un clamor mientras se movía. Era natural que para ellos pensar que lo que vieron era una bestia demoníaca. Con sus armas desenfundadas, cambiaron su formación. Su velocidad de respuesta era rápida, y de hecho, estaba claro cómo fueron alabados como los guardaespaldas de los VIP.

En particular, incluso si fuera a ser atacado, Hajime no tenía ningún problema para simplemente abalanzarse a ellos, pero Aiko no sabía eso, porque ella pensó que sería un asunto serio si Tio, que levantó un hechizante y encantador grito, y los pálidos estudiantes varones, estaban expuestos a este tipo de ataques. Ella mostró su cara a través del techo solar y agitó desesperadamente sus manos mientras gritaba a David para que se fije en ella.

Al acercarse, David trató de invocar su magia. Él entrecerró sus ojos porque podía ver a una figura humana alzándose de repente sobre el objeto negro que venía a gran velocidad. Normalmente, él haría un ataque preventivo ya que no había nada que discutir, pero algo dentro de él le dijo que se detuviera. Se podría decir que era su sexto sentido, exclusivo para Aiko, el llamado sensor de alta sensibilidad de Aiko.

Con su mano extendida, envió a sus subordinados una señal para detener sus ataques. Aunque los subordinados estaban recelosos por ello, se quedaron con los ojos abiertos como platos al oír la voz familiar de de la cosa parecida a un humano que surgió de la parte superior del objeto negro mientras se acercaba a ellos. David ya había mostrado una expresión como si no lo podía creer y murmuró, “¿Aiko?”.

Por un momento, ¿¡no me digas que la mitad inferior de Aiko fue devorada por esa bestia demoníaca!?, mientras David y los demás se pusieron pálidos, pero Aiko agitaba sus manos con energía y decía, “¡David-sa~n, soy yo! ¡Por favor no nos ataques~!”, con una voz llena de vida.

Ellos entendieron que habían malentendido la situación, y dejaron escapar alegres expresiones en este reencuentro, porque la que está en el objeto negro, sin duda era la persona que más apreciaban. Como si estaba borracho sobre la situación, David extendió ampliamente sus brazos con una expresión que decía, “¡Ven! ¡Salta a mis brazos!”, y Chase y los demás, a sus lados, también extendieron sus brazos como si dijeran, “¡Salta hacia mí—!”.

Al ver las apariencias de los Caballeros, con sus brazos extendidos, Hajime parecía disgustado. Aunque Aiko y los estudiantes pensaban que Hajime obviamente pararía delante de David y los Caballeros… Hajime de repente vertió más poder mágico, y aceleró.

Porque estaban a una distancia donde era absolutamente necesaria reducir la velocidad, los Caballeros se quedaron estupefactos cuando el objeto negro aceleró aún más, y se alejaron en pánico.

El vehículo de cuatro ruedas impulsado por magia de Hajime, acababa de pasar de David y los Caballeros, que extendieron sus manos con sonrisas. Aiko sólo podía gritar, “¿Por qué?”, eso se hizo más pequeño debido al efecto Doppler[1], mientras que David y los Caballeros simplemente se endurecieron y sonrieron tal cual. Después de eso, en el siguiente momento gritaban, “¡Aikoo~!”, al igual que los separados de sus amantes, y comenzaron a correr fieramente detrás del vehículo de cuatro ruedas.

“¡Nagumo-kun! ¿¡Por qué, por qué hiciste una cosa tan peligrosa!?”

Aiko se enfadó, volvió a meterse en el vehículo y protestó ferozmente contra Hajime.

“No hay ninguna razón para parar, Sensei. Si nos detenemos, probablemente preguntarían sobre la situación. ¿Tenemos tiempo? Vamos a explicar la situación en la ciudad, después de todo, así que no hay necesidad de hacerlo dos veces, ¿no?”

“Uh, e-eso es cierto…”

Ella estaba de alguna manera convencida, las cosas sobre escaparse sin permiso y el vehículo de cuatro ruedas de Hajime sin duda llevarían demasiado tiempo, así que Aiko cerró la boca. Yue, que regresó a su asiento, acercó su cara a la oreja de Hajime y le preguntó.

“… ¿Intención real?”
“Esos sonrientes Caballeros me hicieron sentirme incómodo.”
“… Nn, yo también.”

Por cierto, justo detrás de Aiko, que asomó su cara por el techo solar, estaba Tio atada encima del vehículo. Una expresión de éxtasis flotaba en su cara porque su herido cuerpo continuaba siendo estimulado por las vibraciones del bastidor del vehículo, pero parecía que los Caballeros y Aiko no la vieron.

Además, cuando llegaron a la ciudad, Yue, que conocía la vergonzosa conducta de Tio, dijo, “… es esto, ¿la raza Ryuujin?”, mientras levantaba una expresión un poco sorprendida. Desde la primera vez que Tio se liberó de su Forma de Dragón en la Cordillera Norte, ella estaba en un estado mental agudo y parecía “sentir” el dolor, por eso Yue finalmente se liberó de su imaginario respeto y anhelo hacia la raza Ryuujin.

* * *

Al llegar a la ciudad de Ul, Hajime y su equipo caminaban con calma, mientras que Aiko y los demás estaban corriendo hacia el lugar del jefe de la ciudad. Hajime pensó en separarse de Aiko y los estudiantes aquí y llevar de vuelta a Will a Fhu-ren, pero él de mala gana los siguió porque Will había empezado a correr antes que Aiko y los estudiantes.

La ciudad estaba llena de vitalidad. Los platos venían en una gran variedad y abundancia, y la ciudad estaba cerca de un lago. Era el lugar donde la gente y la naturaleza se reunían. Nadie podría soñar que esta ciudad sería pisoteada por un ejército de bestias demoníacas en un día. Hajime y su equipo estaban mirando a semejante ciudad, recordando que no habían tenido ninguna comida desde ayer, por lo que avanzaron hacia el ayuntamiento mientras disfrutaban de las brochetas de un puesto.

Hajime y su equipo finalmente llegaron al ayuntamiento, y el lugar ya estaba en un alboroto. El jefe del gremio de la sucursal de la ciudad de Ul, los ejecutivos de la ciudad, y los sacerdotes de la iglesia, estaban reunidos y en un estado de alboroto. Todas sus expresiones mostraban que no podían creerlo, y no querían creer la información traída por Aiko, los estudiantes, y Will, mientras les interrogaban detenidamente.

Normalmente, sólo lo habrían rechazado como tonterías de un loco si escuchasen que mañana la ciudad sería aniquilada, pero eran las palabras que venían de Aiko, la “Apóstol de Dios”, y también conocida como la “Diosa de la Buena Cosecha”. Eso era seguido por el reciente hecho de que la raza Demoníaca era capaz de manipular las bestias demoníacas, por lo que no podían ignorar esta información.

Por cierto, a partir de la discusión dentro del vehículo, Aiko y los estudiantes se habían puesto de acuerdo para ocultar la verdadera forma de Tio, y había la posibilidad de que Shimizu Yukitoshi fuera el cerebro detrás de esto. Es indeseable para que la existencia de la raza Ryuujin sea expuesta, por lo que Tio les pidió que permanecieran en silencio acerca de esto, y la identidad del cerebro era sólo una posibilidad, así que Aiko no quería expresarlo descuidadamente.

Aiko, de alguna manera u otra, aceptó ocultar la información sobre la existencia de la raza Ryuujin porque la raza es algo medio tabú para la Iglesia de los Santos, y sólo causaría caos, seguido por la formación de una unidad de sometimiento.

Dentro de tal alboroto, Hajime se acercó a Will. Él sólo pensaba del caos de los alrededores como una ráfaga de viento.

“Oi, Will. Simplemente no corras de repente. Recuerda que estás bajo mi protección. Si ya terminaste de informar, rápidamente volvamos a Fhuren.”

Con las palabras de Hajime, Will, Aiko y los demás fueron sorprendidos, mientras ellos miraban a Hajime. Los demás, los líderes de la ciudad parecían sentirse disgustados mientras miraban a Hajime, interrumpiendo la discusión de emergencia, como si dijeran “¿Quién diablos es este?”.

“¿Q-qué estás diciendo? Hajime-dono. Es un momento de emergencia, ¿no? No me digas, vas a abandonar la ciudad…”

Will comenzó a discutir con Hajime, con una expresión como si no pudiera creer lo que acababa de decir, y Hajime respondió con una expresión como si esperaba este fastidio.

“Desertar o lo que sea, al final, ¿tú también vas a abandonar la ciudad, tomar refugio y esperar a que el rescate venga? Ya estoy al tanto de las defensas de esta ciudad por hacer turismo[2]… Si quieres tomar refugio, estaría bien ir a Fhu-ren. Desde hace un rato sólo has hablado sobre evacuar rápidamente a la gente.”

“E-eso es… cierto… pero, ¡no puedo huir por mí mismo en una situación tan grave! Incluso yo debo tener algo en lo que puedo ayudar. Incluso Hajime-dono…”

“Hajime-dono, por favor coopera también”, era la continuación de las palabras de Will, pero sus palabras fueron interrumpidas porque fue congelado por los fríos ojos de Hajime.

“… ¿Tengo que hablar con más claridad para hacer que lo entiendas? Mi trabajo es llevarte de vuelta a Fhuren. No tengo nada que ver con esta ciudad. Escucha, no oiré tu opinión. Si todavía no quieres ir… aplastaré tus extremidades y te arrastraré de vuelta.”

“Qu—, e-eso es…”

De la atmósfera de Hajime, Will supuso que esas palabras eran serias, mientras se ponía pálido. Su expresión decía que no lo podía creer. Hajime, que podía sobrepasar al dragón que fácilmente aniquiló a los aventureros veteranos como el equipo de Gale, se veía como un héroe para Will. Es por eso que incluso si él era despiadado, Will incondicionalmente creía que Hajime ayudaría de alguna manera a la gente de la ciudad, bajo tal emergencia. Es por eso que Will se sintió traicionado por las frías palabras lanzadas por Hajime.

Mientras estaba sin palabras, Will inconscientemente se distanció de Hajime, pero Hajime decidió acercarse a él. Debido a tan extraño ambiente, la gente de los alrededores sólo podían alternar miradas entre Hajime y Will, sin moverse. Entonces, alguien de repente se movió y bloqueó a Hajime.

Fue Aiko. Ella inmediatamente miró directamente a Hajime con una expresión decidida.

“Nagumo-kun. Si eres tú… ¿no puedes hacer algo sobre el ejército de bestias demoníacas? No… tú puedes hacerlo, ¿verdad?”

La voz de Aiko llevaba convicción, él puede hacer algo si es Hajime. En otras palabras, ella declaró que él sería capaz de salvar a la ciudad. Con esas palabras, los líderes de la ciudad que estaban en los alrededores comenzaron a hacer ruido.

Si fueran a creer que la informada amenaza de Aiko y los demás, de que los enemigos eran decenas de miles de bestias demoníacas. Además, se reunieron de varias zonas de la cordillera. Eso significaba que estaba de una guerra. En consecuencia, una persona no sería capaz de influir en la guerra. Ese es el sentido común. Para anular tal sentido común, había una existencia especial, incluso entre los invocados de otro mundo, ese es un Héroe. Pero, en realidad no significa que él podría ganar solo contra un ejército. Lo que significaba que estaba liderando a la raza humana y junto con sus compañeros, simplemente usando la cantidad. Es por eso que ellos no podían creer al chico en frente de ellos, que ni siquiera era un Héroe, pudiera hacer algo, incluso si esas palabras salieron de Aiko. Incluso si fueran palabras de la “Diosa de la Buena Cosecha”.

Hacia la poderosa mirada de Aiko, Hajime agitó sus manos de una manera pesimista mientras trataba de engañarla al negarlo.

“No no, Sensei. ¿No es eso imposible? ¿No hay más de 40 mil de ellos? Va a ser muy, muy—…”
“Pero, en ese momento en la montaña, no dijiste que era “imposible” cuando Will preguntó si Nagumo-kun podría hacer algo al respecto. Además, ¿no dijiste que “el obstáculo sería demasiado grande y se volvería en una lucha hasta el último en quedar en pie, para mí sólo”? Para decirlo claramente, hay una posibilidad de que se vuelva en una lucha hasta el último en quedar en pie, ¿no? ¿He oído mal?”

“… Qué buena memoria.”

Debido a la buena memoria de Aiko, el rostro de Hajime se deformó mientras él incómodamente decía eso. No se arrepentía de lo que había dicho. Aiko le rogó con una expresión más seria, a Hajime, que apartó la cara.

“Nagumo-kun. ¿No puedes de alguna manera prestarnos tu poder? Si esto sigue así, no sólo será destruida esta hermosa ciudad, seguramente se perderán una gran cantidad de vidas.”

“… Qué inesperado. Pensé que tenías a los estudiantes como tu máxima prioridad. Incluso todas las cosas que habías hecho eran, inevitablemente, porque existe la posibilidad de que serías capaz de volver un poco antes, ¿verdad? Sin embargo, por el bien de la gente que no conoces, ¿estás tratando de enviar a un estudiante a su muerte? No tienes la intención, pero es como si eres igual a esos tipos de la iglesia que trataron de incitarnos a la guerra, ¿sabes?”

Las palabras de Hajime estaban llenas de burla, pero Aiko seguía siendo la misma. Su expresión de hace apenas un minuto no era la de preocupación, era una expresión decidida y de “profesora”. Habían cerca sacerdotes de la iglesia que escucharon la conversación de Hajime y Aiko. Ellos fruncieron el ceño y le miraban con los ojos entrecerrados, porque las palabras de Hajime estaban llenas de desprecio hacia la Iglesia. Es por eso que Aiko no se movió de su lugar mientras enderezaba su mirada y postura.

“… Si hay un método para volver a nuestro mundo original, me gustaría devolver rápidamente a los estudiantes, y mis sentimientos no han cambiado, incluso ahora. Pero, si eso es imposible… entonces, estamos viviendo en este mundo ahora, las palabras que intercambiamos, y las gente que nos sonrieron, por lo menos, no quiero abandonar a la gente a mi alcance. Pensando así, es natural como humano. Por supuesto, porque sensei es una profesora, mi prioridad no cambiará, incluso en una emergencia…”

Aiko soltó sus palabras de confirmación, una por una.

“Nagumo-kun, estás tranquilo incluso ahora, es por eso que creo que has experimentado algo más allá de nuestra imaginación, para convertirte en esto. Es por eso que siento que tienes la compostura para pensar en otras personas. Las palabras de una profesora que no pudo estar a tu lado cuando estabas muy herido… podrían ser demasiado ligeras para ti. Pero, por favor, escúchame, de alguna manera.”

Hajime siguió callado tal cual, y devolvió la mirada de Aiko, instándola a continuar.

“Nagumo-kun. Ayer por la noche, ¿no dijiste que absolutamente volverías a Japón? Entonces, Nagumo-kun. ¿Vas a volver a Japón con todas las personas importantes para ti, excepto los que te obstruyen? ¿Vas a abandonar a todos los que se convierten en un obstáculo para ti? ¿Serás capaz de vivir así en Japón? Cuando regreses a Japón, ¿cambiarás tu forma de vida? La razón por la que sensei no quería que los estudiantes luchasen activamente es porque estoy preocupada de si serían capaces de volver a sus antiguas vidas cuando regresaran a Japón. Matar es… no quiero volverme acostumbrada a eso.”

“…”

“Nagumo-kun, tú tienes tu propio sentido de los valores, tu elección para el futuro es la tuya propia. Además, no tienes la obligación de escuchar las palabras de la boca de la sensei. Pero sensei cree que no importa qué tipo de futuro elijas, la forma de vida en la que desechas a los demás, aparte de los importantes para ti… es verdaderamente “solitaria”. Seguramente, esa forma de vida no os hará felices a ti y los que te importan. Si deseas la felicidad, al menos, para los que están dentro de su alcance… Por favor, no olvides de cómo simpatizar con ellos. Desde el principio, eso es la cosa importante e incalculable que alguna vez tuviste… así que no lo tires.”

Una por una, Aiko soltó sus palabras llenas de sus sentimientos, y ella trató de transmitirlas todas frente a Hajime. Los líderes de la ciudad, e incluso los estudiantes escucharon las palabras de Aiko en silencio. Especialmente los estudiantes. Miraron hacia abajo como si estuvieran siendo regañados, ya que se sentían malos por dejarse llevar por sus poderes. Al mismo tiempo, porque Aiko estaba seria sobre llevarles de vuelta incluso ahora, e incluso pensó sobre cómo vivirían después. Con nuevos sentimientos descubiertos, ellos podían verse sonriendo alegremente como si algo les hacía cosquillas.

Para Hajime, incluso si él cruzase los mundos, no importa qué situación sería, e incluso si los estudiantes habían cambiado por completo. Aiko, que ni siquiera se desvió de ser una “profesora”, les hizo sonreír con ironía en sus interiores. No era por desprecio, sino admiración. Aiko era tratada especialmente debido a su raro valor. Ella no experimentó las dificultades de Hajime, por lo que podría refutarla con un “¡A pesar de que no sabes nada!”, o, “¡No digas cosas como si las conocieras!”. En cierto modo, es justo como Aiko lo había dicho, sus palabras eran “ligeras”.

Pero, Hajime no podía hacer eso. Incluso ahora, la “profesora” estaba mirándole directamente a él, por lo que para refutarlas como “ligeras” palabras, sería demasiado feo. Además, Aiko ni una sola vez le había presionado sobre lo “correcto” a hacer[3]. Todas sus palabras eran sólo por el bien de desear el futuro y la felicidad de Hajime[4].

Hajime inmediatamente volvió su mirada hacia Yue, al lado de Aiko. Yue de alguna manera miró a Aiko como si sintiera nostalgia. Sin embargo, cuando ella se dio cuenta de la mirada de Hajime, ella inmediatamente le miró a los ojos con una mirada serena. Sus ojos decía que ella cumpliría con cualquier respuesta que Hajime diese.

Dentro del Abismo, ella era su preciada persona, que mantenía su humanidad justo antes de que él “cayera”, es por eso que Hajime sin duda deseaba su felicidad. Él pensó que estaría bien si lo hiciese por sí mismo, pero si fuera a creer las palabras de Aiko, la forma de vida de Hajime no sería capaz de hacer a Yue feliz.

Cuando el giró su mirada, se encontró con una chica con orejas de conejo que lo miraba con preocupación. Hacia su mundo, el cual se reducía a solamente Yue y él, ella era la chica que traía vitalidad. No importa cuántas veces Hajime la trató cruelmente, ella desesperadamente le seguía con curiosidad, y ahora ella era como Yue, alguien a la que quería como amiga y compañera. Para Hajime, aceptar a Shia, ¿no le traería felicidad a Yue?[5]

Para Hajime, este mundo era como una prisión. Una jaula que le obstruía el regreso a su ciudad natal. Por lo tanto, era muy difícil para él aceptar a la gente y a todo en este mundo. Dentro del Abismo, descartó todo por el bien de cambiar el sentido de los valores grabados en su mente, los cuales no perdonaban a aquellos que le obstruyesen. Pero incluso si era difícil “simpatizar con otras personas”, él podría hacerlo. Como resultado, sus preciadas cosas… si eso traería felicidad a Yue y a Shia, el no sería tan mezquino para echar una mano y ayudar.

Hajime no estaba de acuerdo con todas las palabras de Aiko. Aun así, fue una seria “reprimenda” de “su profesora”. Para ignorarlo como una tontería, sería demasiado inmaduro. Con el alboroto de esta vez, la posibilidad de que el problema de la existencia de Hajime sea publicada pronto, se volvería de repente más grande, pero estaría bien trabajar duro tan sólo como un estudiante de “Aiko-sensei”. Lo que sea que eligiera, él ya sabía que iba a ser marcado tarde o temprano. Él se había preparado para dar en el blanco a las cosas molestas, decidió no respetar este mundo. Es por eso que no sería malo mostrar llamativamente su poder.

Con eso, pensó por un rato una excusa, y entonces Hajime miró a Aiko de nuevo.

“… Sensei, pase lo que pase después de esto, ¿sigues siendo mi profesora?”

Lo que Hajime implicaba era si sería su aliada.

“Por supuesto.”

Hacia eso, Aiko respondió sin vacilar.

“… ¿Cualquiera que sea mi decisión? Eso es, ¿incluso si el resultado no es lo que sensei esperaba?”
“Eso no tiene que ser dicho. El papel de Sensei no es decidir el futuro de los estudiantes. Sólo ayudaré a tomar una mejor decisión. Nagumo-kun ha oído la charla de sensei, así que no objetaré tu decisión.”

Hajime observó a Aiko por un rato para confirmar su habían mentiras en sus palabras. Para que él intencionalmente tenga ese compromiso, era porque él mismo no quería volverse hostil hacia Aiko. Después de que confirmase de que no hay ninguna mentira ni engaño en los ojos de Aiko, Hajime giró hacia la entrada. Yue y Shia inmediatamente le siguieron.

“¿Na-Nagumo-kun?”

Al ver ese tipo de Hajime, Aiko en pánico lo llamó. Hajime miró hacia atrás, se encogió de hombros y respondió, habiendo sido derrotado por el “estilo de enseñanza” de Aiko.

“Como era de esperar, para hacerse cargo de una gran multitud de decenas de miles como oponentes, necesitaré algún tiempo para prepararme. Continua tu discusión sin mí.”

“¡Nagumo-kun!”

El rostro de Aiko brilló a causa de la respuesta de Hajime. Él sólo podía sonreír con ironía hacia tal Aiko.

“Es el consejo de la mejor “profesora” que he conocido. Además, si está conectado a la felicidad de estas chicas… Sólo tengo que considerarlo un poco. De todos modos, voy a patear a esos chicos por ahora.”

Mientras decía eso, el le dio una palmadita a los hombros de Yue y Shia, y a continuación, una vez más, se giró y salió de la habitación. Yue y Shia levantaron una atmósfera verdaderamente alegre y comenzaron a correr detrás de Hajime en pequeños pasos.

Patan‘, el sonido de la puerta siendo cerrada, los líderes de la ciudad, que cerraron su boca después de haber sido ahogados por la atmósfera de Aiko y Hajime, inmediatamente a Aiko sobre la situación.

Aiko, cuyos hombros estaban agitados, se quedó mirando a la puerta por la que Hajime salió. Su rostro no transmitía ninguna alegría hacia Hajime. Lo que dijo a Hajime, eran los verdaderos sentimientos de Aiko, que su forma de vida, era triste.

Pero, al final, no se puede negar que ella hizo que un importante estudiante se enfrentase a un ejército de bestias demoníacas. Mientras que ella dijo que no quería que se acostumbrasen a utilizar su poder, ella estaba consciente de la contradicción que ella había hecho al enviarlo a luchar. Pensándolo[6], ella quería que Hajime reconsiderase su forma de vida, pero también pensaba en querer ayudar a la gente de la ciudad de Ul. Como resultado, ambos parecían ser cumplidos… pero ella quería buscar mejores formas. Aiko en secreto dejó que sus hombros cayeran por su impotencia como profesora.

Ella rezó, para que todos sus estudiantes no perdiesen sus corazones, y para regresar a sus hogares… pero, el deseo de Aiko no pudo ser cumplido. Después de escuchar la historia de Hajime anoche, ella misma sintió que sus deseos eran ya sólo una ilusión. Sin embargo, no podía dejar de desear por ello.

Rodeada por los líderes que levantaron un alboroto, y los estudiantes que la miraban con respeto y afecto. Aiko no se dio cuenta que dejó escapar un suspiro.

Por cierto, Tio, que había llegado al ayuntamiento con Hajime y su equipo murmuró, “Aunque ésta es una importante testigo… e-es esto un juego de ignorar… como era de esperar de Am—” con una expresión enrojecida, y fue naturalmente ignorada.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 Es tan largo que no puedo resumirlo. Os recomiendo buscarlo en Wikipedia si tenéis curiosidad [Efecto Doppler].
2 “Sightseeing” ~ Turismo. En este caso, Hajime dice que conoce la ciudad por hacer turismo. Es decir, por haber visitado la ciudad y ver si tenía defensas, muros, soldados, tecnología, etc.
3 “ressured him about the “right” thing to do” ~ presionó sobre la cosa “correcta” de hacer. Modificado por ser… incorrecto.
4 “only for the sake of wishing for Hajime’s future and happiness”, la traducción ha quedado un poco extraña.
5 Y así es como se explica un harem “legal”.
6 “She thought she wanted Hajime to rethink his”, no puedo enlazar “she thought” con “she wanted”.

10 Responses to Arifureta v6 c10

  1. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  2. santiago says:

    gracias por la traduccion

    Like

  3. Al ver ese tipo de Hajime, Aiko en pánico lo llamó. Hajime miró hacia atrás, se encogió de “hombres” y respondió, habiendo sido derrotado por el “estilo de profesora” de Aiko

    Like

    • Unknown says:

      “Seeing such a Hajime, Aiko panickedly called him. Hajime looked back, he shrugged his shoulders and replied, having been beaten by Aiko’s “teacher style”.”

      “teacher style” → “teaching style” ~ estilo de enseñanza. No se me ocurre otra manera de expresar esto…

      Gracias por la corrección😀

      Like

  4. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

  5. Noah Alexandre says:

    Ahora Hajime se convertirá en una buena persona , terminó la historia , qué lástima …

    Like

  6. Darlin Abreu says:

    de verdad no me gusto la manera como aiko “evangelizo” a hajime osea ella prefiere que el pelee contra 40000 mil bestias demoniacas que dejarle ir por mas que quiera confirmar su estilo de vida para un mejor futuro es una mierda espero que hajime salga gravemente herido para que ella sufra un rato por el remordimiento hajime no la refuto porque era su maestra pero pór todo lo que el pasa por el simple capricho de los Dioses era para tomar a sus compañeros de clase como mucho e irse de hay

    Like

  7. No creo que Hajime cambie mucho en su personalidad, ademas de hecho una parte que dijo la profesora tenia razón, si el se acostumbraba a matar y dejar de la lado todo lo que no le sea útil, que seria de el después de cumplir su sueño de regresar a su hogar.

    Like

  8. Ecle Chan says:

    uhmm quiero al Baddas no a un heroé de pacotilla…, aunque si ayuda con segundas intensiones como mostrar su escalofriante poder… a los bastardos de la iglesia es otra cosa, aun así Akio en verdad es persuasiva.

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s