Arifureta v7 c8

Agradecimientos a En do, AnmesicCat y Masadeer.


Hajime se convierte en Papá II

 

Después de salir del acuario Meerstat y comer sus almuerzos, Hajime y Shia paseaban por el laberinto de lechos de flores y la avenida de los artistas callejeros. En el brazo de Shia, habían muchos envoltorios de alimentos comprados de varios puestos, y ella estaba actualmente ocupada con un helado parecido a la vainilla.

“Comiste mucho… ¿Eran tan buenos?”

“Nom… ¡Sí! Son realmente deliciosos. Como era de esperar de Fhuren, incluso el nivel de sus puestos de comida es alto.”

“… Engordarás si comes demasiado.”

“… Hajime-san, esas son palabras que no deben decirse a una mujer.”

Debido a las palabras de Hajime, la mano que ella estaba usando para comer se detuvo por un momento mientras hacía excusas en voz baja, “Haré ejercicio después… también comeré menos mañana…”, y Shia siguió disfrutando de los dulces de los puestos. Mientras Hajime caminaba junto a Shia con una sonrisa forzada, su expresión cambió de repente a una dudosa. Se dio la vuelta y miro hacia abajo.

Shia se fijó en él y le preguntó mientras inclinaba su cabeza, “¿Nn? ¿Pasa algo, Hajime-san?”

“¿Nn—? La Percepción de señales percibió una preocupante presencia…”

“¿Has usado percepción de señales?”

“Siempre la activo como medida de precaución.”

“¿U~n? Pero, ¿estás tan preocupado? Y aunque si dices que es una presencia…”

Shia miró a los alrededores, inclinó su cabeza, y dijo “Hay un montón de gente en las inmediaciones, ¿sabes?”

“No, eso no es lo que quiero decir… ¿Lo que percibí fue de abajo?”

“¿Abajo? … ¿Quieres decir el alcantarillado? Umm, ¿no sería el personal de mantenimiento?”

“Si es así, entonces no estaría preocupado por eso. Es una presencia pequeña y débil… ¿Tal vez es un niño? Además, está debilitado.”

“¿¡Eh!? ¡E-eso es malo! ¡E-es posible que el niño cayó en un agujero y se ahogó! Hajime-san! ¡Vamos a ir tras él! ¡Muéstrame el camino!”

El en momento en que Shia escuchó la explicación de Hajime, ella inmediatamente corrió. Aunque las palabras de Aiko sobre su “camino solitario de la vida” se habían grabado en su corazón, pero la verdad era que Shia se movía más rápido que él, lo que le hizo sonreír irónicamente. El resplandor y la franqueza de Shia parecen haber sido una buena influencia para Hajime.

Shia y Hajime persiguieron la presencia en movimiento bajo tierra con una velocidad moderada. A partir de la estructura de la ciudad, ellos esperaban que el alcantarillado fluya a lo largo de la calle. Cuando de inmediato pasaron junto a la presencia, él presionó su mano en el suelo y lo transmutó. Saltaron chispas rojas, e inmediatamente se abrió un agujero conectado al subsuelo.

Hajime y Shia saltaron sin vacilar en el agujero. Luego él utilizó “Aerodynamic”[1], sostuvo a Shia justo antes de que cayesen en el desagüe que despedía el mal olor, y ambos aterrizaron en un lado del canal.

“Hajime-san, también puedo sentir la presencia. ¡Saltaré y tiraré de ella!”

“No, está bien.”

Hajime detuvo a Shia, que intentó saltar sin importarle que su ropa se ensuciara, al agarrarla de la base de su cuello. A continuación, una vez  más, presionó su mano en el suelo y utilizó transmutación. Un entramado fue creado junto con chispas rojas, en el canal. Debido a que el entramado fue montado en forma diagonal, el niño que estaba siendo arrastrado, se movió hacia ellos y se detuvo cuando fue atrapado en el entramado. Hajime operó el artilugio en su brazo izquierdo. Su brazo se extendió para atrapar al niño, y lo sacó hacia el pasaje.

“Este niño…”

“Bueno, este niño todavía está respirando aún… Vamos a salir de aquí por ahora, el olor es muy malo aquí.”

Al ver el niño que salvaron, Shia abrió sus ojos con sorpresa. Hajime también tenía el conocimiento de la apariencia del niño, por lo que estaba sorprendido en su mente. Sin embargo, su actual ubicación no estaba bien ni física ni mentalmente, por lo que se trasladaron a otro lugar.

De alguna manera, ya que no parecía ser un accidente donde un niño cayó en el canal y se ahogó, Hajime, que estaba dudando de volver a la calle desde el agujero que creó anteriormente, utilizó la transmutación para cerrar el agujero y abrió otro en el pasaje del desagüe después de recordar la disposición de los edificios en la superficie. Así, mientras sostenían al pequeño niño envuelto en una manta que sacó de la “Caja del tesoro”, comenzaron a moverse.

Chispas rojas aparecieron de repente en un cierto callejón, y se abrió un agujero en el suelo. Los que saltaron hacia afuera desde allí eran Shia, y Hajime, que llevaba un pequeño niño con él. Hajime utilizó la transmutación para cerrar el agujero y desvió su mirada de nuevo hacia el niño que sostenía.

De la estatura del niño, él o ella debe tener alrededor de 3 o 4 años. Con un pelo largo de color verde esmeralda, y aunque el niño estaba sucio, esto no cambiaba sus encantadoras características. El niño debería ser una chica. Sin embargo, lo más llamativo eran sus orejas. A diferencia de los seres humanos, sus orejas eran aletas en forma de abanico. Además, lo que se asomó del interior de la manta eran pequeñas manos parecidas a las hojas de arce, y una fina membrana plegada estaba unida entre sus dedos[2].

“Parece que esta niña vino de la tribu Sea-dweller[3]… Justo por qué ella está en un lugar así…”

“Bueno, estoy seguro de que no fue por una buena razón.”

La tribu Sea-dweller era una tribu con una posición considerablemente especial, incluso entre las razas demi-humanas. Ellos vivían en la «Ciudad costera de Elisen», que se encuentra en alta mar justo al lado del «Great Dessert Guryuu-en» en el oeste del continente. Utilizando su característica especial, la tribu atrapaba el 80% de los productos marinos que aparecían en el mercado de este continente. Esta era la razón por la que estaban protegidos públicamente por el Reino de Herrlicht, a pesar de que son de la raza demi-humana. Al final, todo era sobre el dinero, ya que eran protegidos porque podían ser utilizados incluso mientras la discriminación continuaba.

Es por eso que era increíble para que una persona de la tribu Sea-dweller, que estaban siendo protegidos, fuera arrastrado en el alcantarillado de una gran ciudad tierra adentro, más aún cuando era una niña. La peste del crimen era intenso.

Mientras estaban pensando en la niña de la tribu Sea-dweller, su nariz se sacudió, sus ojos se abrieron y parpadeó. Entonces, las grandes y circulares pupilas comenzaron a mirar fijamente a Hajime. Hajime, cuya mirada se encontró con la de ella de alguna manera, no la apartó y le devolvió la mirada. Con una desconocida tensión flotando por el aire, Shia, que parecía saber algo, se acercó a ella con una asombrada expresión. De repente, el estómago de la niña de la tribu Sea-dweller dejó escapar un lindo gruñido. Con su nariz sacudiéndose de nuevo, ella desvió su mirada de Hajime y sus ojos se fijaron en los envoltorios que Shia compró de los puestos.

¿Estos?‘ Shia pensó mientras inclinaba su cuello, y movió los envoltorios con brochetas de carne dentro, de derecha a izquierda. Al igual que un imán, la mirada de la niña lo siguió. Al parecer, ella tenía bastante hambre. Shia trataba de sacar las brochetas de carne del envoltorio mientras Hajime empezó a hablar con la chica y al mismo tiempo transmutaba.

“Está bien, ¿cuál es tu nombre?”

La niña, cuyos ojos estaban cautivados por las brochetas de carne que Shia estaba sosteniendo, se sorprendió y encogió su cuerpo cuando brillantes chispas aparecieron de repente del suelo, seguido por una caja cuadrada flotante. Hajime le preguntó su nombre una vez más, y después de que su mirada vagase en los alrededores por un tiempo, ella dijo su nombre en un pequeño susurro.

“… Myuu.”

“Ya veo. Soy Hajime, y esta es Shia. Entonces, Myuu[4], si quieres comer las brochetas de carne, primero lávate la suciedad de tu cuerpo.”

Hajime sacó el agua limpia que guardó dentro de la “Caja del tesoro”, y llenó la bañera que acababa de transmutar. Además, ajustó la temperatura del agua usando un mineral de llamas y se completó el baño improvisado. Es muy peligroso comer una comida con el cuerpo ensuciado por el alcantarillado. Debido a que ella parecía haber tragado el agua del alcantarillado, era necesario tomar medicinas desintoxicantes y bactericidas (productos comercializados).

No mucho tiempo después, Myuu respondió quitándose la manta junto con su ropa ensuciada por el alcantarillado, y entró en la bañera. “¡Ekk!”, aunque su cuerpo se estremeció como si estuviera asustada, entonces ella entrecerró los ojos cuando su cuerpo se calentaba poco a poco. Hajime entregó los medicamentos y la toalla a Shia, le pasó el jabón a Myuu, y salió hacia el callejón para comprar a Myuu un poco de ropa.

Cuando Hajime regresó el callejón después de comprar, Myuu ya había salido de la bañera y se encontraba actualmente sostenida por Shia, envuelta en una nueva manta. Mientras Shia sostenía a Myuu, decía “Ahh”, mientras arrancaba los trozos de carne y los daba de comer a la pequeña boca de Myuu — masticando lo máximo posible. Su ensuciado pelo recuperó su brillo de color verde esmeralda, y la luz reflejada creó un halo alrededor de su cabeza.

“Ah, Hajime-san. Bienvenido de vuelta. Aunque es una opinión de una novata, no hay ningún problema con Myuu-chan.”

Cuando Shia notó el regreso de Hajime, ella le informaba mientras acariciaba continuamente el pelo húmedo de Myuu. Tal vez porque ella también se dio cuenta de la presencia de Hajime, comenzó a mirarlo fijamente de nuevo sin dejar de masticar. Ella podía estar juzgando si él era una buena o mala persona.

Hajime respondió a las palabras de Shia asintiendo, y sacó la ropa que compró. Era de un color blanco leche, un vestido femenino de una sola pieza, uno de apariencia similar al que Shia llevaba. Además, había calzado parecido a sandalias de gladiador, y ropa interior. Debido a que los artículos eran para niños, estaba preocupado por los ojos del dependiente de la tienda cuando los compró.

Hajime caminó hacia Myuu, le quitó la manta, y puso el vestido de una sola pieza sobre su cabeza, seguido rápidamente por la ropa interior. Se arrodilló ante Myuu y puso las sandalias en cada uno de sus pies. Además, sacó un artefacto que dejaba salir aire caliente — en otras palabras, un secador de pelo — de la “Caja del tesoro”, y secó el pelo húmedo de Myuu. Ella se quedó completamente inmóvil, pero aunque ella continuaba mirando fijamente a Hajime, poco a poco entrecerraba los ojos cuando soplaba el agradable aire caliente.

“… Qué puedo decir. Parece que Hajime-san es bueno cuidando de los demás.”

“Qué estás diciendo de la nada…”

Aunque Hajime frunció el ceño ante las palabras de Shia mientras que aún estaba secando el pelo de Myuu, su apariencia era la evidencia de que él era bueno cuidando de los demás, por lo que las mejillas de Shia se aflojaron con una sonrisa. Hajime de alguna manera se sintió avergonzado, y cambió de tema.

“Bueno, acerca de qué hacer…”

“Acerca de lo que debemos hacer con Myuu-chan, cierto…”

Porque ella entendió que los dos estaban hablando de ella, Myuu miró alternativamente entre Shia y Hajime.

Por ahora, Hajime y Shia decidieron escuchar la situación de Myuu.

Como resultado, los contenidos que Myuu dijo con su voz entrecortada eran casi exactamente lo que había esperado Hajime. En cierto día, ella se perdió mientras estaba nadando con su madre en una costa cercana, y mientras ella estaba dando vueltas, fue capturada de repente por un hombre de la raza humana.

Después de que muchos días duros habían pasado, ella fue transportada por bastante distancia hacia Fhuren, y luego fue puesta en un lugar sombrío y parecido a una prisión. En el interior del lugar, habían un montón de niños de la raza humana. Tras pasar quién sabe cuántos días dentro, varios niños que estaban con ella, fueron sacados a diario, pero nunca regresaban. Un niño un poco mayor dijo que iban a ser mostrados a los invitados y puestos a la venta.

Cuando finalmente era el turno de Myuu, por casualidad había un mantenimiento del alcantarillado ese día, por lo que el agujero que conducía al canal subterráneo estaba abierto. Myuu, que escuchó el nostálgico sonido del agua, de inmediato saltó dentro. Por lo general, no había nada que una niña de 3 o 4 años pudiera hacer porque los obstáculos eran demasiado altos, pero afortunadamente, ella no estaba esposada. Myuu nadó con todas sus fuerzas, mientras soportaba el disgusto de las sucias aguas residuales. Aunque ella era joven, era una niña de la tribu Sea-dweller. Los hombres no podían hacer nada más que correr en los pasajes para tratar de atraparla, pero fracasaron en hacerlo, mientras ella se subió en la corriente.

Sin embargo, porque no estaba acostumbrada a largos viajes, unido por el estrés de ser secuestrada, la desagradable comida, y el mal ambiente en donde ella estaba empapada dentro del alcantarillado por un largo tiempo, Myuu finalmente perdió la conciencia cuando alcanzó tanto su límite físico y mental. Su conciencia débilmente regreso gracias a estar envuelta, y se dio cuenta de que estaba siendo sostenida por Hajime.

“Los invitados ponían el… precio. Una subasta, huh. Para que niños yendo de la raza humana a la tribu Sea-dweller estén allí, debe ser una subasta clandestina.”

“… Hajime-san, ¿qué debemos hacer?”

Shia, que parecía angustiada, abrazó con fuerza a Myuu. Sus ojos estaba claramente expresando que quería hacer algo al respecto. Era normal para la raza demi-humana ser capturados y convertida en esclavos. Shia, que fue privada de su familia a causa de ello, entendía el miedo y el dolor.

Sin embargo, Hajime negó con la cabeza.

“Debería ser mejor confiarla a la oficina de seguridad.”

“Eso es… vas a abandonar a esta niña y a los otros niños.”

Cuando Shia escuchó las palabras de Hajime, ella apretó los dientes. Abrazó firmemente a Myuu al recibir el shock, y miró a Hajime. Lo que Hajime entendía como oficina de seguridad era una organización similar a las fuerzas policiales de la Tierra. Al confiarla a una instalación del gobierno, Myuu podía ser separada de ellos. Aunque no era un abandono, sino un procedimiento estándar por encontrar a niños perdidos, Shia no pensaba así.

Hajime trató de explicarlo a Shia de una manera fácil de entender.

“Ya sabes, Shia. Es lo natural enviar a los niños perdidos que encuentras a la oficina de seguridad. Más aún cuando Myuu es una niña de la tribu Sea-dweller. Ella seguramente será protegida por ellos. Además, para subastar a alguien de la tribu Sea-dweller es un gran problema. Ellos lo investigarán y los otros niños serán salvados. ¿No es eso suficiente? Aunque sólo estoy suponiendo, esto es probablemente el lado oscuro de esta gran ciudad. Cuando Myuu fue capturada, ella seguramente sería colocada en una ubicación donde los oficiales públicos no puedan poner sus manos. En otras palabras, esto es un problema de Fhuren. Por eso, ¿no es necesario informar de ello? … Teniendo en cuenta tus circunstancias, entiendo tus sentimientos de querer hacer algo, pero…”

“E-eso… eso es verdad… pero, ¿por lo menos podemos ser los que llevemos a esta niña? Después de todo, vamos hacia mar en el oeste…”

“Haa~, escucha. Vamos al Great Volcano primero. No me digas, ¿vas a llevarla junto a nosotros a la mazmorra? O, ¿vas a decirle que espere en el desierto sola? En primer lugar, seremos considerados los cómplices de los secuestradores si nos llevamos a la niña secuestrada de la tribu Sea-dweller sin permiso. Por lo tanto, no digas algo poco razonable como esto.”

“… Uuh, lo entiendo…”

Al parecer, en sólo poco tiempo, Shia había llegado a adorar a Myuu. Tal vez porque ella entendió las circunstancias con respecto a su situación, Myuu se aferró a Shia firmemente. Myuu parecía querer a Shia también, y sintió la necesidad de resistirse a separarse de ella.

Sin embargo, lo que Hajime había sugerido era lo correcto, por lo que Shia sólo podía asentir y dejar caer sus hombros. Hajime se inclinó para estar a su altura y mirarla a los ojos, y empezó a explicar de una manera que Myuu podía entenderlo.

“Escucha, Myuu, vamos a llevarte a gente que te protegerá. Aunque podría tomar tiempo, seguramente regresarás al mar en el oeste.”

“… ¿Qué pasa con Onii-chan y Onee-chan?” Myuu preguntó lo que los dos iban a hacer, con un tono preocupado.

“Lo siento, pero, será un adiós.”
“¡No!”

“Espera, no debería ser—”
“¡No!”

“…”
“¡Myuu está bien con Onii-chan y Onee-chan! ¡Myuu quiere estar juntos!”

Hajime se estremeció a causa del fuerte rechazo. Myuu comenzó a revolverse en el regazo de Shia, al igual que una niña consentida. Hasta ahora, pensaron en ella como una niña tranquila, pero eso al parecer era porque ella todavía estaba tratando de determinar el carácter de Hajime y de Shia. Tal vez porque ella les juzgó como gente en que podía confiar, ella actuó como una consentida. Sin embargo, ella podría ser originalmente una tranquila y brillante niña.

Hajime no se sentía mal por ser de confianza, pero era necesario informar de la situación al oficial, y no podían llevar a Myuu ya que iban a conquistar una de las Grandes Mazmorras, «Great Volcano», en su camino. Aún así, “¡¡No— —!!”, Myuu se negó con todas sus fuerzas, por lo que se dio por vencido en persuadirla, y simplemente la tomó en brazos para llevarla a la oficina de seguridad.

Debido a que Myuu no quería separarse de las personas que conoció milagrosamente y en las que podía realmente confiar, tiró con fuerza del pelo de Hajime, de su parche, y arañó sus mejillas, en el camino a la oficina de seguridad, como una forma de resistencia. Si no fuera por Shia sonriendo con cortesía a su lado, Hajime probablemente habría sido reportado como un secuestrador. Con su pelo hecho un lío, un ojo cerrado porque su parche fue retirado, y los arañazos en sus mejillas, Hajime llegó a la oficina de seguridad y explicó las circunstancias al personal de seguridad que tenía sus ojos muy abiertos.

La expresión del miembro de seguridad, que escuchó las circunstancias, se levantó y prometió proteger a Myuu dentro de la oficina de seguridad, junto con la investigación y el procedimiento para llevar a Myuu de regreso a su hogar. Justo como Hajime había esperado, esto era un gran problema, y él quiso excusarse[5] ya que los refuerzos deberían llegar de inmediato de los cuarteles generales. Sin embargo…

“¿Onii-chan odia a Myuu?” Dicho por la niña que con los ojos humedecidos y mirándole desde abajo[6], ninguna persona en su sano juicio sería capaz de soportarlo, incluyendo a Hajime. “Uh”. Él gimió. Aunque perseverantemente explicó que ella sería capaz de volver a su casa si ella estada con la persona de seguridad, la triste expresión de Myuu no amainó en lo más mínimo.

El miembro de seguridad no podía soportarlo por más tiempo, y en cierto modo separó a la fuerza a Myuu del equipo de Hajime mientras estaba tratando de calmarla, y Myuu tiró del pelo del hombre mientras dejaba salir una triste voz. Hajime y Shia finalmente salieron de la oficina de seguridad, pero, naturalmente, no tenían ganas de continuar su cita. Las cejas de Shia estaban arrugándose de preocupación, mientras ella seguía mirando atrás, hacia la oficina de seguridad.

Poco tiempo después, la oficina de seguridad ya no estaba a la vista, y Hajime quería decir algo para hacer que la deprimida Shia se sienta mejor, en un lugar bastante alejado de la oficina. Pero en ese momento…

¡¡¡¡¡BooOOooMm!!!!!

Una explosión ocurrió detrás de ellos, y el humo negro se podía ver. La ubicación era,

“Ha-Hajime-san. Por ahí está…”
“¡Tch, la oficina de seguridad!”

Así es. El lugar del que estaba saliendo el humo negro era la oficina de seguridad donde estaban antes. Los dos asintieron, el uno hacia el otro, y corrieron de vuelta hacia la oficina de seguridad. Lo peor que podría pasar con tal momento oportuno, entró en sus mentes. La organización que secuestró a Myuu, atacó la oficina de seguridad, junto con Myuu, para evitar la fuga de información.

Reprimiendo su impaciencia, llegaron a la oficina de seguridad. Lo que entró en su visión era el espectáculo de las vidrios de las ventanas, junto a la puerta de la oficina, destrozados y dispersados en la calle. Sin embargo, el edificio en sí no estaba tan dañado, por lo que no hay preocupación de que colapse. Hajime y Shia entraron en el edificio y descubrieron la persona de seguridad que se desplomó bajo una cobertura.

El oficial de seguridad tenía ambos brazos rotos, y estaba inconsciente. Algo similar pasó con los demás miembros de seguridad. Afortunadamente, no habían lesiones potencialmente mortales. Mientras Hajime estaba mirando a los miembros de seguridad, Shia fue a investigar otros lugares, y regresó con un aspecto apresurado.

“¡Hajime-san! ¡No puedo encontrar a Myuu-chan! ¡Aparte de e-esto!” Lo que Shia le entregó era una hoja de papel con algo escrito en ella.

“Si no quieres que la niña de la tribu Sea-dweller muera, ven a ___ ___ con la chica de pelo blanco de la tribu Rabbit-man.”

“Hajime-san, esto es…”
“Parece que estos chicos son unos codiciosos…”

Hajime arrugó el papel en su mano y reveló una sonrisa salvaje. Esos tipos probablemente escucharon la conversación entre el equipo de Myuu y Hajime en la oficina de seguridad por algunos medios. Después, juzgaron que Myuu era útil como rehén, y ellos no la mataron para silenciarla debido a la idea de obtener una rara Rabbit-man.

Junto a Hajime, estaba Shia, que tenía una expresión decidida.

“¡Hajime-san! ¡Yo-!”

“No digas más. Lo sé ahora. Estos chicos son mis enemigos… No más tediosas conversaciones, los aplastaremos a todos y recuperaremos a Myuu.”

“¡Sí!”

A decir verdad, Hajime pensó que sería mejor separarse rápidamente de Myuu porque él no quería que los acompañase en un viaje tan peligroso. Después de todo, Myuu sólo tendría tiempos dolorosos si ineptamente dieran cariño a una niña acorralada mentalmente. Sin embargo, no podían abandonarla cuando ha sido secuestrada por segunda vez. No había tiempo, y había algo que podía hacer. Por lo que abandonar a una niña tan pequeña, mientras ella está en un apuro, seguramente sería “una forma solitaria de vida”. Además, si decidía abandonarla con la razón de que ella no tenía relación con ellos, Shia seguramente se afligiría al respecto.

Además, el otro bando también estaba tratando de poner sus manos sobre Shia. Querer codiciar a la “importante” persona de Hajime, ellos son considerados como “enemigos”. No había necesidad de perdonarles o contenerse. Estos chicos habían cruzado la línea que no debía cruzarse.

Hajime y Shia prepararon sus armas, y los monstruos corrieron rápidamente hacia la ubicación que los idiotas que los habían despertado.

* * *

“Y eso es lo que ha pasado. Cuando llegamos a la ubicación especificada, había una multitud de matones armados, pero Myuu no estaba allí. Desde el principio, probablemente pensaron en matarme y tomar a Shia. Por el momento, masacramos a todos excepto a varios de ellos, ya que queríamos preguntarles el paradero de Myuu… pero ellos no sabían nada. Torturé a los otros para encontrar dónde está su escondite… y lo mismo ocurrió.”

“No sólo yo, también planeaban secuestrar a Yue-san y Tio-san[7]. Es por eso que esta vez, decidimos darles una advertencia al destrozar todas las cosas relacionadas con su organización…”

Yue y Tio, que escuchaban la explicación de Hajime y Shia mientras se movían. Con asombradas expresiones hacia su constitución hacia los problemas, se preguntaron cómo una cita normal podría haberse convertido en algo relacionado con la organización clandestina de esta gran ciudad.

“… Por lo tanto, ¿sólo tenemos que buscar a una niña llamada Myuu?”

“Yep. Lo que descubrí del interrogatorio, era que ellos son una organización considerablemente grande… por lo que hay una gran cantidad de instalaciones relacionadas con ellos. ¿Nos ayudaréis?”

“Nn… déjamelo a mí.”

“Hmm. Ésta sin duda lo hará si es algo pedido por Amo.”

Yue y Tio respondieron sin vacilar. Hajime les dijo lo que descubrió en cuanto al paradero de los escondites de la organización clandestina. Luego procedieron a buscar a Myuu, y pulverizar la organización en grupos de dos que consisten en Hajime-Yue y Shia-Tio. Hajime y Shia fueron por caminos separados porque pensaban que sería mejor tener a alguien familiarizado con Myuu cuando la encuentren.

* * *

Cerca del muro exterior del Ala Comercial, había un lugar separado de las Alas de Turismo y de Artesanos. Era un lugar donde los ojos del gobierno no podían llegar; completamente el bajo mundo, el lado oscuro de esta gran ciudad. Era sombrío a pesar de ser de día, y la gente caminaba con una lúgubre atmósfera.

En la esquina del lugar, había un edificio de siete pisos. Aunque se trataba de una agencia de empleo en la superficie, en realidad era la sede de la mayor organización clandestina que se especializada en el tráfico de “personas”, “Flithof”[8]. Normalmente, la sede cuenta con una siniestra y silenciosa atmósfera, pero ahora, era ruidoso con la gente dispersándose. Las expresiones de los subordinados parecidos a matones, que servían como mensajeros, estaban perplejos e irritados, lo cual se deformó en terror.

Entre las decenas de personas que siempre entraban y salían, dos personas vestidas con una túnica de la cabeza a los pies, se colaron durante la confusión, y se infiltraron en la sede de Flithof sin mucha dificultad. Avanzaron mientras evitaban a la gente que estaba corriendo por todas partes, y finalmente llegaron frente a un ilustre cuarto en el piso más alto. El grito ronco de un hombre resonó en el pasillo a través de la puerta. Al escucharle, las personas vestidas con túnicas, en silencio se quitaron sus capuchas y se movían sigilosamente.

“¡Dejad de joder por todos lados! ¿¡Ah!? ¡Dilo otra vez, bastardo!”

“¡Hii! C-como informé antes, el número de guaridas destruidas ha superado los 50. Los atacantes eran dos grupos de dos.”

“Entonces, ¿qué pasa con eso? ¿Estás diciendo que Flithof será destruida por cuatro bastardos de mierda? ¿Aa?”

“E-eso no es lo que yo— ¿¡hmph!?”

Dentro de la habitación, cuando pensaron que el grito se había detenido, algo soltó un sonido y de ‘¡thud!‘ y el silencio reinó por un momento. Al parecer, el hombre que estaba informando, fue derribado por el hombre que gritaba.

“Chicos, no importa cómo lo hagáis, traed a esos bastardos de mierda ante mí, vivos. No me importa en qué estados se encuentren, siempre y cuando estén vivos. Si esto sigue así, la reputación de Flithof será arruinada. Es por eso que voy a dejar que esos bastardos vean el infierno mientras están vivos. Es necesario mostrar una advertencia a los demás. ¡Recompensaré al chico que pueda traerlos aquí con cinco millones de Ruta! ¡Cinco millones cada uno! ¡Contad esto a todos los miembros de la organización!”

Debido a las instrucciones del hombre, el cuarto se puso agitado. Al igual que el hombre había ordenado, todos los miembros de dentro del cuarto salían para entregar el mensaje a todos los miembros de la organización. Los dos espías se pusieron las capuchas, se miraron y asintieron a la vez. Uno de ellos sacó un martillo de guerra de su espalda y tomó una pose.

En el momento en que la persona en el interior puso la mano en el pomo de la puerta, el super pesado martillo de guerra fue impulsado con una considerable fuerza centrífuga y gravitacional.

¡¡¡BaaaANNgG!!!

Con un atronador sonido, la puerta fue destrozada en pedazos. El hombre que estaba agarrando el pomo de la puerta, tenía su mitad derecha destrozada. Además, las personas que están detrás de él, tenían todo su cuerpo perforado por las astillas, y al instante fueron despedidos hacia el otro lado de la pared[9].

“No hay necesidad de informar a tus empleados. Las personas en cuestión han llegado.”

“Hmmm, ésta será responsable de la gente en el exterior. Shia, termina esto rápido, ¿vale?”

“Muchas gracias, Tio-san.”

La gente que cultivaron la tragedia y casualmente entraron en el cuarto, eran Shia y Tio. Al darse cuenta de que la puerta de repente estalló en pedazos, y cómo sus subordinados fueron despedidos hacia la pared del cuarto; ambos hechos tan fácilmente, el jefe de Flithof, Hansen, se puso rígido y se quedó mirando con los ojos abiertos. Recuperó sus sentidos cuando escuchó las voces de Shia y Tio. Entonces, rápidamente sacó su arma y habló como un Yakuza.

“… Vosotros bastardos sois los agresores, huh… Esas siluetas… Tch, ¿no sois las dos de la lista? ¿eran Shia y Tio? La otra es la encantadora, Yue… De hecho, vuestras apariencias son de primera clase. Oi, vuestras vidas serán salvadas si os rendís ahora, ¿sabéis? No me digáis, pensáis que podéis regresar con vida después de poner vuestras manos en la sede de Flithof—!?” ‘Swiiiish‘ “¡¡¡UGYAAAA!!!”[10]

Hansen, que comenzó a hablar mientras miraba a Shia y Tio con lujuria, fue fríamente interrumpido por Shia, que disparó la escopeta, ya que no había necesidad de discutir. Las numerosas bolas de hierro arrancaron el brazo derecho de Hansen, el cual giró y se estrelló contra la pared de detrás, mientras que el propio tipo gritó y se agachó.

Aunque los miembros de la organización, que escucharon el alboroto, venían corriendo, Tio utilizó magia de fuego para quemar las escaleras y ellos sólo podían estar quietos porque perdieron el único camino hacia arriba. Además, ella usó la versión a pequeña escala de “Aliento”, y casualmente los masacró, y todo en el séptimo piso fue carbonizado completamente, excepto el cuarto de Hansen. Con eso, había una vista sin obstáculos de la sede de Flithof. Tio disparó Cuchillas de Viento y Balas de Fuego, al igual que una ametralladora, hacia los miembros de la organización que no podían hacer nada más que mirar distraídamente hacia el piso superior. Debido a los despiadados ataques, los miembros de la organización trataron de esparcirse y dispersarse en la huida… pero sólo unos pocos sobrevivieron.

Mientras Tio se encargaba de la gente de fuera, Shia cargaba a los hombros a Doryukken, se acercó al Hansen que estaba gritando y retorciéndose, y presionó a Doryukken en su abdomen. “Guwaa”, él dejó escapar sonidos de agonía mientras trataba de apartar el Mazo, pero su mano derecha[11] era inútil contra el super pesado Doryukken. Lo único que podía hacer Hansen era indignamente suplicar por su vida.

“P-por favor. ¡Perdóname la vida! ¡Puedes tomar todo el dinero que quieras! ¡No quiero estar involucrado contigo nunca más! Es decir— ¿¡Gekk!?”

“Por favor, no hables sin permiso. Sólo tienes que responder a mi pregunta, ¿entiendes? Si no lo haces, el peso aumentará cada segundo… así que te recomiendo que contestes a todo antes de que tus órganos estallen.”

“… Shia. Usted es la compañera de Amo después de todo… su habla y comportamiento son los mismos.”

Tio, que replicó por detrás, fue ignorada, y Shia preguntó a Hansen sobre Myuu. Cuando ella mencionó a Myuu, Hansen mostró una expresión estupefacta por un momento. Peor cuando ella le preguntó sobre la niña de la tribu Sea-dweller, él frenéticamente respondió con una expresión angustiada porque Doryukken se estaba poniendo más pesado por segundos. Al parecer, había sido transportada al sótano de una sala dónde esta noche tendría lugar una subasta clandestina.

Los subordinados de Hansen, que probablemente escucharon la conversación entre el equipo de Shia y Myuu, fueron los que planearon el secuestro de Shia. Probablemente pensaron que por secuestrarla, podrían subir su posición dentro de la organización, ya que ella ya estaba en la lista para ser secuestrada.

Shia tocó la piedra de telepatía en su gargantilla, lo activó, y contactó con Hajime.

“Hajime-san, Hajime-san. ¿Puedes escucharme? Soy yo, Shia.”

“… Shia. Sí, te puedo escuchar. ¿Qué pasa?”

“Acabo de conseguir la información sobre el paradero de Myuu-chan. Hajime-san se encuentra actualmente en el Ala de Turismo, ¿verdad? Por favor sigue adelante, porque es por ahí.”

“Recibido.”

Shia le dijo a Hajime la localización exacta, utilizando telepatía. Debido al peso de Doryukken, el aspecto de Hansen se había vuelto azul debido a no poder respirar. Shia desactivó la magia de Gravedad en Doryukken, quitó el normalmente pesado Doryukken de Hansen, y cargó con ello. Aunque fue liberado del peso de Doryukken, la conciencia de Hansen comenzó a debilitarse a causa de la hemorragia, y desesperadamente pidió ayuda a Shia.

“A-ayúdame… Llévame al médico…”

“Es muy conveniente que uses la vida de los niños como fuente de alimento… Además, Hajime-san y Yue-san estarán enfadados conmigo si dejo que un humano como tú escape. Por eso, adiós.”

“¡P-para!”

¡Splatter!

Shia sacudió a Doryukken, que fue rotado poderosamente, para quitarse la sangre pegada en él, lo puso en su espalda, y miró a Tio.

“Tio-san. ¡Vamos a destrozar rápidamente este lugar y reunirnos con Hajime-san y Yue-san!”

“Whoa… Shia también es despiadada, huh… esto hizo que ésta palpitase un poco…”

“? … ¿Acabas de decir algo?”

“N-nada en absoluto.”

Las palabras que Tio dijo en un susurro, de alguna manera hicieron que Shia sienta un escalofrío. Aunque cuando le preguntó a Tio, no había nada más que su extraña expresión calenturienta, por lo que Shia inclinó su cabeza, mientras ellas continuaban destruyendo diligentemente la sede de Flithof.

Cuando Shia y Tio se fueron, lo que quedaba eran numerosos cuerpos y una montaña de escombros. “Flithof” en Fhuren era una de las tres organizaciones clandestinas más grandes, y hoy, fue fácilmente aniquilada.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 “Aerodynamic” ~ Aerodinámico. Es la habilidad de Hajime que le permite crear plataformas en el aire y seguir saltando. En otras novelas puede ser “Sky Drive” u otros nombres.
2 Son membranas interdigitales. Más información en Wikipedia [Membrana interdigital].
3 “Sea-dweller” ~ Habitantes del mar.
4 Aplausos al traductor de Google “Myuu” ~ Mew. Tenemos al Pokemon nº 151.
5 Una manera de decir que quería irse.
6 “upward gaze” ~ mirada hacia arriba, mirada ascendente. Pero lo he modificado sin que pierda sentido.
7 ¡Vamos con el Tío Sam! (suena parecido). Más información en Wikipedia [Tío Sam].
8 Es el nombre de la organización.
9 “and were instantly had wounds them they were blown to the other side of the wall”. Esto está mal traducido al inglés (supongo). Antes fueron perforados, lógicamente están heridos, no hace falta añadir que fueron heridos al instante, por eso he eliminado esta parte. Además, nada conecta “had wounds them” ~ ellos tenían heridas, y “they were blown” ~ fueron despedidos, porque “them” es un pronombre.
10 Está traducido como un texto normal, no sé cómo darle connotaciones de “Yakuza”. “…Ya bastards are the assailants, huh… That figures… Tch, ain’t ya da ones from da list. Shia and Tio was it? Da other one is the lil’ one, Yue… Indeed y’all’s appearances are first rate. Oi, y’all’s lives will be saved if ya surrender now, y’know? Don’t tell me, ya think ya can return alive after putting ur hands on Flithof’s headquart—!?
11 “blew off Hansen’s right arm” y “his right hand was useless againts”, si su brazo derecho fue arrancado, ¿cómo está usando su mano derecha?

6 Responses to Arifureta v7 c8

  1. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  2. santiago says:

    gracias por la traduccion

    Like

  3. Orley Serna says:

    Gracias

    Like

  4. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

  5. jAJAJA La dragona se pasa jajaja gracias por el cap

    Like

  6. Ecle Chan says:

    jajaja Shia ha aprendido bien de sus maestros, siii nada de misericordia contra esa escoria, no merecen piedad alguna solo deben desaparecer

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s