Arifureta v8 c2

Agradecimientos a En do y AnmesicCat.


Contra la raza Demoníaca II

 

“Limit Break”, es una habilidad que triplica temporalmente los estados básicos utilizando el poder mágico, sin embargo, está literalmente rompiendo el límite; por lo tanto, no puede utilizarse durante un largo periodo, y después, el usuario se debilitará proporcionalmente al tiempo que fue usado. Eso es debido a la intensa fatiga y se traduce en la imposibilidad de utilizar ni la mitad del poder original. Por eso, el tiempo y el lugar para usar esta habilidad de último recurso, deben ser considerados cuidadosamente.

Debido a la fuerza y la recuperación de las bestias demoníacas, Kouki juzgó que la moral de sus compañeros de desplomaría si esto continuaba, por lo que utilizó “Limit Break” para derrotar inmediatamente al Cuervo Blanco[1] y a la mujer de la raza Demoníaca.

Con la declaración de Kouki del “Limit Break”, una blanca y pura luz envolvió[2] su cuerpo. Al mismo tiempo, la bestia con aspecto parecido al Brutal[3], cuyo mazazo fue repelido de nuevo, no se dio cuenta del cambio en Kouki.

“¡Oh, voluntad en forma de cuchilla, asume la luz y divide a mi enemigo, “Light Sword”[4]!”

Kouki inclinó su cuerpo hacia adelante para esquivar la maza del semejante al Brutal. Entonces, inmediatamente dio un tajo desde abajo utilizando la Santa Espada, la cual se extendió por la cuchilla de luz.

Había cortado al enemigo de antes utilizando “Light Sword”, y aunque recibió una grave herida, no era mortal. Sin embargo, esta vez estaba usando “Limit Break”, lo que triplicó sus estados, y con el efecto de la “Light Sword”, el semejante al Brutal fue diagonalmente cortado en dos, como si estuviera hecho de mantequilla.

Un instante más tarde, el cuerpo del semejante al Brutal se desplazó diagonalmente, y ¡boom!, se derrumbó con un crudo sonido. Kouki puso fuerza en sus piernas e inmediatamente aceleró violentamente hacia la mujer de la raza Demoníaca.

Nada obstruía el espacio entre Kouki y la mujer de la raza Demoníaca[5]. Aunque se decía que la raza Demoníaca era una raza superior en términos de magia, pero ya era demasiado tarde para que ella haga algo. Con esto, ella sería cortada junto con el cuervo blanco, el fin. Todos pensaban así.

En ese momento,

“””””¡¡¡GUUURAAAAAARRRRRWW!!!”””””

“¿¡Qu—!?”

Habían seis espacios borrosos, y atacaron a Kouki mientras rugían fuertemente. Debido a que las Quimeras estaban atacando simultáneamente desde todos los lados, Kouki levantó instintivamente una estupefacta voz, y sus ojos se abrieron como platos.

Él de inmediato tiró del freno, esquivando el ataque de frente, y utilizó la Santa Espada para cortar a la Quimera que venía atacando desde su derecha. Después, él creía en el desempeño de la Santa Espada, y soportó el ataque mortal que recibió en la espalda.

Sin embargo, esas fueron las únicas cosas que podía hacer. Las garras de la Quimera a su izquierda golpearon su hombro. Él voló a fuera del cerco, cuando la última Quimera de repente saltó, clavó sus garras de las patas delanteras sobre los hombros de Kouki, y lo inmovilizó.

“¡¡Ack!!” Un grito se escapó de entre sus apretados dientes.

Él apenas fue capaz de detener con la Santa Espada a la Quimera que estaba a punto de clavar sus colmillos en su cuello. Con las garras clavándose en sus hombros, se redujo la fuerza para bloquear las fauces. Kouki, que ya había roto su límite, fue acorralado gradualmente, y no podía sacar suficiente fuerza.

“¡Oh luz de la gracia, lleva tu curación y una advertencia a este lugar, “Heavenly Burn”! ¡”Binding Seal”![6]

Al ver a Kouki en tales apuros, Kaori de inmediato activó los hechizos de magia de recuperación. “Heavenly Burn” era una magia de curación de nivel medio con un solo objetivo. Su efecto era mayor que la magia de recuperación “Heavenly Time”, que ella utilizó previamente para curar a varias personas. Sin embargo, las garras de la Quimera estaban clavándose en los hombros de Kouki, por lo que no sería curado por la forma en que las cosas iban.

Por lo tanto, ella activó la restrictiva magia del elemento luz de nivel medio “Binding Seal”, al mismo tiempo que ella activó la magia de curación. “Binding Seal” era una magia que producía una jaula de luz en el centro del objeto confinado — Kaori utilizó esa magia en Kouki. La jaula de luz se expandió instantáneamente en torno a Kouki y apartó a la Quimera.

Con las garras saliendo de sus hombros, “Heavenly Burn” demostró su efecto y las heridas de Kouki se curaron instantáneamente.

Al mismo tiempo, algunas personas de la parte trasera, como Suzu y el grupo de retaguardia, que estaban luchando contra la Quimera y la tortuga de seis patas, lanzaron sus ataques mágicos hacia las Quimeras que atacaban a Kouki. Sin embargo, la distancia era demasiada lejana, y no pudieron conseguir una buena puntería, incluso cuando tenían los efectos del “Heavenly Perimeter” de Kaori, todavía eran incapaces de hacer grandes daños a las Quimeras.

Aún así, fueron capaces de ganar tiempo para que Kouki recupere su equilibrio. Luego, él preparó su Santa Espada, conjuró, y cargó para contraatacar cuando fue curado completamente.

” “Soaring Four Wing Blades”[7]

Blandió su Santa Espada, la cual dibujó una curva en el aire, y cuatro tajos de luz aparecieron en el espacio donde golpeó. Las apuntadas Quimeras sintieron la crisis observada por la acción de Kouki fortalecida por “Limit Break”, e inmediatamente se alejaron de un salto para evadir.

Sin embargo,

“¡Captúralos, “Restrain”[8]!”

Con un corto conjuro, Kaori activó la restrictiva magia del elemento luz de nivel medio, “Restrain”. Numerosas cadenas de luz salieron de los pies de las Quimeras que estaban evadiendo, y se enrollaron alrededor de sus cuellos y sus pies. Aunque no era difícil escaparse de ellas con la fuerza que las Quimeras poseían, fueron detenidos por un momento, y no podían esquivar.

Como resultado, las cuatro Quimeras fueron directamente golpeados por el “Soaring Blade’s” de Kouki, y murieron mientras su sangre salpicaba los alrededores.

Kouki lanzó una mirada asesina y señaló con su Santa Espada hacia la mujer de la raza Demoníaca.

“Qué lamentable; tu último recurso fue ineficaz contra nosotros. ¡Ahora no hay nada más que te proteja!”

Al escuchar las palabras de Kouki, la mujer de la raza Demoníaca miró con recelo, no, miró a Kouki con asombro. En su mente, ella pensó “¿Por qué era necesario que declare eso ahora? ¿No sería mejor para él que me acuchille inmediatamente?”.

A pesar de que la mujer de la raza Demoníaca debería haber sido acorralada, su tranquila actitud irritó a Kouki. Primero, ella soltó a las Quimeras, luego a los semejantes a los Brutal, y ahora a las Quimeras de nuevo. Esos ataques por sorpresa eran también la fuente de su irritación. “Sólo utilizaste ataques por sorpresa y no luchaste justamente. Además, sólo estás observando[9]. ¡Qué cobarde”, gritó Kouki.

“… Bueno, ese no es mi último recurso.”

“¡Qué farol!”

“De todos modos, olvida de si es o no es un farol, pero ¿qué vas a hacer después de repeler a esos? He confirmado vuestros poderes como los “Apóstoles Herejes”, así que no tengo más asuntos contigo.”

“Qué es—”
“¡KYAAA!”

“— ¿¡Kh!?”

La mujer de la raza Demoníaca dijo eso mientras llevaba a cabo la molestia de sacudirse el pelo, cuando un grito resonó de detrás de él, al mismo tiempo que Kouki la interrogaba.

Kouki instintivamente miró hacia atrás, y lo que recibió a sus ojos eran cinco semejantes al Brutal y Quimeras. Además, había un lobo negro de cuatro ojos que él nunca había visto antes, y que estaba montado por un gato negro de 60 centímetros con cuatro tentáculos. Ellos atacaron simultáneamente a sus camaradas, y Kouki podía ver la escena donde los tentáculos del gato negro atravesaban el costado de uno de sus mejores amigos en el equipo de Nagayama, Nomura Kentarou. La que gritó era Yoshino Mao, también del equipo de Nagayama.

“¡Kentarou! ¡Maldita seas, no te dejes llevar!”

“¡Mao, cálmate! ¡Le curaré!”

Un miembro de su equipo, Endou Kousuke, cortó el tentáculo que atravesó a Nomura, y miró al gato negro con ojos ardiendo en ira.

Nomura cayó y levantó una angustiada voz, que puso a Yoshino atónita, pero sólo para ser regañada por Tsuji Ayako, que inmediatamente activó la magia curativa. Fue una bendición que ella completó su conjuro antes de que el tentáculo cortado por Endou sanase.

“¡Qu—, todavía hay más—!”

Al mirar hacia atrás, Kouki hizo un sonido de sorpresa porque habían nuevos refuerzos que aparecían a sus espaldas.

“El efecto de la peculiar magia de la Quimera, “Camouflage”[10], se activa en quienquiera que toqué. ¿O no habéis pensado en una cosa así? Mirad, hay más de ellos.”

“¿¡Kh!?”

La gran cantidad de bestias demoníacas que aparecieron de repente habían revertido la situación, y Kouki y sus compañeros eran ahora los que estaban inferiores en términos de números. Al ver eso, Kouki volvió a toda prisa hacia atrás. Para Kouki, la mujer de la raza Demoníaca reveló el secreto del efecto de “Camouflage” de las Quimeras, y reveló aún más bestias demoníacas. Diez lobos de cuatro ojos y gatos negros aparecieron de detrás de ella, y se lanzaron hacia Kouki.

“¡Kuh— oOO!”

Los tentáculos de los gatos negros se extendieron a una extraordinaria velocidad y atacaron a Kouki desde todas las direcciones. Kouki hizo una rotación sobre sí mismo para cortar los entrantes tentáculos, utilizando la Santa Espada, pero uno de los gatos negros se había acercado a su lado y trató de golpearlo. Estaba apuntando al rostro de Kouki, por lo que el gato negro que saltó no debería haber sido capaz de evitar su ataque en pleno vuelo. Kouki dijo, “¡Uno menos!”, cuando estaba convencido de la muerte de la bestia demoníaca.

Sin embargo, su convicción fue fácilmente anulada en el siguiente momento. De alguna manera, el gato negro hizo una voltereta en el aire y evitó el ataque de Kouki. Luego, las afiladas garras que no le quedaban bien a la constitución del gato, se dirigieron al cuello de Kouki.

Kouki apenas pudo mover la cabeza y evitó el ataque, pero fue incapaz de responder al ataque de un lobo de cuatro ojos que venía de detrás, debido al colapso de su equilibrio. Esto no resultó en una grave herida gracias a la defensa de su armadura y la fuerza que excedía su límite. Luego, él saltó poderosamente a lo lejos y volvió a sus compañeros.

Con eso, las obvia y anormalmente fuertes bestias demoníacas, rodearon al equipo de Kouki. Todos trataban de defenderse desesperadamente, pero lo que era aún más problemático para ellos, era que los enemigos habían aumentado súbitamente en número, y estaban cooperando. Además, el cuervo blanco sanaría inmediatamente a las bestias demoníacas si no morían de un golpe.

Aunque la primera línea de alguna manera se las arregló para evitar derrumbarse, gracias a las continuas curaciones de Kaori y la otra “Sanadora”, Tsuji Ayako, todavía no podían hacer nada para cambiar la situación.

Kouki dañaba a los enemigos usando el poder que obtuvo del “Limit Break”, pero se había vuelto imposible para él atacar a las bestias demoníacas con la táctica de “Golpear y Huir”, mientras ellos cooperaban con los otros.

Con el movimiento de alta-velocidad, comparable con el “No Beat” de Shizuku, el gato negro y el lobo de cuatro ojos poseían una habilidad llamada “Prediction”[11], tenían un excelente trabajo en equipo, lo que dio lugar a esquivar lo que debería haber sido una herida mortal.

Ellos se defendían[12] desesperadamente, pero las sombras de la desesperación gradualmente comenzaron a cernirse sobre las expresiones de sus compañeros de clase. Ese sentimiento se hizo más grande gracias a la participación de la mujer de la raza Demoníaca en la batalla.

“El lagarto de ojos dorados durmiendo en la profundidad de la tierra, el rey de ojos mágicos nacido en este mundo, el que trajo la maldición de la oscuridad de dentro de su vista. Lo que busco es la prisión eterna y perpetua de la oscuridad. Ni el terror, ni la desesperación, ni la tristeza, para encerrar a mis enemigos con esos ojos, y lo que quede sería la muerte, sólo frías y castigadas esculturas. ¡Pulverízalos todo y devuélvelos a la tierra! ¡”Final Prison”[13]!”

Inmediatamente después de que el conjuro fuera terminado, un orbe gris apareció de la mano extendida de la mujer de la raza Demoníaca, y voló hacia el equipo de Kouki, dibujando una parábola. A pesar de que no podía ser llamado rápido, no hay nadie en el equipo de Kouki que no pueda evadirlo. A simple vista, no era realmente una sorprendente magia, pero la persona que fue atravesado por el tentáculo, Nomura Kentarou, ya estaba pálido debido a la pérdida de sangre, y se puso más pálido. Él grito,

“¿¡Kh!? ¡Mierda! ¡¡Taniguchi—!! ¡Detén esa cosa! ¡Usa tu barrera!”

“¿¡Eh!? ¡E-entendido! ¡Trae aquí un santuario que no dejará pasar a los enemigos de Dios! ¡”Holy Interruption”[14]!”

Nomura, que estaba al borde de perder la esperanza, dio la orden, y Suzu utilizó el conjuro acortado para invocar la defensiva magia del elemento luz de alto nivel. La brillante barrera creó una cúpula y rodeó al equipo de Kouki. Porque “Holy Interruption” no tenía la función para detectar amigo o enemigo, habían un montón de bestias demoníacas envueltas dentro de la barrera en forma de cúpula. No sólo era una fuerte magia, sino que también tenía una alta tasa de consumo de poder mágico. Era la razón por la que a menudo no se utilizaba en peleas sin sentido. Sin embargo, el grito de Nomura le contó el peligro de la magia activada por la mujer de la raza Demoníaca, por lo que al menos, ella quería usar una fuerte barrera mágica, e inmediatamente escogió “Holy Interruption”.

El turbulento orbe de color gris chocó inmediatamente con la barrera, justo después de que Suzu extendiese la “Holy Interruption”. El orbe gris tenía una enorme presión, y una fuerza que contradecía su apariencia para derrumbar la barrera. Para no dejarla pasar, Suzu apretó los dientes y aguantó desesperadamente la sensación de su poder mágico siendo consumido.

Entonces, como si recibieran una orden de la mujer de la raza Demoníaca, los movimientos de las bestias demoníacas cambiaron. Varias de ellas empezaron a apuntar a Suzu simultáneamente.

“¡Suzu!”

“¡Proteged a Taniguchi!”

Eri disparó su magia para obstruir el semejante al Brutal que se acercaba, mientras gritaba el nombre de Suzu. Con Suzu en el centro, estaban Eri con Saitou Yoshiki y Kondou Reiichi luchando contra una Quimera, y un lobo de cuatro ojos en frente de ella. Nomura llegó al lado de Suzu.

Sin embargo, un gato negro de repente apareció de la grieta de su defensa, yendo hacia la inmóvil Suzu, que no podía moverse mientras mantiene la “Holy Interruption”. Nomura inmediatamente activó “Stone Spear”[15] y lo desvió[16] al suelo. Sin embargo, el gato negro estaba zigzagueando por el aire, inclinó su cuerpo para evitar la lanza de piedra, y lanzó todos sus tentáculos.

“¡Taniguchii!”

“¿¡Agh!?”

Nomura gritó el nombre de Suzu para alertarla, pero ya era demasiado tarde. Los tentáculos habían atravesado al instante el estómago, el muslo y el brazo derecho de Suzu mientras ella los trataba de esquivar. Su pequeño cuerpo fue capturado y era arrojado a un lado con una gran fuerza.

Con la sangre salpicando, la espalda de Suzu impactó contra el suelo y se paró su respiración. Entonces, ella gritó debido a la incapacidad de soportar el intenso dolor al mismo tiempo que ella recuperaba el aliento.

“¡¡AaAaAUGH!!”

“¡Suzu-chan!”

“¡Suzu!”

Al oír su agonizante voz, Kaori y Eri gritaron al instante el nombre de Suzu. Aunque Kaori intentó concentrar su mente para activar la magia curativa, pero la brillante barrera que Suzu hizo había desaparecido primero.

“¡Todos, alejaos de ese orbe!”

Nomura alertó a los demás con una voz llena de frustración. Sin embargo, hasta ahora, ninguna magia podía rivalizar la inexpugnable defensa de Suzu, “Holy Interruption”. Esa fue la razón por la que su advertencia llegó demasiado lenta.

Con la desaparición de la barrera, el turbulento orbe gris voló con vigor, se estrelló contra el suelo y explotó sin hacer ruido, y esparció enormemente un humo gris al entorno.

Saitou, Kondou y Nomura, corrieron hacia Suzu, que había colapsado cerca y en agonía. El humo gris inmediatamente les envolvió. No habían sombras de bestias demoníacas. Todas ellas se habían alejado de forma simultánea y a la vez.

El humo gris continuó extendiéndose y trató de engullir a Kouki y los demás.

“¡Ven, oh viento! ¡”Wind Bomb”[17]!”

Kouki inmediatamente utilizó magia de viento para crear una ráfaga, la cual empujó el humo gris fuera de la sala.

Tal vez porque fue creado con magia, el humo no fue fácilmente despedido de la sala a diferencia de un humo ordinario, pero porque la magia de Kouki se fortaleció gracias al “Limit Break”, apartó con éxito el humo tras varios esfuerzos, hacia el pasadizo de la mazmorra.

Sin embargo, lo que fue dejado por el humo era…

“¡Eso no puede ser, Suzu!”

“Nomura-kun”

“¡Saitou! ¡Kondou!”[18]

Saitou y Kondou se habían petrificado completamente, y se volvieron incapaces de hablar, mientras que Suzu tenía la mitad inferior de su cuerpo petrificada, y Nomura, que cubrió a Suzu, tenía el lado izquierdo de su cuerpo petrificado.

Saitou y Kondou fueron petrificados con atónitas expresiones debido a que no entendieron lo que había pasado. Suzu, cuya mitad inferior se petrificó, junto con el dolor severo, había perdido su conciencia con una expresión realmente dolida.

Por otro lado, el que protegió a Suzu, Nomura, tenía el daño más insignificante, pero aún dejó escapar un gemido de dolor, mientras apretaba sus dientes, pareciendo como si estaba soportando un dolor agudo. El daño de Nomura fue leve porque era un “Usuario de Magia de Tierra”. Teniendo la más alta aptitud hacia el atributo de tierra, era natural que tenía una alta resistencia ante la magia del elemento Tierra.

Además, Nomura vio instantáneamente a través de la magia de la mujer de la raza Demoníaca, porque era del elemento de Tierra, el cual había estudiado — magia ofensiva de alto nivel, “Final Prison”. Era una problemática magia que dispersaba un petrificante humo gris. Incluso si sólo era un ligero toque, la magia invadiría gradualmente el cuerpo hasta que uno fuera completamente petrificado, y la única acción para evitarlo era crear una barrera que lo aguantaría hasta que el efecto haya desaparecido, o utilizar una fuerte magia para apartar el humo.

“¡Bastarda! ¡Cómo te atreves!”

Kouki levantó una enfurecida expresión por la catástrofe que cayó sobre sus compañeros. Kouki, que estaba envuelto en una brillante luz debido al efecto del “Limit Break”, empezó a iluminarse en una luz radiante y deslumbrante. Parecía que iba a lanzarse contra la mujer de la raza Demoníaca en cualquier momento.

Sin embargo, Shizuku actuó como freno para Kouki, cuando ella gritó con una amonestante voz, seguido de decirle que se retirase con todas sus fuerzas.

“¡Detente! ¡Kouki! ¡Vamos a retirarnos! ¡El camino de retirada está limpio ahora!”

“¿¡Qu—!?Después de lo que ha sucedido, ¡¿cómo puedo huir?!”[19]

Sin embargo, con su furia por ver a sus compañeros siendo heridos, Kouki la fulminó con la mirada y se opuso al plan de retirada de Shizuku. La presión que Kouki liberó, se abalanzó hacia Shizuku, pero ella lo recibió como si fuera aire, y lo presionó en su lugar con una seria expresión.

“¡Escucha! Kaori seguramente los curará. Sin embargo, esto tomará tiempo. También existe la posibilidad de que sea demasiado tarde si somos muy lentos en tratarlos. ¡Por lo que es necesario retirarse ahora y recuperarnos! ¡Además, carecemos de tres personas ahora, por lo que si te precipitas, todos no serán capaces de aguantar el próximo ataque! ¡Seremos realmente aniquilados!”

“Ugh, pero…”

“A ello se suma que, ¿no es hora de que tu “Limit Break” llegue a un peligroso momento? ¡En esta situación, realmente será el final si Kouki se debilita! ¡Por favor, cálmate! ¡Todos también sienten lo mismo que tú!”

Al escuchar las lógicas palabras de su amiga de la infancia, Kouki vaciló mientras se mordía el labio cuando se dio cuenta del sangrado en el borde de los labios de Shizuku, y sintió que su ardiente cabeza se enfriaba. Shizuku también estaba mortificada. Antes de darse cuenta, ella se había cortado el labio. Sus importantes camaradas habían sido heridos, y si es posible, ella quería inmediatamente dar una paliza a su enemigo.

“¡Vale! ¡Todos, es hora de retirarse! ¡Shizuku, Ryuutarou! ¡Por favor, aguantadlo un poco más!”

“¡Déjamelo a mí!”

“¡De acuerdo!”

Kouki extendió hacia arriba la Santa Espada y comenzó un largo conjuro. Hasta ahora, no utilizó ningún conjuro largo porque no habría apaciguado la anterior situación. Sin embargo, ahora era la perfecta magia para despejar el camino para su retirada. Pero, se hizo necesario para él confiar su defensa a Shizuku y Ryuutarou, porque estaba completamente indefenso cuando está conjurando. En otras palabras, deben enfrentarse a las bestias demoníacas que van a por Kouki. Naturalmente, incluso si Shizuku y Ryuutarou no podían hacerles frente, ellos seguirían defendiendo desesperadamente con un considerable vigor, incluso con heridas.

“¿Creéis que os voy a dejar escapar?” Cuando dijo esto, la mujer de la raza Demoníaca ordenó a las bestias demoníacas que bloqueen el pasaje de detrás del equipo de Kouki. Entonces, ella empezó a conjurar magia, con el conjurante Kouki como su objetivo.

Sin embargo, ahí es cuando algo anormal empezó a pasar a la mujer de la raza Demoníaca.

“””””¡¡ROOOOAR!!”””””

“¿¡Kh!? ¡Por qué!”

De alguna manera, cinco de las Quimeras que deberían ser sus aliados, estaban atacando a la mujer. Mientras estaba sorprendida con los ojos abiertos como platos, ella inmediatamente continuó y utilizó un conjuro abreviado para activar su magia. Una alta densidad de nubes de polvo se convirtieron en arremolinadas cuchillas, con la mujer en el centro, cortando a dos de las atacantes Quimeras. Los ataques de las Quimeras restantes fueron de alguna manera evitados al despedirse a sí misma utilizando las nubes de polvo.

La mujer de la raza Demoníaca gritó, “¿¡Por qué estoy siendo atacada!?” Ella estaba agitada mientras miraba a las Quimeras que la atacaron. Entonces, se dio cuenta de algo — todas las Quimeras tenían partes de sus cuerpos destruidos. Hay una que estaba decapitada, y otra con una profunda cicatriz en su cuerpo que todavía tenía sangre goteando de ella, incluso ahora.

“Estas…”

Así como la mujer de la raza Demoníaca se dio cuenta, las cinco Quimeras que la atacaron eran las derrotadas por Kouki. Las Quimeras que deberían estar muertas, se levantaron y la atacaron. La situación era irreal hasta que la mujer de la raza Demoníaca recordó una cierta magia y murmuró, “No me digas…”

“¡No voy a dejar que molestes a Kouki-kun!”

Así como ella gritó, Eri agitó su mano como una batuta, e hizo que los cuerpos de las Quimeras rodeasen a la mujer de la raza Demoníaca.

“¡Tch! ¡Nigromante, huh! ¡No conseguí esa información!”

La mujer de la raza Demoníaca tenía investigaciones previas antes de que ella esperase para emboscar el equipo de Kouki. A partir de la información, no hay mención de alguien capaz de utilizar la super difícil magia, tal como la Nigromancia, por lo que esta situación era completamente inesperada. Eso fue porque, a pesar de que Eri tenía “Nigromante” como su oficio, era mala en ella y nunca utilizó Nigromancia en combate real, pero ahora este hecho funcionó a su favor.

¡Incluso si soy mala en ello, sólo lo superaré! Pensó Eri mientras fulminaba a la mujer de la raza Demoníaca con una poderosa mirada, y hábilmente manipulaba a las Quimeras, aunque no era la primera vez que lo hace en un combate real. Sin embargo, ella sólo estaba ganando tiempo en lugar de derrotar a la mujer de la raza Demoníaca.

Mientras tanto, Kaori utilizó “Focus” y “Ten Thousand Heavens”[20] en Suzu. Entre los miembros del equipo, Suzu era la que estaba en la situación más terrible, y por eso decidió centrarse en curar a Suzu primero. “Ten Thousand Heavens” era una curativa magia del elemento luz de nivel medio capaz de curar estados anormales. Sin embargo, la magia de petrificación era una magia considerablemente fuerte, y ella no podía curarla del todo. Aunque los agujeros en su abdomen y su brazo se recuperaron de inmediato, ella había perdido una cantidad considerable de sangre. Estaba en una situación tan crítica donde necesitaba un descanso inmediato. También era necesario curar el agujero en su pierna en el momento en que se deshaga su petrificación.

Nomura, con el lado izquierdo de su cuerpo petrificado, había estado trabajando diligentemente en ser liberado de su estado anormal por Tsuji Ayako. Tsuji Ayako tenía una alta aptitud para la magia curativa, pero el hecho de que Nomura tenía una alta resistencia contra la magia de tierra, hizo que su tasa de recuperación sea mucho más rápida. Su pierna petrificada ya había sido curada.

Sin embargo, incluso con eso, Tsuji Ayako sólo podía apretar los dientes cuando echó un vistazo a Kaori, agitando su bastón blanco. Aunque sus oficios eran los mismos, “Sanador”, Kaori estaba obviamente por encima en términos de habilidad. Kaori estaba usando magia para curar simultáneamente a Suzu, que tenía heridas mucho más graves que Nomura. Además, a veces usaba magia curativa en Shizuku y Ryuutarou, que estaban en batalla para defender a Kouki. Era una hazaña imposible de ser imitada por Ayako. Ella estaba mortificada y se sentía abatida porque no podía curar a todos sus aliados mientras estaban en una desesperada situación.

Aunque Nomura parecía querer decir algo a Ayako en respecto a lo que ella estaba sintiendo, él pensó que no era el momento adecuado, por lo que soportó el dolor y murmuró un encantamiento.

Con sus fuerzas de combate caídas, y Kouki fuera de la lucha, Hiyama y Nakano estaban cubiertos de heridas, ya que se enfrentaban a muchas bestias demoníacas. Por otro lado, el equipo de Nagayama y Eri, que estaban protegiendo a las dos sanadoras, se dieron cuenta de que casi habían llegado a sus límites. Con los eventos actuales[21], sólo serían varios minutos antes de que se agotasen completamente.

La luz se concentró en la Santa Espada de Kouki, pero Nakano, que estaba a punto de gritar en cualquier momento, entró en pánico cuando pensó en esto como una acción suicida. Los miembros del equipo esperaban ansiosamente el momento… el cual finalmente llegó.

“¡Aquí voy! ¡”Heavenly Downpour”[22]!”

Una destellante línea se disparó de la Santa Espada extendida hacia arriba. La luz explotó y se dispersó antes de llegar al techo, cayendo hacia las bestias demoníacas circundantes como meteoros.

Este “Heavenly Downpour” era un ataque mágico del elemento luz, donde este volaba por encima de los enemigos, podía identificar a varios enemigos, y los atacaba simultáneamente. Su poder no era tan alto ya que su fuerza estaba distribuida entre las dispersadas luces. y era utilizada originalmente para limpiar un montón de bestias de poca monta. Pero en el estado de “Limit Break”, este bombardeo mágico era suficiente para acabar con las bestias del piso 50avo.

Sin embargo, las anormalmente fuertes bestias demoníacas traídas por la mujer de la raza Demoníaca, no recibieron mucho daño como se esperaba, y como máximo, sólo los despedía lejos de sus compañeros, en la medida de lo posible. Pero fue suficiente para Kouki. Al crear este hueco, sus camaradas podían ser capaces de retirarse, mientras que la mujer de la raza Demoníaca todavía estaba ocupada por las Quimeras controladas por Eri.

Habiendo confirmado eso, Kouki demostró la característica de la magia que tenía un estúpidamente largo conjuro.

” ¡”Converge”[23]! ”

Como si cayeran del cielo, la lluvia de luz que hizo a las bestias demoníacas retirarse temporalmente, una vez más, se reunió en la Santa Espada. El espectáculo, donde los meteoros se reunían mientras dejaban rastros, era todo un espectáculo fantástico. Kouki extendió rectamente la Santa Espada, y esta brillaba mientras estaba revestida en luz, hacia las bestias demoníacas que se pusieron delante del pasaje, el camino de retirada de él y sus camaradas. Con un grito de guerra, apretó el último detonante de la serie[24] de magias.

” ¡”Heavenly Claws Downpour”![25]

Inmediatamente, numerosos meteoritos se dispararon como un bombardeo, cuando dio una estocada hacia delante con la Santa Espada. A pesar de que se veía igual que el ataque anterior, tenía un poder mucho más fuerte ya que Kouki utilizó su as bajo la manga, “Heaven Might”[26], y naturalmente apartó a las bestias demoníacas que bloqueaban su camino de retirada.

Normalmente, incluso si él quería usar “Heaven Might”, el conjuro era largo y no quería que Shizuku y Ryuutarou le protegieran más de lo necesario.

Aún así, “Heavenly Claws Downpour” era la mejor técnica que tenía en la situación actual. Los torrentes de luz parecidos a meteoritos, fueron directos hacia las bestias demoníacas que bloqueaban su camino de retirada, y provocaron numerosas explosiones de forma simultánea en el momento del impacto. El bombardeo, que consistía en numerosos balas de luz explotando como una bomba de racimo. Los impactos consecutivos resultaron en el equilibrio roto de las bestias demoníacas mientras eran despedidas.

“””¡¡ROOOOAR!!”””

Las bestias demoníacas gritaban mientras cerraban sus ojos. “Heavenly Claws Downpour” tenía un efecto adicional, la ceguera, causada por mirar el destello. La intensa luz generada en las proximidades quemó sus vistas. Frotándose los ojos con la parte posterior de las patas, las bestias demoníacas enloquecían ciegamente.

Estas bestias demoníacas ya estaban fuera del camino de retirada del equipo de Kouki. Un camino se había abierto directamente al pasaje.

“¡Ahora! ¡Vamos a retirarnos!”

Con la orden de Kouki, todos se movían de forma simultánea. Nagayama se había cargado al petrificado Kondou y Saitou en sus hombros, mientras Endou cargaba a hombros a la desmayada Suzu. A pesar de que su brazo izquierdo todavía estaba petrificado, Nomura se puso de pie por sí mismo, aguantó el agudo dolor, y echó a correr hacia el pasaje.

“¡Tch! ¡No les dejéis escapar! ¡Capturadlos!”

Mientras luchaba contra las dos últimas Quimeras, la mujer de la raza Demoníaca ordenó a las ilesas bestias demoníacas. Estas se movieron según las ordenes, y comenzaron a perseguirlos a la vez. Quimeras, lobos de cuatro ojos, y gatos negros, todos ellos eran bestias demoníacas de pies ligeros, y la distancia entre ellos y el equipo de Kouki se redujo en menos de un instante.

Fue en ese momento que Nomura se dio la vuelta. Con una dolida cara, extendió su mano derecha y reveló una temeraria sonrisa.

“¡Ni siquiera pienses que seré derrotado en magia de tierra! ¡Esta es mi venganza! ¡”Final Prison”!”

El mismo turbulento orbe gris que el de la mujer de la raza Demoníaca, salió disparado de la mano de Nomura. El orbe mágico que transmitía un petrificante humo, chocó con las bestias demoníacas que se venían. Cuando la mujer de la raza Demoníaca activo “Final Prison” hace un rato, incluso sin decir nada, las bestias demoníacas inmediatamente se alejaron. Las bestias demoníacas podían sentir el peligro que se encuentra dentro del hechizo, y es por eso que Nomura lo conjuró de antemano para utilizarlo en los perseguidores mientras se estaba retirando.

Lo que Nomura concluyó resultó ser cierto. En el momento que el orbe gris salió disparado, las atacantes bestias demoníacas inmediatamente echaron los frenos y empezaron a saltar hacia atrás para alejarse y regresar a sus ubicaciones anteriores. Al mismo tiempo, el humo se convirtió en una cortina de humo, ocultando las apariencias de Kouki y sus camaradas, mientras se estaban retirando.

Además, Endou utilizó magia para borrar los restos de poder mágico y los rastros de sus olores. El oficio de Endou era “Asesino”, por lo que tenía un talento natural en magia encubierta, y las bestias demoníacas probablemente serían incapaces de perseguirlos.

La entrada de la anterior sala ya parecía más pequeña detrás de ellos, y tal vez era sólo su imaginación, pero mortificados aullidos de las bestias demoníacas parecían que estaban resonando.

El equipo de Kouki se sentía mortificado debido a sus andrajosos cuerpos y por sus compañeros, que no podían abrir los ojos. Sin embargo, también se sentían contentos de que sobrevivieron, y continuaron corriendo sin decir nada.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 “White Crow”, pensaba en dejarlo en inglés, pero es un nombre demasiado simple…
2 “wrapped around” ~ envolver con algo alrededor.
3 “Brutal-look-alike”, a partir de ahora lo cambiaré por “el semejante al Brutal”.
4 “Light Sword” ~  Espada de luz.
5 Me estoy planteando cambiar “Demon race woman” por elfa malvada (tiene las orejas ligeramente puntiagudas). Pero seguiré con mujer de la raza Demoníaca para tener una traducción “más precisa”.
6 “Heavenly Burn” ~ Quemadura divina, Alumbre divino (“burn” como brillar, ser iluminado). “Binding Seal” ~ Sello inmovilizante. He intentado traducirlo del japonés, pero es imposible, me salen “Asente” y “Fubaku”, y traducirlo palabra por palabra tampoco sale nada… Curiosidad, “焦天”, lo he traducido del chino-español (me aparece que es chino con “detectar idioma”) y me sale Día de Coca-Cola.
7 “Soaring Four Wing Blades” ~ Cuatro cuchillas aladas ascendentes (?).
8 “Restrain” ~ Contener.
9 “spectating” ~ observar.
10 “Camouflage” ~ Camuflaje.
11 “Prediction” ~ Predicción.
12 “fight back” ~ contraatacar, tomar represalias, defenderse.
13 “Final Prison” ~ Prisión final/definitiva.
14 “Holy Interruption” ~ Interrupción sagrada/santa.
15 “Stone Spear” ~ Lanza de piedra/roca.
16 “skew” ~ torcido, sesgado, inclinación, distorsión, torcer, desviarse… Ni idea de qué hizo con la lanza.
17 “Wind Bomb” ~ Bomba de viento/aire.
18 Dos de los Cuatro Bastardos han recibido su merecido. ¡Hurra!
19 Estos tipos de personajes no saben lo que es subestimar al enemigo, debido a que “soy el Héroe, nadie puede conmigo”, hasta que sus compañeros mueran.
20 “Focus” ~ Concentrarse. “Ten Thousand Heavens” ~ Diez mil cielos. Puede que tenga otro tipo de traducción más figurado, pero no se me ocurre nada.
21 “With the current flow”, no encuentro una traducción sobre esto, por lo que me invento algo…
22 “Heavenly Downpour” ~ Diluvio/Chubasco/Aguacero/Chaparrón Divino.
23 “Converge” ~ Converger.
24 Aquí podría ir también combo de magias.
25 “Heavenly Claws Downpour” ~ Diluvio de Garras Divinas.
26 “Heaven Might” ~ Fuerza Celestial.

8 Responses to Arifureta v8 c2

  1. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  2. santiago says:

    gracias por la traduccion

    Like

  3. FamaHack says:

    Kouki se gano mis respetos😀 Buena pelea.
    Gracias por la traducción (medio tarde, pero bue)

    Like

    • saguix says:

      ese tipocasi condena a sus compañeros por su orgullo estupido, si no bera sido por shizuku hubieran muerto todos :v

      Like

  4. Orley Serna says:

    Gracias

    Like

  5. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

  6. pavelnemesis says:

    ese héroe no es buen líder, solo un chico orgulloso con complejo de superioridad que cree merecerse todo.

    Like

  7. Ecle Chan says:

    este Kouki parece que no ha aprendido de lo que pasó anteriormente *suspiro* ¿cuántos Hajime tendrán que sufrir por su orgullo?. Estos chicos al entrar a ese espacio… tan tranquilo ¿acaso no han escuchado que mientras más tranquilo es el bosque más peligroso es?

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s