Unborn v1 c0

Agradecimientos a Binhjamin.


Prólogo

 

Verenia miró al pequeño niño en sus brazos y luego por la gran ventada hacia las luces que destellaban en la distancia. Fuera de allí, su querido Ele estaba luchando contra imposibles números para ganar tiempo para ella y salvar a su hijo. El día que había elegido amar a Ele, ella sabía que este día llegaría. Sólo había un precio por su crimen y esa era la muerte. Para los nobles y los dragones de este mundo era el mayor tabú. Fue hace miles de años cuando nació el hijo de ambos, la armonía entre humano y dragón, que casi había llevado al mundo a la ruina.

“Bien todo valió la pena”, dijo Verenia mientras miraba sonriente al bebé en sus brazos.

Espíritus del mundo, prestad atención a mi llamada y contestad mi deseo. Mientras las palabras fluían de su boca, ella sentía el creciente poder a través de su cuerpo. Entre los nobles, ella era una de las más fuertes en poder mágico, pero la cantidad que fluía a través de ella ahora estaba cerca de su límite. Sin importarle su propia seguridad, ella continuó. Oscuridad y luz, contestadme y construid un camino que nadie pueda seguir.

Verenia sintió el rumbo de su poder a través de su cuerpo mientras aparecía ante ella una pequeña masa blanca. Puso a su bebé en una pequeña cesta, ella lo empujó a través de ello[1] y rezó para que encontrase la felicidad en el otro lado.

Mientras el niño desaparecía, y el portal desapareció en un parpadeo, y Verenia se derrumbó en el suelo sangrando por los ojos, la nariz y las orejas. Su visión comenzó a hacerse borrosa, mirando de nuevo a donde su querido luchaba, ella dejó escapar una tensa sonrisa mientras su último aliento la dejaba[2].

*****************************

La luz se desvanecía y Neil sabía que sería casi imposible llegar a casa antes del anochecer. Suspirando interiormente, levemente se levantó de su asiento para tratar de aliviar un poco el dolor de la parte baja de su espalda cuando un fuerte rugido resonó a través del pequeño valle, como si hubiera caído un relámpago.

Grandes ráfagas de viento de repente atacaron y Neil se vio obligado a tirar sacar el carro de la carretera. Bajándose del asiento del conductor, Neil se fue un poco más lejos de la carretera y se sentó en una pequeña zanja para pasar la tormenta de viento.

Después de unos segundos, el viento se calmó y Neil se quedó desconcertado. Antes de que tuviera la oportunidad de adivinar lo que había sucedido, un sonoro ruido de un lloro se podía escuchar. Siguiendo el ruido, Neil encontró un niño pequeño tumbado en el suelo. “¿Ahora de dónde vienes?”, dijo Neil con una sonrisa mientras levantaba suavemente al niño en brazos.

El niño en sus brazos tenía los extraños ojos azules con las pupilas rasgadas[3] y su pelo era de un brillante plateado. Neil buscó a los padres del niño, pero cuando no encontró a ninguno, decidió que el niño era un regalo de los dioses. Él y su esposa habían estado tratando de tener un hijo durante años sin éxito, y ahora les habían concedido su deseo.


Siguiente capítulo »»


Notas

1 No sé si esto es cierto. La pequeña masa blanca es un portal. Más adelante dice “gate”, con lo cual… no estoy seguro…
2 “As the last of her life force left her” ~ mientras la última fuerza vital de ella la dejaba… Prefiero el último aliento…
3 Como las de un gato o serpiente.

One Response to Unborn v1 c0

  1. andrés says:

    ¿Ha alguien más le recuerda a Hercules (la de Disney)?

    Like

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s