Arifureta v3 c5

Agradecimientos a DisavateraMX.


El imperio y los héroes I

 

Nos remontamos un poco en el tiempo…

Alrededor del momento en que Hajime derrotó a la Hidra en un combate a muerte, el equipo de héroes había abortado temporalmente su limpieza de la mazmorra y regresó al Reino de Hairihi.

La velocidad de completado había caído debido a la falta de amplia inteligencia que tenían de los pisos hasta ahora, y también debido a la fuerza y astucia de los monstruos. Como tal, la intensa fatiga de los miembros había dado lugar – la conclusión era tomar un descanso y reposar.

Pero aunque la ciudad de Horuado habría sido buena para la recuperación, alguien fue enviado a su encuentro; tenían que regresar al palacio. Un emisario del Reino Hoelscher había venido con ganas de reunirse con los héroes.

¿Qué pasa con esta coincidencia?

Por naturaleza, casi no había pasado tiempo entre la llegada del oráculo del Dios Ehit[1] y la convocación de Kouki y compañía. Por esta razón, el imperio –que era un aliado y no realizó por sí misma la invocación– no sería capaz de reunirse con los héroes justo después de que fueran invocados.

Sin embargo, se pensaba que el imperio no se había movido, incluso después de saber de la invocación de los héroes. Esto fue debido a que el imperio había sido fundado hace 300 años por famosos mercenarios, convirtiéndose en una ‘tierra santa’ para aventureros y vendedores de espadas, con su sistema meritocrático.

Para ellos, hablar con un grupo de héroes que de repente aparecen y guían a la humanidad era poco convincente. La Iglesia también estaba en Hoelscher, y como tal no era una excepción el tener creyentes, pero eran menos devotos que los de Hairihi. La mayoría de sus habitantes eran o mercenarios o estaban involucrados en el negocio, y como tal eran los que valoraban más las ganancias sobre la fe. En todo caso, esto era sólo una historia; difícilmente harían de ellos fervientes creyentes.

En base a eso, era posible que habían quitado importancia a la reunión de Kouki y resto justo después de su invocación. Por supuesto, ellos no estaban en contra de mostrar abiertamente una actitud reverente hacia DIos en frente de la iglesia. Mientras Hairihi habría sido feliz por patrocinar tal reunión, el imperio –particularmente Su Majestad Imperial– no se había interesado, y como tal no había participado.

Sin embargo, el hecho de que esta incursión en [Orcus Dungeon] había logrado atravesar el piso 65, superando el anterior récord, despertó el interés del imperio. Así que enviaron a decir que les gustaría conocerlos, y tanto la iglesia y Hairihi se apresuraron a ponerse de acuerdo.

Después de que esta noticia fuera meticulosamente relatada a Kouki y compañía en el carruaje, llegaron al palacio.

El carruaje entró en el palacio, y al descender de él vieron una figura de un chico viniendo hacia ellos. Tenía alrededor de diez, y un rubio pelo y ojos azules. La atmósfera alrededor de él era similar a Kouki, pero con mucha más malicia en ella. Este era Randell SB Harihi, príncipe del reino. Su aire podría ser comparada a la de un perro con orejas caídas y moviendo la cola mientras corría hacia ellos llamando en voz alta:

“¡Kaori! ¡Has conseguido volver! ¡He estado esperando!”

Por supuesto, Kaori no era la única aquí, toda la expedición estaba presente en todo su fuerza. Para ellos, era fácil imaginar los sentimientos que tenía Randell con sólo mirar su actitud – aparte de Kaori no vio a nadie más.

De hecho, el príncipe Randell había estado haciendo agresivos acercamientos hacia Kaori desde el día que fueron invocados. Dicho esto, sólo tenía diez. En su visión, él sólo podía ser reconocido como un niño emocionalmente apegado, y no había ni rastro de que sus sentimientos maduraran más allá de eso. Para una persona con una innata bondad en ella, él sería como un lindo hermano menor.

“Ha pasado un tiempo, Su Alteza.”

(Notal del T/N: Ella dice ‘Randell-dono’, pero soy del tipo de traductor que tiene ataques silbantes[2] cuando pongo palabras al azar en japonés en la oración cuando el equivalente en Inglés sirve perfectamente bien.)

La cola imaginaria se movía furiosamente hacia arriba y abajo hacia su pequeña sonrisa, mientras Randell al instante se puso rojo. A pesar de eso, se las arregló para hacer una masculina expresión antes de hacer otro ‘acercamiento’ hacia Kaori.

“Ah, de hecho ha pasado un largo tiempo. Cuando dijiste que ibas a la mazmorra, me sentí como si hubiera muerto. ¿Fuiste herida? Si fuera más fuerte, nunca te dejaría hacer tal cosa…”

Randell se mordió el labio en enfado. A pesar de que Kaori se negó a ser solamente protegida, los reconfortantes sentimientos del chico sólo causaron que sus mejillas se ablanden.

“Gracias por tu preocupación. Pero estoy bien, ¿sabes? Deseo hacer esto.”

“No, Kaori no es adecuada para luchar. D-debería, ya sabes, haber cosas más seguras que puedas hacer.”

“¿Cosas más seguras?”

Kaori inclinó la cabeza ante sus palabras, y ante esto, se volvió de un color rojo aún más profundo. Observando este divertido intercambio desde un lado, Shizuku sólo podía sonreír con ironía mientras consideraba el valiente ‘acercamiento’ del joven.

“Mmgmm. Por ejemplo, ¿qué te parece siendo una sirvienta? Puedes trabajar exclusivamente para mí, a partir de hoy.”

“¿Como sirvienta? Lo siento, pero soy una sanadora…”

“E-entonces, yendo al Instituto Médico también está bien. No hay necesidad de ir a lugares peligrosos como las mazmorras o las líneas del frente, ¿no?”

El Instituto era un hospital estatal, situado justo al lado del palacio real. En resumen, Randell odiaba estar lejos de Kaori. Sin embargo, los sentimientos del joven no afectarían la obstinación de Kaori.

“No, no seré capaz de curarlos inmediatamente si no voy al frente. Gracias por preocuparte por mí.”

“Uu…” Randell gimió suavemente, dándose cuenta de que no cambiaría la determinación de Kaori.

“Su Alteza, Kaori es mi preciosa amiga de la infancia. ¡Mientras esté cerca, definitivamente seguiré protegiéndola!”

Desde el punto de vista de Kouki, él estaba siendo al 100% bueno en consolar al joven, pero estas palabras no eran las adecuadas para ese momento. En los ojos del enfermo de amor Randell, esto fue traducido como:

“No voy a dejar que mi mujer me abandone. ¡Definitivamente no entregaré a Kaori a nadie!

(Nota del T/N: La primera parte era poco fiable, ya que mi capacidad de reconocer esa variante en el kanji para “mano” estoy actualmente fallando en ella.)

El héroe y la sanadora acurrucándose íntimamente – esa era probablemente una imagen en su mente. Su expresión se retorció en molestia, Randell declaró ‘tú eres mi enemigo mortal’ mirando amenazadoramente a Kouki. Para él, se veían como amantes.

“¿Qué estás diciendo? No piensas nada de enviar a Kaori a lugares peligrosos. ¡No perderé ante ti! Kaori estando conmigo es la mejor decisión.”

[Nota del T/N: Cerdo chauvinista, él utiliza la palabra kimatteiru, lo que indica una decisión sin introducir al objetivo. Por ejemplo “Se ha decidido” frente a “Yo/tú lo has decidido”.]

“Umm, bueno.”

Ante las hostiles palabras que Randell dijo, Kaori se quedó sin palabras y sólo sonreía débilmente, mientras Kouki se quedó sin habla. Shizuku, viendo a Kouki así, sólo podía suspirar.

Antes de que Kouki pudiera decir nada más para agravar el ya enfadado y gruñente príncipe, una fresca pero autoritaria voz sonó.

“Randell. Compórtate. ¿No ves que Kaori está preocupada?”

“¡H, hermana mayor!… ¡P, pero!”

“No hay peros. A pesar de que todos están cansados – para detenerlos en este lugar… ¿quién es el que no está pensando en los demás?”

“Ugh… ¡P, pero!”

“¿Randell?”

(Nota del T/N: Me imagino a ella proyectando una especie de aura oscura hacia él ahora mismo.)

“¡R..recado! ¡Lo recuerdo, tenía que hacer un recado! ¡Discúlpenme!”

Negándose a admitir su error, Randell dio media vuelta y huyó. Al ver su espalda desvanecerse de su vista, la princesa Liliana habló con un suspiro.

“Kaori, Kouki-san, lo siento por mi hermano. Mis disculpas en su nombre.”

Liliana bajó la cabeza mientras decía eso, lo que la hizo hermosa, haciendo fluir hacia abajo su pelo rubio ordenado.

“Mm, no te preocupes por eso, Lili. El príncipe Randell sólo estaba preocupado.”

“Estoy de acuerdo. Sin embargo, no entiendo por qué se enfadó… No dije nada grosero por lo que tenga que disculparme.”

Kaori y Kouki dijeron esto mientras Liliana sonreía levemente. Entendiendo bien el amor de hermanos entre la hermana mayor y su hermano menor, Kaori simpatizaba con Liliana, en cierta medida por tener a un hermano completamente ignorante de sus sentimientos. Por encima de todo, era importante que el “enemigo mortal” sabía que ella estaba separada de este asunto.

Por cierto, las reuniones entre Randell y su ‘enemigo mortal’ causarían un gran revuelo… pero eso es otra historia.

Liliana era una talentosa dama de catorce años. Pelo dorado y ojos azulados, ella era tanto hermosa como popular entre la gente. Seria, pero no demasiado obstinada, y buena leyendo el estado de ánimo, era incluso capaz de interactuar abiertamente con los sirvientes.

Ella, como princesa y como persona, había estado muy ansiosa en cuanto al estado de Kouki y los demás estudiantes invocados. Esto fue debido a un sentimiento de culpa por arrastrarlos a los problemas de su mundo, lo que debería haber sido de su preocupación.

Por esa razón, ella tomó la iniciativa para conocer a los estudiantes, y no había pasado mucho antes de que se volvieran bastante conocidos. Ella se llevaba especialmente bien con Shizuku y Kaori, que tenían alrededor de la misma edad que ella, hasta este punto, habían dejado de usar honoríficos, eligiendo hablar casualmente unas con otras e incluso dándose apodos.

“No, Kouki-san. No hay necesidad de preocuparse por Randell. Él sólo tiende a ser un poco imprudente. Más importante… Una vez más, bienvenidos de nuevo. Me alegro mucho de que todos regresaran sanos y salvos.”

Diciendo esto, Liliana sonrió suavemente. Incluso los compañeros que estaban de pie cerca de bellezas como Kaori y Shizuku se sonrojaron cuando vieron su sonrisa. Había una refinada elegancia de la realeza en ella, cosa que las dos no tenían, algo que las mujeres más jóvenes no podían competir con usar solamente la belleza.

De hecho, el grupo de Nagayama y el grupo de delincuentes estaban rojos por tener sus corazones robados; incluso los miembros femeninos tenían coloradas levemente las mejillas. Para los ordinarios estudiantes de hoy en día, el aura de una fidedigna princesa del otro mundo era demasiado. Los que podían soportarlo, como Kaori y los que ya son cercanos a la princesa, eran anormales en este sentido.

“Gracias, Lili. Tu sonrisa ha quitado mi cansancio. Yo también me alegro de verte”, Kouki dijo tales líneas afectivas con una refrescante sonrisa. A pesar de que se ha repetido a menudo, Kouki no tenía ningún motivo oculto al decir esto. Él estaba verdaderamente contento de estar vivo, y para reunirse con una amiga de nuevo – él sólo estaba patológicamente inconsciente de los efectos de sus palabras y las acciones que tenían.

“¿D, de, de verdad? U, um…”

Como princesa, Liliana estaba acostumbrada a los cumplidos y halagos ofrecidos por la alta burguesía, los emisarios imperiales y la gente de las ciudades y pueblos. Como tal, ella se había entrenado a sí misma para convertirse en una experta en mirar más allá de estas máscaras y discernir sus verdaderas intenciones. Así ella podía ver que no había tales cosas en las palabras de Kouki. No acostumbrada a tales experiencias fuera de su familia, las mejillas de Liliala también se volvieron rojas, y ella se puso nerviosa e incapaz de responder.

Kouki, como de costumbre, simplemente siguió riendo y sonriendo, sin darse cuenta de todos los efectos que su comportamiento tenía. Y como era de esperar, esto causó que Shizuku suspirase profundamente. Alguien preocupante había tomado el escenario, y sin embargo, la persona misma fallaría decididamente a darse cuenta de ello.

“Um, de todos modos, gracias a todos por su arduo trabajo. Los preparativos para la comida y los baños se han completado, así que por favor, como si estuvierais en casa. Los emisarios imperiales se tomarán unos días más  en llegar, por lo que no necesitáis preocuparos por eso.”

Habiendo recuperado su equilibrio, Liliana les instó a esto.

Mientras Kouki y los demás estaban mostrando la fatiga que acumularon en la mazmorra, el grupo que había quedado atrás escuchó la derrota del Behemot y gritos de júbilo salieron de ellos. Después de esto, el número de personas que regresaron al frente aumentó. El título de Aiko-sensei de “Diosa de la Fertilidad” también se convirtió en algo de interés en este punto, lo que la hizo retorcerse mucho.

Kouki y los demás lentamente dejaban descansar sus cuerpos, que se habían agotado de la incursión.

Pero, interiormente, Kaori no descansaba; ella deseaba volver a la mazmorra.


«« Anterior capítulo | Siguiente capítulo »»


Notas

1 El traductor de JAP→ENG es otra persona, con lo cual los nombres también cambian. Horald→Horuado, Eth→Ehit.
2 ¿Qué es “hissy fits”?

Capítulo realizado con sueño y cansancio, está bien traducido al 60%.

5 Responses to Arifureta v3 c5

  1. Pingback: Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

  2. santiago says:

    gracias por la traduccion

    Like

  3. Orley Serna says:

    🙂

    Like

  4. kvchiheisen says:

    Aiko sensei tambien es muy sospechosa, ya saben, mejor sospechar en quien menos sospechan todos. Quien sera ese “tipo”? El hecho de que en japones el termino que se usa puede ser masculino o femenino me hace arrancar los cabellos del suspenso! Gracias por el capitulo Unknown!

    Like

  5. Pingback: [Novela] Arifureta [96/??][Vol.10 Cap.06] – TuAnimeFreeBlog

¿Algún comentario?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s